domingo, 18 de febrero de 2018

Los años van pasando...

Estos últimos días han estado plagados de recuerdos para mí.
El jueves, el Atlético de Madrid regresaba, cinco años después, a la competición que volvió a hacerle grande. Desde el 21 de febrero de 2013 no jugaba la UEFA Europa League, día en el que fue eliminado en dieciseisavos por el Rubin Kazan (0-2).
Pero sólo nueve meses antes, había logrado en Bucarest el primer título de Simeone, de la mano de un enorme Falcao (3-0 al Athletic); y el 12 de mayo de 2010 recuperó la memoria en Hamburgo, tras catorce años de amnesia, y volvió a levantar un título (2-1 al Fulham).
OCHO AÑOS DE HAMBURGO, OCHO AÑOS DE GODÍN
Han pasado ya ocho años de aquella noche histórica en el Hamburg Arena. Los mismos que lleva Diego Godín en el Atleti, que firmó apenas tres meses después con los rojiblancos.
Este viernes 16 de febrero, el uruguayo cumplía 32 años. Lleva once en España y ocho como atlético. Como decía en el tuit con el que le felicité, en este tiempo Godín se ha dejado los dientes por el Atleti, se ha dejado la nariz, pero, sobre todo, se ha dejado la cabeza y el corazón ("Coraje, corazón y cabeza", ya saben) por nuestro escudo. El charrúa volvía el jueves (protector bucal mediante) a defender nuestros colores. Y lo hacía con el brazalete de capitán, imagen que ya comienza a convertirse en habitual (no en vano lleva tres años como segundo capitán).

GODÍN CUMPLE LOS AÑOS EL MISMO DÍA QUE MI ABUELITO
Curiosamente (las casualidades no existen), Diego Godín cumple los años el mismo día que una de las personas más queridas de mi vida, mi abuelo. Este viernes, mi abuelito Emilio hubiera cumplido 92 años. Por desgracia, pronto sumaremos seis años sin él, y estos días he recordado su último cumpleaños con nosotros.
La UEFA, mi abuelo y Godín se han juntado este 16 de febrero para hacer a mi memoria retrotraerse a ese mismo día del año 2012.      

UN 16 DE FEBRERO DE 2012, EL ATLETI JUGABA EN ROMA CONTRA LA LAZIO
Lo recuerdo como si fuera ayer, sentado frente al televisor en el salón, con mi abuelo a mi izquierda en el sofá, y junto a él mi tío Emilio, leyéndole algunos recortes de prensa (mi abuelo hacía muchos años que no podía leer, ya que estaba prácticamente ciego).
El día de su 86 cumpleaños, el Atleti jugaba en Roma ante la Lazio. Antes habían visitado al Papa, lo cual para mi abuelito era un motivo de orgullo, ya que siempre fue muy religioso. Todavía recuerdo la ilusión que le hizo una medalla del Papa Juan Pablo II que le traje precisamente de Roma tras un viaje.

"YA VERÁS CÓMO GANAN POR MI CUMPLEAÑOS"
“Ya verás cómo ganan por mi cumpleaños”, me aseguró esa tarde. “Tranquilo, seguro que remontan”, me animó después, cuando los laziales se adelantaron con un gol de Klose a los 20 minutos. Y remontó. Y con cada uno de los tres goles rojiblancos (Adrián y dos de Falcao), me estrechaba la mano con su sonrisa bonachona y me decía convencido: “¿Ves? Ya te lo dije yo”.

También por eso el partido de Copenhague me hizo rememorar esa victoria en Lazio. El Atleti remontó con solvencia un 1-0 en contra y terminó sentenciando la eliminatoria, lo que me dejó cierto regusto amargo por pensar que en la vuelta en nuestro estadio nos esperaba un partido descafeinado (soy así, no puedo evitarlo). En aquella vuelta, por cierto, ganamos 1-0 y el autor del único gol fue Diego Godín. Veremos si se repite la historia.

MI ABUELITO Y GODÍN, BUENAS PERSONAS
Por signo del Zodiaco, mi abuelito y Godín son Acuario. Dicen de los Acuarios que son personas honestas, leales, humanitarias, independientes... a las que les gusta luchar por las buenas causas y con un fuerte sentido de la convicción y de la verdad. No creo en estas cosas, pero sí puedo decir que tanto mi abuelo como Diego eran/son buenas personas.

