lunes, 3 de noviembre de 2014

El Atleti usa la cabeza

JORNADA 10- ATLÉTICO 4-2 CÓRDOBA
Goles: Griezmann (2), Mandzukic (falta), Raúl García.
Mario Mandzukic tres veces; Joao Miranda dos veces; Tiago Mendes dos veces; y Godín, Saúl, Raúl Jiménez, Griezmann y Raúl García, una vez cada uno.
La lista podría corresponder a las nominaciones que cada uno de estos jugadores tenían para los premios de la Liga (habría dado igual, no les habrían dado ninguno), pero no. Se trata de los goles que han marcado estos ocho futbolistas de cabeza en lo que va de Liga: 12 de las 19 dianas rojiblancas.
Es con diferencia el equipo de España que más anota de esta forma, por delante del Real Madrid (9 de 37), el Valencia (5 de 23) y el Sevilla (4 de 17); y también el mejor cabeceador de toda Europa. Sólo el West Ham inglés y el Olympique de Marsella de Marcelo Bielsa sostienen la comparación, con ocho tantos con la testa cada uno.

Gran parte de esos remates llegaron a balón parado (esa suerte que ahora tiene menos valor que antes), pero lo que quiero elogiar en esta crónica no es cómo los jugadores del Atleti usan el hueso frontal, el parietal, o incluso la oreja (hay quienes dan el gol de Raúl García en propia puerta) para conectar con el balón, sino la manera en la que han transformado la utilización de lo que tienen dentro: el cerebro.

EL CAMBIO EN LA CABEZA: UN MILAGRO
Mucho se ha hablado ya de que la defensa que fue eliminada en Copa del Rey por el Albacete (en Segunda B) allá por diciembre de 2011 (con Manzano todavía al mando) es la misma que dos años y medio después ganó la Liga: Juanfran, Miranda, Godín y Filipe Luis.
Todos han señalado a Diego Pablo Simeone como el auténtico artífice de ese cambio de mentalidad,
de ese nuevo carácter ganador, de esa fortaleza psíquica que ha convertido a jugadores sumidos en la más absoluta mediocridad en campeones merecedores de todos los premios (aunque no se los den).
Hacer un milagro así puede parecer posible (el Cholo lo ha demostrado). Pero que de ese prodigio te quiten al Zamora de los dos últimos años (Courtois), a un correcaminos con clase (Filipe Luis), a un matador maduro (Villa) y a una bestia capaz de arrastrar por sí solo a un equipo (Diego Costa); y en poco más de dos meses conviertas al portero del Getafe en un internacional en potencia (Moyá), a un lateral que parecía pasado de peso en un puñal por banda (Siqueira), a un joven tímido en un hombre atrevido (Griezmann), y recuperes el espíritu depredador en un delantero perdido (Mandzukic), eso... eso ya es digno de canonización.

GRIEZMANN TUVO SU DÍA
Basado en estos pilares, y en Koke, el Atleti goleó el sábado al Córdoba. En la primera mitad, Siqueira (quien en el principio de temporada parecía en clara desventaja con Ansaldi) fue el atacante más activo. Varias internadas suyas acabaron por desesperar a un Bouzón que se ganó la amarilla por pararle en falta. Y en una de esas infracciones sobre el brasileño, Koke la puso, alguien la rechazó, y Griezmann, tras un precioso recorte, sacó un disparo al palo corto que Luso despejó al largo y así se abrió la lata (1-0).

Lo más difícil parecía conseguido, pero en el ocho de la reanudación al Atleti le dieron de su propia medicina. Corner y cabezazo poderoso de Ghilas a la red (1-1). El argelino estaba solo, beneficiándose de uno de los escasos defectos de la defensa atlética: los balones aéreos a la espalda de Juanfran.
El Atleti reaccionó como un grande. A los dos minutos, Arda dejó solo a Griezmann y Juan Carlos salvó el segundo en la salida; a los cinco, nada pudo hacer ante el testarazo inapelable del francés a centro de Juanfran (2-1), que se resarcía de inmediato del error en su área.
El portero del Córdoba, hasta entonces correcto, se comió poco después un centro lateral de Koke y Mandzukic aprovechó para marcar de cabeza su tercer gol consecutivo en tres partidos (3-1). Con cuatro goles en Liga y dos en Champions, el croata ya está donde debía: Pichichi del Atleti.

LA AFICIÓN DEL CÓRDOBA, DE PRIMERA
Mientras tanto, la afición del Córdoba (de las hinchadas más de Primera que he visto en años por el Calderón) disfrutaba cada minuto como si los goles fueran de los de verdiblanco. Y todavía pudo celebrar dos más. El de Raúl García en colaboración con Pinillos, a centro, por supuesto, de Koke (4-1); y otro más de Ghilas, que fusiló ya casi con el tiempo cumplido un despeje al centro de Juanfran (4-1).

TOMAN POSICIONES...
La Liga ya alcanza su jornada diez, momento en el que realmente los equipos comienzan a tomar posiciones. Y el Atleti se coloca en el segundo escalón (empatado con el Valencia) y a un solo punto del nuevo líder, el Real Madrid. El campeón mantiene el tipo. Y lo hace sin Diego Costa, sin Villa, sin Filipe, sin Courtois, sin Diego, sin Falcao... Pero es que no es cuestión de nombres, sino de hombres. No es cuestión de individualidades, sino de equipo. Y, fundamentalmente, es cuestión de cabeza. Por fuera... y por dentro. Sobre todo por dentro.

3 comentarios :

Mauricio dijo...

Pasan las jornadas y nos afianzamos arriba. Y cada vez el equipo esta más seguro y más fuerte. Mientras el resto nos ningunean, nos desplazan en los periódicos a partes bajas de noticias o consideran que el pasado año (Atlético campeón de Liga y subcampeón de Europa) fueron mejores otros, el Atlético hace lo que mejor sabe en los últimos años. Ir partido a partido y encaramarse arriba.
Y por fin los delanteros están funcionando. Fundamental. Llevamos unas semanas que Mandzukic y Griezzman están siendo fundamentales en las victorias. El otro día el Atlético dio una lección de autoridad.
Equipo compacto que aspira a todo.
Hoy toca el sacar los tres puntos de Malmö. Fundamentales en nuestro camino a octavos.
Forza Atleti!!

Gerardo Fernández dijo...

Por un momento cuando marcó el Córdoba pensé que nos iba a entrar otra torrija como la que nos aconteció contra el Getafe.
Por suerte Griezmann estuvo espléndido y demostró qué podemos esperar de él. Y ahora.. ¡a ganar!

Alessandro dijo...

Me ha encantado, Jose , esto de que el Cholo Simeone es digno de canonización. Buenísimo y además con toda la razón. El cambio continuo que hace este equipo venga quien venga. Se ponga a jugar quien se ponga, en el lugar que se ponga, es digno no de un premio sino de algo más. Yo creo que el Cholo tiene un Don y es el de absorver el cerebro al jugador. Lo convence de tal manera que se olvida de ese ego que tiene y lo pone a favor del grupo y eso sólo lo hacen los líderes y el Cholo lo es. AUPATLETI