lunes, 4 de mayo de 2009

Agarrados a Forlán

El Atlético de Madrid consiguió anoche una victoria sin brillo merced a su mejor jugador de la actual temporada, el uruguayo Diego Forlán.
Dos goles del delantero centro charrúa, uno al principio y otro al final, fueron suficientes para doblegar a un Betis que oposita a Segunda, lo que provocó las protestas de su afición, que fueron resumidas por el jovial “están como nosotros” del Kun Agüero mientras calentaba en la banda.
El Atlético se adelantó a los 13 minutos, después de que Forlán matara una bonita pared entre Raúl García y Maxi que terminó con asistencia del segundo. En toda la primera mitad, el Betis tenía más la pelota, pero su control era estéril, y sólo Capi, cerca del descanso, tuvo un mano a mano con Leo Franco que mandó arriba por buscar la vaselina.
La segunda mitad tenía trazas similares, pero el Betis ante la premura de la clasificación y contra el marcador, empezó a acercarse más al marco atlético. Una jugada polémica en el área, con una mano de Ujfalusi y un choque entre Perea y Mark González, desató las iras de la grada.
Después, un rebote entre Perea y Juanito terminó en el larguero de Leo Franco, para que más tarde fuera el portero argentino el que salvara la igualada al repeler un cabezazo a bocajarro de Oliveira.
Y cuando la tragedia se rumiaba en las castigadas cabezas de los aficionados colchoneros apareció, quién si no, Diego Forlán. Era el minuto 88 y en un rápido contragolpe bien llevado por Luis García, el catalán cedió de tacón para el uruguayo, que no perdona una. El tanto puso fin al sufrimiento y aumenta la cuenta de Forlán a 25, con lo que iguala la cifra que le permitió ser Pichichi y Bota de Oro con el Villarreal hace cuatro campañas.
Los tres puntos, unidos a la derrota del Valencia ante el Espanyol (3-0), ponen nuevamente la Champions a tiro. El Atlético vuelve a tenerlo en sus manos. Por desgracia, es especialista en resquebrajar aquello que debería sostener con mimo.