ME INCULCÓ EL VALOR DE LA FAMILIA
Mi abuelito siempre me inculcó el valor de la familia. Luchó mucho para sacar adelante a sus cinco hijos y a su mujer, y ya de mayor nunca se cansó de repetirme la importancia de que ayudara a mi madre. De hecho, a día de hoy debo reconocer que si me considero una persona familiar es, en gran medida, por esa serie de valores de los que me imbuyó mi abuelito.
GODÍN CELEBRA SU CUMPLEAÑOS JUNTO A SUS PADRES
En el caso de Godín, en estas fechas, como cada año, disfruta de unos días junto a sus padres Julio e Iris, que vienen a visitarle desde Uruguay para celebrar junto a su hijo su cumpleaños.
Hace tres años, tuve la fortuna de poder coincidir con Godín en esos días y entrevistar a sus padres en persona en la casa de Diego.
Lejos de tener la sensación de estar en la casa de una estrella del fútbol rodeado de una familia estirada, su sencillez, su amabilidad y su cercanía me hicieron sentir comodísimo.
Una de las primeras cosas que hizo Diego cuando llegó a profesional fue comprar a sus padres "un pedazo de campo en Rosario, y mi padre, como le gusta y sabe, tiene ganadería y allí está al mando".

EL AMOR DE GODÍN POR SUS PADRES
Sólo me hicieron falta unos minutos viendo interaccionar a Godín con sus padres para darme cuenta de ese amor que el uruguayo profesa por sus progenitores. Y, como relato en el libro, tuve el enorme privilegio de vivir in situ cómo Diego se quedaba literalmente sin palabras, y debía tragar saliva con un nudo en la garganta, cuando me contaba que lo primero que hizo cuando le convocaron para debutar con el primer equipo del Atlético Cerro fue llamar a sus padres. "Era un poco devolverles todo lo que habían hecho por mí. Pensar en el orgullo que podrían tener ellos al ver que yo había llegado a Primera División fue... impresionante", me contaba aquel día, antes de que la emoción le impidiera continuar.

OJALÁ MI ABUELITO ESTUVIERA AQUÍ...
Los años van pasando, y son muchas las veces en los que uno piensa "cómo me hubiera gustado que mi abuelito pudiera ver esto". Mis crónicas en la COPE, mi llegada como jefe de prensa al Ayuntamiento de Parla, el libro de Godín... Lo que habría dado porque mi abuelito hubiera podido estar en la presentación del libro y haberle presentado a Diego.
Mi abuelito, fan número uno de las crónicas de su nieto en el blog, “la flor y nata del periodismo”, “la pluma más acerada de todo Getafe” (este tipo de frases me dedicaba), cuánto orgullo habría sentido por ver que escribía la biografía de uno de los jugadores más importantes de la historia del Atlético de Madrid.

CON MI ABUELITO, YO ERA MEJOR PERSONA
Mi abuelito pasó sus últimos meses de vida en mi casa, con mi madre, mi hermano y yo. Pero sus últimos años vivió en casa de mi tía, en San Blas (muy cerca del Metropolitano). Allí, cada viernes, sin falta, acudía a leerle aquellas noticias que había hecho en EFE que pensaba que le podían interesar más, o a ponerle las narraciones del Almería (él era de Adra) que hice en mi época en Marca TV. Echando la vista atrás, puedo decir que yo mismo era mejor persona cuando mi abuelito estaba en mi vida.
Perdonen la vena sentimental. Uno también se va haciendo viejo... Sólo espero que ojalá que mi abuelito esté viéndome allá desde el cielo.  

martes, 13 de febrero de 2018

Mientras hay Liga hay esperanza

JORNADA 23
MÁLAGA 0-1 ATLÉTICO
Goles: Griezmann.
El Atleti le ha recortado cuatro puntos al Barça en las dos últimas jornadas. “¡Hay Liga!”, se apresuraban a decir ayer los optimistas y todos aquellos que quieren que este campeonato tenga algo de vidilla. Los culés acababan de empatar 0-0 en el Camp Nou ante el Getafe, resultado bastante inesperado, lo que se suma al tropiezo de la semana pasada en Cornellá (1-1).

Ahora muchos se acuerdan de ese mal despeje de Koke contra el Girona (1-1) o de ese gol anulado a Godín por un supuesto empujón precisamente en Cornellá (1-0). Únicamente esos dos han sido los tropiezos de los rojiblancos en las once últimas jornadas. Pero no se puede ganar siempre, eso está claro.

