lunes, 10 de noviembre de 2014

Tormenta a favor de Vela enemiga

JORNADA 11- REAL SOCIEDAD 2-1 ATLÉTICO
Goles: Vela, Agirretxe; Mandzukic.
Cuando el Atleti marcó a los diez minutos de juego, parecía que lo más difícil ya estaba hecho.
Juanfran tocó en corto para Raúl García, y el navarro puso un centro exquisito desde la derecha, con una rosca inalcanzable para Mikel González y Carlos Martínez, y perfecta para que Mario Mandzukic embocara en el segundo palo su quinto gol en esta Liga (0-1) y ya sume tres jornadas consecutivas marcando.
Con un equipo de la fortaleza defensiva del rojiblanco, ante un rival a la deriva, que llevaba sin ganar desde agosto, en descenso, y con el entrenador recién destituido, sólo hacía falta esperar al paso de los minutos para que los donostiarras comenzaran a ponerse nerviosos, su público desesperase, y presas de su propio pánico se ahogaran en su agonía.
Sin embargo, a los cinco minutos Carlos Vela se sacó un zurdazo lejano ajustadísimo a la cepa del palo derecho de Moyá (1-1) y consiguió el efecto contrario. El equipo herido y en teoría inferior se creyó capaz de todo.

LA REAL SE VINO ARRIBA
La Real se creció, le puso empuje, y mediada la primera parte sucedió una jugada que enardeció los ánimos de todos, entrando en una dinámica de crispación, protestas y un tono belicista (en el que parecía que todo explotaría en cualquier momento) del que ya no se salió en todo el choque.
Vela se internó por el flanco derecho del área y cayó ante una entrada de Godín. Viendo las repeticiones parece que le toca, pero el uruguayo recogió la pierna y el mexicano exageró la caída, lo que propició que Álvarez Izquierdo (que fue el principal artífice de que el ambiente antes descrito no cambiase) no pitara nada y le sacase amarilla.

DEMASIADAS TARJETAS
Fue casi la única tarjeta que sacó a la Real. Desde entonces, casi cada acción rojiblanca fue castigada con amarilla. Ambos equipos hicieron 17 faltas, con ocho tarjetas para el Atlético, por sólo dos para la Real.
El equipo txuri urdin comenzó a rondar el área de Moyá con demasiada asiduidad, pero la ocasión más clara la generó un Miranda muy impreciso toda la noche (minutos antes un mal control suyo en la frontal ya estuvo a punto de costar un disgusto). El brasileño decidió dar un pase atrás a pies de Agirretxe, quien dribló fuera del área a un desesperado Moyá y disparó a gol... En eso habría terminado de no ser por Diego Godín, quien se dio un sprint vertiginoso y se lanzó al suelo, sacando fuera del marco lo que el 90 por ciento de jugadores de esta Liga habrían terminado por meterse dentro. Prodigioso.
“Cómo quiero a Godín”, me confesaba por whatsapp mi amigo Mauricio.
El uruguayo todavía tuvo tiempo antes del descanso a asustar a la Real con un cabezazo a balón parado, tras una mala salida de Zubikarai, pero se le marchó alto. Y así llegó el descanso.

SIQUEIRA: DOS AMARILLAS EN DOS MINUTOS
Y en la reanudación sucedió la citada explosión que flotaba en el ambiente. Del minuto dos al cuatro Siqueira decidió sacarse dos amarillas. La primera por una entrada con los tacos por delante a Xabi Prieto. La segunda, por derribar a Vela cuando se internaba por la banda. Álvarez Izquierdo tardó como 30 segundos en sacar esta segunda cartulina, que estoy convencido que a algún otro equipo, o algún otro árbitro, habría perdonado.
Pero no fue así, y al Atleti le quedaban 35 minutos por delante en los que la diversión no iba a ser una palabra que entrase en su vocabulario.

SE HABLÓ DEL FICHAJE DE VELA...
Carlos Vela siguió incendiando contrarios y ánimos. Otro posible penalti por un encontronazo con Mandzukic por el que acabó sangrando, otra amarilla para Gabi obligado a pararle en una contra...
A principios de verano, se habló de que Vela se venía para el Atleti. Era un fichaje que me ilusionaba especialmente, porque me parece un futbolista de una clase y unos detalles que me recuerdan al Kun Agüero. Finalmente, al Manzanares llegó Antoine Griezmann, otro jugador igualmente ilusionante. Sin embargo, anoche la diferencia en el partido la marcó este fichaje. Vela trajo en jaque a la defensa atlética y decidió la contienda. Griezmann sólo jugó siete minutos cuando el encuentro estaba resuelto.

