viernes, 23 de mayo de 2008

LA ENTREVISTA: Adelardo: "Mi mayor orgullo ha sido defender la camiseta del Atleti. Lo más importante es poder decir que he cumplido mi deber"

Todavía le tiembla la voz cuando habla de aquella final en Bruselas de la Copa de Europa del 74. Cuando un gol de un tosco central del Bayern de Munich, en el último minuto de la prórroga, privó al Atlético de Madrid de alcanzar el cetro europeo. La final fue… fue… una cosa… que es algo incomprensible. Teníamos el partido bien controlado, pero el fútbol es impensable, y en el último segundo nos empataron el partido. La UEFA probó ese año el partido de desempate, y era algo tan malo que nadie pensó que pudiera ser así”.
Sin embargo, así fue, y dos días después el Atleti era barrido por el Bayern. 4-0. “Yo estaba derrotado, tenía un tironcito en el gemelo y a las 48 horas tuvimos que salir a jugar. Pero estábamos destrozados moralmente y el Bayern nos pasó por encima”.

Es Adelardo Rodríguez Sánchez (Badajoz, 26-09-1939), historia p
or antonomasia del Atlético de Madrid. El jugador con más partidos en el club rojiblanco (401, sólo en Liga) y 17 temporadas (1959-76) dando lustre al escudo del oso y el madroño: tres Ligas, cinco Copas del Rey, una Recopa de Europa, una Copa Intercontinental y el citado subcampeonato de la Copa de Europa.
Desde entonces han pasado 32 años y el palmarés obtenido no hace sombra a lo logrado por Adelardo en la mitad de tiempo. La historia está ahí, pero al equipo le va a costar mucho volver a ganar tantos títulos. Europa se ha venido muy arriba, los equipos es
tán muy igualados. Y para querer ganar algo, aparte de desearlo, hay que echarle narices”.

SUS DOS 'LUNARES'
Adelardo ficha por el Atlético de Madrid con 20 años procedente
del Badajoz y a los 11 minutos del debut (Las Palmas-Atlético=0-3) marca su primer gol. El día del estreno como internacional, un España 2-1 Brasil, Adelardo también hace un tanto. Sin embargo, el pacense no se considera un hombre “con mucha estrella”: Hubo dos puntos en mi carrera que la empañaron un poco. La famosa final de la Copa de Europa, que por segundos no fuimos campeones, y el Mundial del debut en Chile. Tuvimos la clasificación en la mano y por un árbitro dichoso no la conseguimos”.

“JUGÁBAMOS DE OÍDAS”
En esos tiempos, el Atleti jugaba con Madrid y Barça de poder a poder (diez temporadas entre los tres primeros, y un séptimo lugar como peor campaña). Y Adelardo tiene claro por qué: “No se fichaba a lo loco. Era un equipo que estaba hecho. Se iban reponiendo las piezas que por edad o por lesión le faltaban al equipo. En aquella época, al estar tanto tiempo los jugadores juntos, jugábamos casi de oídas y eso influye mucho”.
Por ello aplaude que se haya renovado a Javier Aguirre y que vaya a continuar el bloq
ue. Aunque tiene claro el puesto a reforzar: “Un jugador que organice el mediocampo y que mande en ese equipo”.
Sin embargo, como dijo Pitarch, el nuevo estadio y la nueva ciudad deportiva harán finalmente que se resienta el desembolso en la otra pata del banco, la deportiva: Todo no
se puede juntar. Eso es lo malo. Habrá que fichar jugadores que sean necesarios  y que no cuesten mucho dinero. Si el equipo va para arriba pues ya vendrá la época de las vacas gordas y se podrán fichar más jugadores”.

ADIÓS AL CALDERÓN
Y el que iba a ser ‘salvador’ traslado a La Peineta no es algo nuevo
para Adelardo. El mítico futbolista rojiblanco vivió el abandono del Metropolitano camino al cálido Vicente Calderón: Ahora es diferente. Con más sentimiento. Son muchos años en el Calderón, lo inauguramos nosotros. Yo llegué estando ya el Metropolitano. El campo estaba muy destartalado y había que cambiar. La gente estaba más mentalizada. Ahora va a costar un poco, pero la gente se tiene que dar cuenta de que el campo está en una zona en la que es muy difícil ir en coche, aparcar. Va a costar mucho, pero la vida sigue y hay que aceptarlo”.
Y en ese estadio, que inauguró Adelardo, y Luis, y Collar, se vivieron muchos derbis, incluso con goleadas, como un 4-1 en el 72 que el centrocampista extremeño recuerda con especial cariño:Los derbis, que ahora dicen que son Madrid-Barça, entonces eran los Atleti-Madrid. Era el partido del año. Nosotros cogíamos el calendario en cuanto salía a ver cuándo nos tocaba con el Madrid”.