HASTA LA JORNADA 12 EL ATLETI ACUMULABA 6 EMPATES
Desde la jornada 12, cuando el Atleti sumaba tantas victorias como empates (seis), los del Cholo han logrado más puntos que el Barcelona. Hay quien dice que estas clasificaciones parciales no significan nada, que es como aquello de que el Madrid sería líder si sólo se jugaran las primeras partes. Pero creo que comparar tablas hechas sólo en base a una parte de cada partido, con una serie de jornadas que equivalen a casi un tercio del campeonato, no tiene nada que ver. Los tramos de partidos marcan tendencias, al alza o a la baja. Por algo en muchos medios se destacan antes de cada partido los últimos cinco resultados de cada equipo.

EN LAS ÚLTIMAS ONCE JORNADAS, EL ATLETI SERÍA LÍDER
Pues bien, desde la jornada 12 el Atleti sería líder (28 puntos) con tres puntos de ventaja sobre el Barça (25).
Desde esa jornada, la distancia entre ambos equipos ha fluctuado entre los once y los seis puntos a favor de los catalanes. Quien salga primero de la serie de las últimas once fechas es anecdótico. El dato, eso sí, marca que ambos se mantienen en la pelea con cierta igualdad.

EIBAR Y ALAVÉS, DEL DESCENSO A LA CHAMPIONS
Pero especialmente sintomático es ver cómo equipos que en esa jornada doce estaban entre los cuatro últimos clasificados, ahora estarían entre los cuatro primeros: el Eibar sólo ha sumado un punto menos que el Barça desde entonces (24), y el Alavés ha conseguido 19 puntos. Mucho mérito.
En el lado opuesto, el Valencia sólo ha logrado 13 puntos de 33 (pasaría de ser 2º a 14º) y la Real Sociedad apenas 8 puntos (bajaría del 7º puesto al 17º…). 

EL ATLETI SE ABONA AL "UNOCERISMO" (Ocho veces)
Son tendencias. Como que es una tendencia incuestionable y recurrente que el Atleti gane por 1-0, 0-1. El del sábado fue el octavo partido en el que los de Simeone vencieron por este marcador, con lo que se destaca ampliamente como líder del “unocerismo”. Le siguen Espanyol y Leganés con la mitad de victorias por 1-0, cuatro cada uno. Un “unocerismo” que sigue afianzando también a Jan Oblak como Zamora con sólo nueve goles encajados, por los once de Ter Stegen y los 21 del tercer equipo menos goleado, el Getafe.

GRIEZMANN PARECE MÁS ENCHUFADO
El equipo volvió a no jugar bien en La Rosaleda. Encontró el gol pronto, prontísimo (a los 40 segundos) en un rechace en el que Griezmann estuvo muy atento y resolvió con sutileza (0-1). El francés (censurables gestos aparte, como el de la semana pasada ante el Valencia) parece mucho más enchufado. Ha marcado cuatro goles en los últimos cinco partidos (hasta entonces había metido ocho tantos en toda la temporada) y, sobre todo, se le está viendo un alto compromiso en el campo y una notable lucha en las tareas defensivas. 

NO SE DISPARÓ MÁS A PUERTA... EN EL CAMPO DEL COLISTA
Los rojiblancos aguantaron la ventaja sin muchos sobresaltos, Oblak apenas tuvo que hacer una intervención de mérito (una gran mano a falta de Rosales), pero lo preocupante es que se marcharon sin disparar más a puerta… en el campo del colista.
Diego Costa luchó, pero estuvo gris; nadie llegó desde segunda línea (Vitolo desaparecido, en la primera mitad; y Correa malogró de forma torpe un contragolpe llevado por Torres, en la segunda); y sólo destacaron los buenos centros de Vrsaljko (una vez más), la vuelta de Filipe Luis y la seguridad del tándem formado por Giménez y Lucas.

HACE DOS AÑOS SE RECORTARON NUEVE PUNTOS AL BARÇA
El Atleti no enamora, pero ahí sigue. Ha llegado a estar a once puntos del Barça, una distancia que parece irremontable ante un conjunto de la fiabilidad del blaugrana. Pero no hace tanto que ya enjugó a los culés una diferencia similar. Fue en la recta final de la 2015-2016, hace menos de dos años, y en sólo tres jornadas (de la 31 a la 33) el Atlético de Madrid hizo desaparecer una ventaja de nueve puntos del Barça de Luis Enrique.
El Atleti sumó las tres victorias, mientras que los blaugranas cayeron de forma consecutiva con el Real Madrid (1-2), la Real Sociedad (1-0) y el Valencia (1-2).