¿POR QUÉ NO HUBO CAMBIOS ANTES?
El porqué Simeone no dio entrada antes al francés por un Mandzukic que estaba exhausto es algo que nunca sabremos (en la rueda de prensa sólo hubo tres preguntas...). Pero tras la expulsión sólo sacó a Ansaldi por Mario, y decidió que fueran los mismos diez los que murieran en el campo.
Precisamente Ansaldi puso una gran asistencia a Mandzukic cuando sólo llevaba diez minutos en el campo, pero el croata remató fuera en una acción que habría cambiado el partido.
La Real se hizo con el balón, aunque con el transcurso de los minutos parecía que el Atleti sería capaz de aguantar el empate.
Sin embargo, a siete para el final, Zaldua pone un gran centro desde la izquierda, Agirretxe hace un rápido desmarque al primer palo, y conecta un magistral cabezazo anticipándose a Miranda y colocando el 2-1.
Entonces entró Griezmann... y el Cebolla. Pero el partido ya estaba cerrado.
De segundo a un punto del líder, a cuarto al borde de caer en la UEFA. Un día de tormenta nos aleja del mejor puerto. El viento, esta vez, sopló a favor de la Vela del barco enemigo.

4 comentarios :

Mauricio dijo...

Hacía mucho tiempo que no veía un partido así del Atlético. Anoeta, por muy mal que esté la Real Sociedad, siempre es un campo difícil. Y el 0-1 auguraba una buena tarde.
Pero no entendí la actitud del equipo tras el gol. Nos dejamos acercar y acechar. Y aunque hubo opciones en la segunda parte vi a un Atlético muy frío. Sinceramente creo que dejamos escapar el partido.
Aun así no hay que ser pesimistas. Yo siempre miro el punto positivo. El Madrid estoy seguro que pinchará. Tarde o temprano. Y hemos perdido nuestro segundo partido de la Liga (dos partidos han perdido también Madrid y Barcelona). Seguimos ahí como quien dice. Aunque hubiese sido bonito quedar segundos en la jornada a un punto del líder nadie dijo que esto fuera fácil.
Vamos que ahora hay dos semanas de parón y luego esperan dos partidos importantes en casa: Málaga y Olimpiakos.
Un abrazo
Pd: Y sí. como quiero a Godín. Que pedazo de jugador

Gerardo Fernández dijo...

Fatal. Lo llevo diciendo desde el mes pasado. El atlético no esta bien. El miércoles pasado jugaron de pena aunque finalmente se acabara goleando. Nos llegan muy muy fácil. y ahora no tenemos ni a courtois ni a costa.

Por otra parte que alguien me explique por qué sale siempre el cebolla. Cerci no cuenta? Griezmann solo está para 7 minutos? Mal mal mal.

Anónimo dijo...

El Atleti nos tiene tan mal acostumbrados que una derrota parece un terremoto y nada más lejos. La Real Sociedad gizo un muy buen partido. Tiene gente de muchísima calidad y si a esa calidad le ponen mucha intensidad y ganas pues sale el partido que vimos. Un partido disputado y muy vivo. Pudimos ganar si Mandzukic mete el gol que yo ya gritaba y si el Cholo que también se equivoca hubiera dado aire al medio y a la delantera nada más empezar el segundo tiempo. Vienen tres partidos en casa que nos daria mas solvencia al equipo y mas tranquilidad a la hinchada. Yo sigo creyendo en el Cholo y en éste equipazo. AUPATLETI.

natalia_paperblog dijo...

Estimado blogger,

Soy Natalia, Responsable de Comunicación de Paperblog. Tras haberlo descubierto, me pongo en contacto contigo para invitarte a conocer el proyecto Paperblog, http://es.paperblog.com, un nuevo servicio de periodismo ciudadano. Paperblog es una plataforma digital que, a modo de revista de blogs, da a conocer los mejores artículos de los blogs inscritos.

Si el concepto te interesa sólo tienes que proponer tu blog para participar. Los artículos estarían acompañados de tu nombre/seudónimo y ficha de perfil, además de varios vínculos hacia el blog original, al principio y al final de cada uno. Los más interesantes podrán ser seleccionados por el equipo para aparecer en Portada y tú podrás ser seleccionado como Autor del día.

Espero que te motive el proyecto que iniciamos con tanta ilusión en enero de 2010. Échale un ojo y no dudes en escribirme para conocer más detalles.

Recibe un cordial y afectuoso saludo,
Natalia