lunes, 2 de noviembre de 2009

El infortunio del perdedor

Conocido es por todos el dicho que habla de “la suerte del campeón”, la fortuna que acompaña a ese equipo destinado a altas cotas y que hace que la moneda caiga de cara en situaciones comprometidas.
Pero no por menos es sabido que esa suerte del campeón también tiene su contrario, el refrán que comúnmente se conoce como “a perro flaco todo son pulgas”, ese equipo al que nada le entra, al que los rebotes le perjudican y los remates se encuentran con la madera, lo que podríamos bautizar como “el infortunio del perdedor”.

Con eso se encontró el sábado el Atlético de Madrid en San Mamés. En el debut liguero de Quique Sánchez Flores las únicas novedades respecto a sus predecesores fueron las suplencias repetidas de Jurado y Perea (tampoco jugaron en Marbella).
El partido comenzó igualado y disputado, sin apenas ocasiones, hasta que una internada por la izquierda de Forlán acabó con un centro mal despejado por Gorka Iraizoz que cayó a los dominios de Maxi.
El argentino, un especialista en segundas jugadas, cabeceó en parábola contra el poste y el rechace fue a parar al Kun, cuyo disparo fue sacado en la línea por Amorebieta.
Era el minuto 12, y creo que no me aventuro demasiado si aseguro que si esa doble oportunidad hubiera entrado, el Atlético habría ganado el partido.

NO SABEN CUBRIR AL HOMBRE
Pero la pelota no entró, y cinco minutos después Javi Martínez adelantó a los bilbaínos (1-0). Esta vez le ganó la partida a Raúl García, que por cierto también se comió el centro que dejó solo a Borja Valero para que empatara el Mallorca. Pero en Londres fue Antonio López, por dos veces, en Pamplona Juanito y Pablo, y en Oporto fueron otros los que no hicieron más que demostrar que esta defensa hace aguas de tal forma que el simple hecho de mantener una marca a balón parado se convierte en una quimera.
El golpe volvió a tumbar una vez más a un Atlético que sale al campo tambaleándose y al que el más mínimo empujón le hace caer. Fueron 20 minutos en los que la presión del Athletic pudo finiquitar el partido y que obligaron a Asenjo a salvar dos manos a mano a De Marcos y a Toquero. Pero no lo mató, y el descanso llegó como un oasis para un Atlético que lleva demasiado tiempo perdido en el desierto.

EN LA SEGUNDA, LO INTENTÓ TODO
El conjunto madrileño salió en la segunda mitad con otros bríos y apenas disputados cinco minutos Maxi ya había rozado el gol por dos veces y Forlán lo intentó en otra ocasión.
El Atlético llegaba más e incluso se permitió algunas triangulaciones de mérito cerca del área de Iraizoz, pero Simao, uno de los que más tiró a puerta, estaba falto de pegada.
El culmen atlético llegó a 15 minutos del final, cuando un disparo lejano de Forlán (al que se vio más bregador que últimamente) tras un recorte se fue abriendo hasta estrellarse nuevamente en el poste izquierdo y, un minuto después, Agüero quiso emularle con idéntico resultado: zapatazo lejano y a la cruceta.
Parecía imposible más mala suerte, pero apenas 180 segundos más tarde una nueva buena combinación propició un disparo de Forlán desde la frontal que despejó Iraizoz lamiendo el palo.
En los minutos finales el Athletic supo parar el partido y puso fin a los arreones colchoneros.
Esta vez sí se puede decir que el Atlético hizo todo lo posible para llevarse los tres puntos (creó más ocasiones que ante el Mallorca de los nueve...), pero el resultado vuelve a ser una derrota que se acumula a lo del Mallorca, Osasuna, Almería, Barcelona, Racing, Málaga... y deja al equipo en descenso después de que el Villarreal consiguiera esa victoria redentora (5-0) que aquí no llega.

QUIÉN SABE SI LA NECESIDAD LLEVE AL TRIUNFO
Comienza la semana de pasión, el Chelsea el martes y el Madrid el sábado. Y, centrándome en el derbi, quién sabe si teniendo en la cabeza la necesidad imperiosa de una victoria para salir del descenso se deje a un lado la obsesión histórica por ganar de una vez por todas al Real Madrid. Tal vez el hambre sea más fuerte que las ganas de comer y la obligación de lograr los tres puntos haga olvidar que el de enfrente es el Madrid.

4 comentarios :

José sellés dijo...

Hola, ya te he dejado un comentario en lo de la última victoria del Atlético en el derby.
La verdad es que la derrota en San Mamés fue injusta 100% tres palos es demasiado aunque el fútbol es así.
Saludos desde
futbol-chicks.blogspot.com

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Unas veces por "A", otras por "B" y las más por "C", al final siempre nos meten un gol y perdemos. Un abrazo.

Gontxo dijo...

Yo vi el partido en casa. Pese a que el Atleti mejoró, yo no echaría las campanas al vuelo, además que el Athletic es un equipo de mitad de la tabla, eso sí muy peleón.

Cada vez me gusta menos Raúl García, en atauqe ni en defensa. Tiene cuerpo, ya tiene experiencia, es su tercer año, han confiado en él, pero no da el nivel. El problema del Atletico es el centor del campo y desde luego, Raúl García ha quemado ya sus opciones. si a eso ya le sumamos que no marca en las jugadas a balón parado mal vamos. Lo que dices tu el otor día contra el Mallorca falla y contra el Athletic igual.

Para el partido contra el Madrid, habrá que ver que hace Quique, pero desde luego la baja de Assunçao es fundamental. Es el unico centrocampsita con seriedad defendiendo, y en su lugar, supuestamente va a entrar Cleber... puede ser un suicidio.

Yo, empiezo a proponer disparates, viendo que el equipo no resulta. En primer lugar, sería jugar con un 4-5-1 sentar o a Aguero o a Forlán en los partidos de fuera de casa, o poner a uruguayo desplazado a la derecha en lugar de Maxi. Jurado por detras e intentar ganar más firmeza en el centro del campo. Porque si no...

Perera creo que solo vale para el lateral, y Ujfalusi ser el central ya que creo que está un punto por encima del resto. Al menos el colombiano aportará velocidad y podrá frenar a extremos y puntas rapido, algo que con Pablo o Juanto estais vendidos.

Y por último, para suplir la baja de Assunçao, e igual se convierte en solución permanente es probar otro experimento. al propio Ujfalusi o a Juanito de pivote defensivo.

A ver que os parece, Perea derecha, A. Lopez izquierda, centrales Juanito y Dominguez (PAblo ni en la grada) y Ujfalusi de pivote por delante. No creo que el checo vaya a defneder peor que Cleber, que el brasileó la puede tocar mejor o peor, pero defendiendo a Kaka puede ser de risa...

Suerte hoyen Champions. Saludos

futbollium dijo...

El Atlético mereció al menos empate en San Mamés , pero los palos lo evitaron . El año pasado vimos como la delantera rojiblanca metía todo lo que tiraba , de momento ya lo van haciendo entre los tres palos , seguro que pronto vuelve la racha .

un saludo