LA IMPORTANCIA DEL ENFRENTAMIENTO DEL CAMP NOU
Quedaban cinco jornadas, y el Barça ya no volvió a fallar. El Atleti no pudo pasar de colocarse empate a puntos en el liderato, pero nunca se puso primero. ¿Por qué? Por el goal average particular. Esa temporada, el equipo catalán se impuso a los del Cholo tanto en el Calderón (1-2) como en el Camp Nou (2-1).
Por ello, es tan importante el encuentro crucial que se disputa el 4 de marzo en la Ciudad Condal: Barça-Atleti. El enfrentamiento particular es decisivo, y más cuando vas por debajo. En la primera vuelta el resultado fue de tablas (1-1, Luis Suárez empató al final), con lo que una victoria colchonera sería un enorme espaldarazo para las aspiraciones al título.

Y SON DOCE AÑOS SIN GANAR ALLÍ
Pero, como ya publiqué en Twitter hace sólo una semana, el Atleti ya suma doce años sin conseguir un triunfo en el Camp Nou. Los dos últimos, consecutivos, llegaron precisamente con un joven Fernando Torres como protagonista, que firmó sendos dobletes en la 2004-05 (0-2) y en la 2005-06 (1-3).

¿PODRÁ RECORTAR ESTA DISTANCIA EL ATLETI?
¿Será capaz el Atleti de volver a vencer en feudo blaugrana? ¿Podrá mantener o acortar los siete puntos de diferencia actuales en las tres próximas jornadas (hay que recibir al Athletic y al Leganés -entre semana- y visitar el siempre difícil Sánchez Pizjuán; mientras que el Barça viaja a Eibar y a Las Palmas y recibe al Girona)? Y la pregunta que todos se hacen ¿Hay Liga? 


viernes, 26 de enero de 2018

¿Qué falló en el Pizjuán? Balones buenos, malos y porcentaje de acierto de los 14 de rojiblanco

COPA DEL REY- CUARTOS
SEVILLA 3-1 ATLÉTICO
Goles: Griezmann.
Se acabó la Copa. Con la Liga a once puntos de un Barça intratable y eliminados de la Champions, el sueño más ilusionante, al menos para mí, era levantar la Copa del Rey en el Metropolitano. Pero estas ensoñaciones se esfumaron en el Sánchez Pizjuán, principalmente por una segunda parte horrible, que voy a intentar diseccionar a continuación.
La eliminatoria se puso muy cuesta arriba por diez minutos nefastos en la ida, está claro, pero el pase a las semifinales estuvo muy vivo hasta el descanso de Sevilla. En la primera parte, quitando el mazazo del gol encajado a los 25 segundos (en una jugada en la que los colchoneros defendieron con la vista), el Atleti mereció ganar. Al golazo de Griezmann se le unieron otras cuantas buenas oportunidades, mientras que el Sevilla sólo llegó una vez más a la portería de Moyá. Así que creo que es indudable que la clasificación se enterró en los segundos 45 minutos del Pizjuán, por lo que voy a analizarlos.

HE CONTADO LOS BALONES BUENOS/MALOS DE CADA JUGADOR
Como soy un poco masoquista, me he tomado la molestia de volver a ver con detenimiento (mucho) la segunda parte de Sevilla, y apuntar todas las acciones de los jugadores del Cholo, para dividirlas entre balones buenos (pases acertados, disparos o centros con peligro, despejes providenciales) y balones malos (pases errados, disparos fallados o despejes erróneos); y, por supuesto, para medir la participación de cada uno de los futbolistas rojiblancos y su ascendencia en el juego.

EL HOMBRE QUE MÁS TOCÓ LA BOLA EN LA SEGUNDA PARTE: LUCAS(33)
En cierta forma me ha sorprendido comprobar que el jugador más participativo y con uno de los porcentajes de acierto más altos fue Lucas. Desde el lateral izquierdo, el francés tocó la bola en 33 ocasiones y en sólo 4 de ellas de forma errada (un 88% de acierto). Lucas tuvo muchísimo trabajo por su banda, con las incursiones de Navas y la presencia de Sarabia, pero lo solventó con éxito en la mayoría de lances. Sacó un centro peligrosísimo de Navas aún con 2-1, se mostró agresivo en las recuperaciones, tuvo algún cruce decisivo para cortar contragolpes hispalenses, y, aunque no se prodigó en ataque, casi todos los pases que hizo acabaron en las botas de sus compañeros.    

