jueves, 22 de octubre de 2009

Mandíbula de cristal

Minuto 65 de partido, “¡ataca el Atlético de Madrid!”, dice el comentarista ante un pelotazo largo de Raúl García que va a parar a las manos de Cech sin que Agüero pueda hacer más que acompañar el balón con la vista y un breve trote desesperado.
¿Ataca?, pienso yo, entre apesadumbrado y absorto.
Mi equipo está jugando en Stanford Bridge, pero el partido aparece ante mí como una nebulosa. Mi equipo no es mi equipo, apenas ataca, está desahuciado, un gol bastó para tumbarle y un segundo para matarle.
Cuatro minutos después, Lampard hace el tercero.
Ver un partido sin verlo, sin posibilidades, sin emoción, sin sentido. Igual que en Pamplona. Igual que en el Camp Nou. Igual que en La Rosaleda. Ver un partido sin mirarlo. Atacar sin hacerlo. Fútbol sin fútbol.


SI NO PEGÁBAMOS PRIMERO...
Hasta llegar a estas líneas, que resumen mi estado de ánimo y el de la mayoría de los atléticos llegada la debacle de la segunda parte, tuvo posibilidades el Atlético de Madrid. Fue un intercambio de golpes en el que ninguno de los dos pegaba, pero en el que tenía claro, como le comenté a mi padre mediada la primera parte, que si no pegábamos primero, el KO era seguro.
Y así fue. No fue hasta el minuto 41 cuando Kalou, que había fallado antes lo indecible, remachó a placer una asistencia de Cole tras una buena jugada colectiva de los azules. “Se acabó”, me dije. Y no me equivoqué.
Pero voy a narrarles lo que ocurrió cuando aún había partido. El Atlético tuvo dos clamorosas ocasiones cuando el Chelsea apenas había pisado nuestra área con firmeza. En la primera, Cech blocó en la línea un cabezazo de Forlán. En la segunda, Agüero, solo, comenzó a corroborar que está en crisis tirando a romper contra el lateral de la red.

LAS CRISIS DE FORLÁN Y AGÜERO
Al uruguayo antes le entraban hasta de rebote. Ahora, ni a bocajarro. Aparte de que su sacrificio en el campo ha bajado muchos enteros. Es ya un secreto a voces: no quería quedarse.
Lo del Kun es casi peor. Lejos de demostrar su clase enrabietado por sus suplencias con el yerno, el recital de ocasiones falladas entre Pamplona y anoche da para llenar un vídeo.
El mejor ejemplo, minuto 57, se planta solo ante Cech con la vigilancia de un zaguero. Ni encara, ni recorta, ni inventa. Tiro al muñeco tras varios titubeos. No tiene confianza...
Entonces empezó el recital de goles cantados fallados por Kalou.
En el 12, choca contra Asenjo y se mete en fuera de juego tras una falta colgada por Lampard que se come el portero palentino.
En el 16, empuja fuera un pase de la muerte de Ballack, en una de esas en las que en el colegio te ponían orejas de burro.
Y a la media hora, se deja atrás un corner prolongado por Lampard cuando nuevamente no tenía más que empujarla de haber estado en el sitio.
El Chelsea también perdonaba y era buena señal, pero un tiro a la media vuelta de Forlán y una buena internada de Cleber terminaron en las manos de Cech. Se mascaba la tragedia.

MANDÍBULA DE CRISTAL, GUANTES DE PLOMO
Con el mencionado gol de Kalou se hizo añicos la mandíbula de cristal de nuestro púgil con guantes de plomo.
El partido acabó ahí, no se engañen.
Que Kalou hiciera el segundo a los 6 de la reanudación sólo fue la consecuencia. Que Lampard metiera el tercero tras una sencilla pared en la frontal, otro efecto secundario.
El Atleti ya estaba en la lona y de ahí no hay quien le levante.
Maxi tuvo dos ocasiones clamorosas en la recta final y Reyes volvió a demostrar que está mejor que los 13 que tiene en la lista por delante. Pero esos apuntes en los minutos de la basura (que por desgracia para el Atleti cada vez son más) tienen poco valor ante rivales con los deberes ya hechos.
La única buena noticia fue para Perea, que en el minuto 92 marcó su segundo gol oficial con la camiseta del Atlético de Madrid. Ambos en propia puerta.

¿Y AHORA LAUDRUP...?
El sábado viene el Mallorca, quinto con más del doble de puntos que los rojiblancos y más del cuádruple de moral. Quizá para entonces el inquilino del banquillo sea Laudrup. No será la solución, pero Abel ya no sabe que hacer. La de ayer, su novena defensa distinta en diez partidos. Otro récord a la buchaca...

8 comentarios :

India rojiverde dijo...

De verdad que me da lástima lo de Abel. Apostaba por él, porque era de los pocos atléticos que hoy en día forman parte del club, y tenía una verdadera intención de apostar por la cantera, aunque las circunstancias que se dieron no fueron las más propicias. Espero que por lo menos el cambio sea a mejor, aunque está claro que no va a ser la solución definitiva.

Chus dijo...

Da pena ver este equipo así. Ayer escuché a Abel en El Larguero y decía tener la conciencia tranquila, pero está claro que el futuro de Abel y del Atleti van por caminos separados.

Suerte y ánimo desde Gijón.
Un saludo.

PD: rsg-1905.blogspot.com

atletista sin solución dijo...

Querido amigo:

Tienes toda la razón del mundo. Me explico:

1º Forlán no quería quedarse. Seguro, no hay más que verlo deambular por el campo. ¿Y si hubieran sido valientes y cuando les llamó Florentino, le hubieran dicho 20 millones, más Negredo? Hubiérmaos puesto el grito en el cielo, pero hubieran acertado. Quizás el Madrid no aceptaría esta oferta, pero el Atlético hubiera salido ganando.

2º Agüero tiene una desconfianza brutal, pero ten en cuenta que está solo. Si yo hubiera sido él ala terminar el partido, le cojo a Forlán y le doy una patada en los mismísimos.

3º Lo de Laudrup. Si se confirma, me parece arriesgado, pero a lo mejor funciona. Un tío que no tiene nada que ver con el Atlético, y tiene espíritu ganador. Porque como jugador lo tenía. Es listo, inteligenete. No sé, quizás es que me agarro a un clavo ardiendo. Son tantas las ganas de volver a ver funcionar al equipo ...

Gran crónica.

Julio.

Jony dijo...

Pues para mi fue normal el resultado y el encuentro.

Yo sigo mucho la Premier y los blues, aunque perdieron el último partido de liga (hay que ver como estaban los Villanos), arrasan. Drogba está que se sale, Lampard para mi junto a Gerrard es uno de los mejores medios del mundo...y el Atleti ahora mismo perdería hasta con el Toledo.

Anónimo dijo...

Alberto Q.
www.lacoctelera.com/traslaspuertas

Bueno, ya habéis fichado a Quique F.

A ver si os va mejor. Nosotros los madridistas bastante tenemos también con lo nuestro, la verdad.

Atletico Croatia dijo...

Abel de pasado! Estamos pasando!

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Otro desastre más. Ya hemos dicho todo. En este Atleti, sobran dos personas: Gil Marín y Cerezo. Un abrazo.

José sellés dijo...

Hola,
fue un partido en el que el Atlético falló lo infallable, pero bueno ahora con Quique S. Flores será otra cosa.
Saludos desde
futbol-chicks.blogspot.com