EL ATLETI, "EL ORGULLO DEL DEBER CUMPLIDO"
Y quién mejor que Adelardo para explicarnos qué
significa vestir la camiseta del Atlético de Madrid: “El mayor orgullo como jugador de fútbol ha sido jugar en el Atlético, llegar a un equipo de Primera, un chaval de provincias. Desde el primer día me salen las cosas bien. El primer gol en el primer partido de Liga. Y quizá se cumplió una profecía que hizo mi padre, que en paz descanse, que me dijo que, si me dedicaba al fútbol, llegara a un sitio y plantara raíces y no fuera un transeúnte de equipo en equipo. El mayor orgullo para mí ha sido defender la camiseta del Atleti, 401 partidos de Liga y casi 600 oficiales... Eso es para mí lo más importante: decir que he cumplido mi deber y me fui, aunque podía haber jugado algo más, pero ya había llegado mi hora”.
Y, ante mi sorpresa, Adelardo piensa que es factible que alguien supere su récord de 401 partidos como rojiblanco: “Yo pienso que sí. Tienen más probabilidades porque debutan antes, muy jóvenes: el caso de Torres, el de Camacho, el de De Gea, que es jovencito y tiene mucho camino por recorrer”.
Sin embargo, Adelardo es consciente de que los tiempos han cambiado y los futbolistas no acostumbran a quedarse una vida en el mismo equipo:Es más difícil, porque hoy día el futbolista va al mejor postor. Es una carrera corta y lo que quiere es ganar dinero. Pero antes había unos sentimientos por un club, que había apostado por ti”.

EL INTENTO DEL BARÇA…
Pero Adelardo confiesa que también tuvo sus ofertas para haber salido del Atlético: “Aparte, no te dejaban moverte, porque a mí me vino a fichar el Barcelona y no me dejaron marchar. No es como ahora, que tú dices: o me das más o me voy al Barcelona o al Valencia. Pero en aquella época el que mandaba era el club y el jugador no pintaba para nada”.
Y hablamos de uno que podía haber batido ese récord, Fernando Torres: “Sentí su marcha, pero me alegré por él, mejoraba muchísimo. El club vio una oportunidad para hacer fichajes con su venta. Pero mucho fichaje y luego ha resultado que la pérdida de Fernando Torres ha sido muy sentida por todos”.
Y ya en Liverpool, Torres denunció que a su llegada al primer equipo nadie le enseñó lo que era el Atlético. ¿Quién se lo enseñó a Adelardo allá por 1959?: “Llegas a un club y te enteras, coges libros… y eso que antes no había el marketing de ahora. Pero sí el contacto con la gente. Se vivía mucho con el club, se hacía todo en el club. Se vivía mucho con los empleados. Y ese sentimiento, se aprenden cosas que te van diciendo, que te van contando: el mayor portero, el mayor delantero. Hoy día hace falta más información a esa juventud, a esa cantera que tienen los equipos hoy día”.
Pero el momento crítico de la entrevista llega cuando pregunto a Adelardo por el mejor jugador que haya visto en el Atlético de Madrid. El pacense resopla, “no quiere herir susceptibilidades”, pero tras varios circunloquios nos da algún nombre: “Luis, un especialista en faltas, que metía muchos goles, Gárate de cabeza, Ufarte con el dribling y jugando de extremo era una maravilla, Peiró con su zancada. Te voy dando muchos nombres porque el Atleti ha tenido siempre jugadores buenísimos”.

“UN HAT TRICK DE ÉSOS”
Ya terminando la entrevista, el ínclito centrocampista rojiblanco nos deja una anécdota impagable: “Ahora me estoy enterando de que un día yo metí tres goles. Eso que ahora se llama un hat trick de ésos. Y no se regalaban balones ni nada de eso”.
Como epílogo, el deseo de Adelardo para el futuro: “Deseo siempre lo mejor para el Atleti porque además tiene una afición envidiable que se merece mucho más de lo que está recibiendo. Me gustaría que consiguieran un título y que se consolidara el equipo en Europa porque es importantísimo para continuar esa historia que ha sido muy grande, pero que por las circunstancias se va perdiendo poco a poco”.
Y, mientras pronuncia estas últimas palabras y nos despedimos afectuosamente, me invade una sensación de tristeza al pensar las infinitas historias sobre un Atleti grande que todavía podría contarme. Adelardo Rodríguez, leyenda en rojo y blanco.

 

2 comentarios :

agv dijo...

Hoy hemos ido al Calderón a ver al Atleti. Mi hija de diez años, mi esposa y yo.

Antes del partido he tenido la bendita suerte de encontrarme con Adelardo. Le he pedido que me firmase la entrada y, muy amablemente, lo ha hecho. Hueco me he puesto. Como le he dicho, yo le vi ganar la copa del 72. De esto presumo sin rubor.

Al llegar a casa he buscado fotos de él para enseñárselas a mi hija (ella ya lo conocía de vídeos, y me he metido en este estupendo blog.

Felicidades JoseIFernandez por tu trabajo.

Te espero en el mío: fotomirada.es

Anónimo dijo...

for maximum comfort Thousands of requirements of other sustainability [url=http://www.onlyyoutony.com]polo ralph lauren[/url]completely disappear up from widely ShapeBackgammon by having Duan Yongping's [url=http://www.onlyyoutony.com]ralph lauren[/url]will buy This post has provided you with a habitable room has High air movement Table http://www.onlyyoutony.com[/url] various forms of baby car seats for example fundraiser ideas 19 Put Avon catalogs in all