KOKE INTERVINO 27 VECES, PERO EN ZONA DE NADIE
Después de Lucas, Koke fue el hombre que más entró en juego. Participó en 27 oportunidades con ocho pases mal (70% de acierto), algunos de ellos en lo que a priori eran balones fáciles. No fue decisivo en el juego en ningún momento, se tuvo que meter demasiado entre los centrales para sacar la bola, y protagonizó la jugada más sintomática del naufragio del Atleti. Cuando intentaba lanzar una contra, dio un pase entre Torres y Carrasco que terminó en tierra de nadie, después de que el belga tirase para delante y el fuenlabreño amagara con ir y con volver, y al final la pelota acabó fuera de banda. Un despropósito.

TORRES, DESAPARECIDO: TOCÓ 8 BALONES, SÓLO 3 BIEN
Precisamente Torres y Carrasco fueron de lo peor de los colchoneros. En 38 minutos, el delantero apenas tocó el balón ocho veces, y sólo tres de ellas bien (37% de acierto). De hecho, tras algún control errado y un pase sin destinatario, el fuenlabreño no tocó su primer balón bueno hasta el minuto 77 (llevaba 22 minutos sobre el campo...), en una dejada de cabeza. El Niño estuvo ausente y su participación en el juego fue nula.

CARRASCO INTERVINO EL DOBLE, LA MITAD DE VECES, MAL
El doble participó Carrasco, 16 veces, aunque muchas de ellas, todo hay que decirlo, ya con el partido sentenciado (después del 3-1), cuando probó a Sergio Rico con un derechazo, y disparó en otra ocasión desviado. El belga intervino con acierto sólo en nueve oportunidades (56%) y la mayoría de sus centros al área e intentos de regate se quedaron en nada.

Y GAMEIRO APARECIÓ 7 VECES EN 45 MINUTOS
Sólo un jugador intervino menos que ellos dos, Kevin Gameiro, lo que da cuenta de la escasa producción ofensiva de los colchoneros. El francés sólo apareció siete veces, eso sí, todas con éxito (100%). Salvo un cabezazo centrado, la mayoría de sus intervenciones vinieron retrasándose a banda derecha y sin ningún peligro. 

GRIEZMANN RIFÓ HASTA 8 BALONES Y NO VOLVIÓ A TIRAR
Tampoco estuvo fino en el segundo acto el otro atacante, Griezmann. Después de una primera parte notable, tras la reanudación el galo tuvo el esférico en su posesión en 21 ocasiones, tocándola bien 13 veces (62%). Volcado en el flanco derecho, perdió muchos balones (8) rifando la pelota con pases al primer toque con destino a ninguna parte.

SAÚL POR LA IZQUIERDA, EL MÁS PELIGROSO
Saúl fue el futbolista más peligroso de los de Simeone. Pegado a la banda izquierda sacó varios centros envenenados, especialmente el que acabó en pies de Correa y que marró el argentino. Intervino en 23 oportunidades, 16 bien (70%), luchó y robó muchos balones en medio campo (especialmente por arriba), y muchas de sus pérdidas vinieron sólo en centros que cortó la zaga sevillista. Lo intento constantemente y su principal lunar fue el penalti. En una jugada  que podía haberse quedado en un cuerpeo por proteger el balón, tuvo la mala fortuna de que su hombro impactó en la cara de Correa.

CORREA, NEGADO DE CARA AL GOL
El otro Correa, el colchonero, fue uno de los grandes damnificados del encuentro. Simeone le sustituyó a los quince minutos después de que tocase apenas tres balones, sólo uno bien (33%), y de que fallase la ocasión del partido, tirando a romper cuando se quedó solo ante Rico. Seguro que, antes de reventarla, pasó por la cabeza del argentino el gol que erró el sábado ante el Girona después de, entonces, intentar picarla con suavidad. Angelito está negado de cara al gol y el equipo lo padece.

BANEGA, EL MUDO Y SANABRIA SE COMIERON AL ATLETI
En líneas generales, el Atleti perdió la batalla del medio campo. Banega se gustó y manejo el partido a su antojo, el Mudo Vázquez hizo mucho daño con sus llegadas desde segunda línea y las entradas por banda de Correa y Sarabia fueron un constante quebradero de cabeza para la zaga colchonera.

THOMAS PERDIÓ TRES BOLAS SEGUIDAS, UNA DE ELLAS LA DEL 3-1
De una combinación entre Vázquez y Sarabia llegó el 3-1 definitivo. La jugada se origina en una grosera pérdida de balón de Thomas quien, tras caracolear en medio campo, terminó lanzando un pase que cortó Ben Yedder y acabó en una rapidísima contra que finalizó Sarabia. Hasta esos minutos no había estado mal Thomas. Saltó al campo en el 65 y en sólo 25 minutos fue de los más activos. Tocó 24 balones y 20 de ellos bien (83%), pero acumuló tres pérdidas casi consecutivas, entre ellas la del gol que dio al traste cualquier quimérica opción de remontada.   

GODÍN, EL TERCERO QUE MÁS LA TOCÓ
Exactamente los mismos números tuvo Diego Godín, 20 balones bien, 4 mal (83%). También de los más participativos (el Atleti sólo pudo tocar mayoritariamente en defensa), sacó de cabeza varios centros peligrosos del ataque andaluz y tuvo que bregar con Sarabia, Vázquez y Muriel. Protagonizó uno de los escasos remates del Atleti con 2-1, en un cabezazo que se perdió alto, y también perdió alguna bola intentando sacar el juego desde atrás.
En la jugada del 3-1 se emparejó con Sanabria y, conocedor de su zurda, le dejó libre el flanco derecho. Sin embargo, tuvo la mala suerte de que el disparo del madrileño se coló entre sus piernas.

VRSALJKO APENAS CENTRÓ
Del resto que jugaron los 90 minutos, Vrsaljko, que en la primera mitad sí estuvo más incisivo y puso dos centros muy peligrosos (en uno de ellos Gameiro no remató por poco), apenas hizo daño. Sólo un par de balones colgados que acabaron en córner, no desbordó y nunca apuró línea de fondo. Eso sí, su porcentaje de efectividad sólo lo supera Gameiro: 20 acciones, 18 buenas (90%).

MOYÁ HIZO UNA SOLA PARADA
En cuanto a Moyá, podría no haber saltado al campo y la diferencia no habría sido mucha. Estuvo a punto de cazar el penalti de Banega, pero no llegó; el gol de Sarabia ni lo vio; y apenas hizo una parada a un tiro blando y centrado del Mudo Vázquez. Tocó la bola diez veces, ocho de ellas bien (80%), la mayoría para sacar desde su portería.
En resumen, la segunda mitad del Atlético de Madrid en el Sánchez Pizjuán fue caótica y desoladora.

UN ATLETI DESDIBUJADO: GABI DESQUICIADO, GIMÉNEZ EN RIESGO...
Tras el gol fallado por Correa, no hizo ningún tiro a puerta hasta el 85 (ya con 3-1) con un disparo fuera del área de Carrasco. De medio campo para arriba sólo Saúl estuvo a la altura, los delanteros no existieron, Koke estuvo desafortunado y Thomas fallón. Los cambios no ayudaron y rompieron el dibujo (el Atleti acabó con una especie de 3-5-2). En gran parte, vinieron obligados, ya que Gabi (el equilibrio de este equipo) tuvo que ser sustituido desquiciado y con una amarilla. Habitualmente un hombre templado, su rifirrafe con Vázquez fue otro ejemplo de la desesperación rojiblanca.
Mientras que Giménez también tuvo que ser cambiado por tener una amarilla y estar merodeando la sombra de la expulsión. Un minuto antes de salir hizo una mano y el uruguayo, de sangre caliente, tenía un pique importante con Correa.

MUCHAS COSAS DEBEN CAMBIAR
Todo salió mal en una trágica segunda parte en el Pizjuán. Sólo Saúl y Lucas se salvan y muchas cosas deberán cambiar para agarrarse al único título posible, la UEFA Europa League. Entre ellas, algunos jugadores que han demostrado (no sólo en Sevilla, por supuesto) que la camiseta del Atlético de Madrid ya les queda un poco grande. Otros, incluso, jamás deberían haberla vestido. Las notas, a finales de mayo, pero habrá que hincar muchos codos hasta entonces.

TODAS LAS ACCIONES EN LA 2ª PARTE DE LOS 14 DEL CHOLO
JUGADOR (Mins)-BUENAS-MALAS-TOTAL-% ACIERTO
MOYÁ (48')821080%
VRSALJKO (48')1822090%
GIMÉNEZ (20')821080%
THOMAS (28')2042483%
GODÍN (48')2042483%
LUCAS (48')2943388%
CORREA (15')12333%
CARRASCO (33')971656%
GABI (10')22450%
TORRES (38')35837%
KOKE (48')1982770%
SAÚL (48')1672370%
GRIEZMANN (48')1382162%
GAMEIRO (48')707100%