viernes, 26 de diciembre de 2014

Fernando Torres vuelve al Atleti; el Niño, nunca volverá

para despedirse de la que había sido su casa durante doce años (más de seis en la primera plantilla).
Aquel día, asistí a aquella rueda de prensa e hice una de las preguntas a Torres (por entonces estaba en la SER).
Un día después, comencé mi artículo en el blog de la siguiente forma:
Fernando Torres se marchó ayer del Atlético de Madrid. Aunque tanto él como el presidente dejaron la puerta abierta a una futura vuelta, en mi corazón, y creo que en el de muchos atléticos, Torres ya no será el mismo”.
Y lo terminé del siguiente modo: “Puede que Torres regrese, pero ya no será el Niño”.

TORRES YA HABLÓ DE UN "HASTA LUEGO" 
Esa misma mañana, sin haber cerrado todavía la puerta de salida, Torres ya comenzó a especular con una posible vuelta. “Cuando el Atleti esté donde se merece... Cuando los que vengan consigan llevarlo donde yo no he podido”, manifestaba.
En decenas de entrevistas, el entonces capitán de un Atlético de Madrid mediocre repitió en muchas ocasiones declaraciones como éstas: “Estoy convencido de que voy a ganar títulos aquí y de que voy a jugar la Champions con el Atleti. Soy muy joven y lo importante es estar donde estés a gusto y conseguir títulos donde de verdad los sientas”.

SE FUE A LIVERPOOL A GANAR TÍTULOS 
Sin embargo, con 23 años recién cumplidos, Fernando Torres anunciaba su salida porque “el Liverpool me planteó objetivos que aquí no podría conseguir”. Jugar la Champions todos los años, luchar por la Premier cada temporada...
Pero tras dos temporadas excepcionales, con unos números extraordinarios (Torres marcó 24 goles en la Premier en su primer año, el récord de un debutante en la historia de la competición), las cotas más altas que alcanzó fueron unas semifinales de Champions y un subcampeonato de Premier.
Por el contrario, el Atleti ganaba su primer título en 14 años el 12 de mayo de 2010 al vencer en la Final de la UEFA Europa League al Fulham. El Liverpool de Fernando Torres, aunque con él lesionado, fue eliminado por los rojiblancos en semifinales...
Los que vinieron, Forlán, Agüero, Simao... consiguieron llevar al Atleti donde Torres no pudo. A ganar títulos (la Supercopa de Europa vino después) y a jugar la Champions.
Tras su lesión, Torres tuvo que operarse. Jugó el Mundial tocado y su rendimiento fue muy bajo. El inicio de la nueva temporada con el Liverpool fue desalentador, con el equipo lejos de todos los títulos. Y Torres, cerca de cumplir 27 años, perdió la paciencia. En el mercado invernal, como hoy, decidió poner rumbo al Chelsea para buscar los títulos que no había encontrado en Liverpool.
Algunos aficionados reds quemaron su camiseta. Y yo me preguntaba ¿Qué esperaban? Si abandonó su casa, el Atleti, por ganar títulos, y no lo había logrado. ¿Qué fidelidad le debía al Liverpool?

MI CARTA A FERNANDO TORRES
Si te marchas, perderás aquello que te ha hecho distinto. Que te ha hecho admirable. Pasarás a formar parte del "negocio". Puede que ganes títulos, sí. Puede que incluso llegues a levantar una Champions. Pero no serán, como tú mismo dijiste, "títulos que de verdad sientas".
Fernando, haznos un favor y no te vayas nunca del Atleti”.

GANÓ UNA CHAMPIONS. PERO NO FUE PROTAGONISTA
Torres se fue del Atleti, ya lo saben. Y efectivamente ganó esos títulos e incluso esa Champions (2012) que buscaba. Aunque, innegablemente, no pudo sentirlos como suyos plenamente.
En la final de la Copa de Europa ante el Bayern apenas jugó los últimos cinco minutos del partido y luego la prórroga, y en las rondas previas fue suplente en la mayoría de los encuentros, y un gol al finalizar el choque en el 2-2 del Camp Nou, en semifinales, fue su mayor aportación.
Ese mismo año también levantó la FA Cup, y la temporada siguiente logró la UEFA Europa League (2013), consiguiendo, esta vez sí, ser protagonista del triunfo, ya que sumó diez goles en esa competición, uno de ellos el primero de la final ante el Benfica (2-1).

CREO QUE TORRES SE ARREPIENTE
Mientras tanto, el Atleti, subido al aura triufal de Diego Pablo Simeone ha sumado otra UEFA Europa League, otra Supercopa de Europa, una Copa del Rey, una Liga y una Supercopa de España.
Torres llega con tres títulos en sus vitrinas. Una Champions, sí. Pero estoy convencido de que si pudiera volver atrás, y le dijeran que si se quedara en el Atleti iba a levantar esos siete trofeos, habría dicho que sí con los ojos cerrados.
Su marcha me dolió como una traición. Como una novia que te deja. Y este verano, con el desembarco de Diego Costa en Chelsea, se especuló con fuerza sobre su vuelta. Digan lo que digan, estoy seguro de que el hecho de que el Milan podía pagar su ficha y el Atleti ni de lejos (casi diez millones de euros limpios por temporada) fue un elemento de peso en su decisión.

DIO LA RAZÓN A LA ESPAÑA MADRIDISTA
Fernando Torres se marchó del Atlético de Madrid con las siguientes palabras: “Para mí esto no ha sido un club, ha sido mi familia, aún lo sigue siendo y espero que siempre lo sea”.
Pero yo siempre sentí que a una familia nunca, bajo ninguna circunstancia, se la abandona.
Fernando Torres se marchó del Atlético de Madrid y con su salida dio la razón a toda esa España madridista que cada verano repetía que debía irse porque el Atleti era un equipo menor y que él era un gran jugador, muy por encima del nivel del club. Fue una derrota muy dolorosa.
Ahora, Fernando Torres vuelve al club cuando efectivamente ya está “donde se merece”, donde él “no pudo” o no tuvo la paciencia para llevarle.
Ahora, Fernando Torres vuelve cuando el Atlético de Madrid está muy por encima de su actual nivel.

ME VOLVERÉ A SENTIR COMO AQUEL NIÑO...
Sin embargo, cuando su vuelta se consume, cuando Torres vuelva a enfundarse la rojiblanca, creo que en parte me volveré a sentir como el niño que era. Y, aunque no quiera, volveré también a ver en él al Niño que fue.
Y recordaré cómo entonces “cada domingo que hago el camino junto a mi padre para ir al Vicente Calderón lo hago con la ilusión de verte a ti. A Fernando Torres. Al único futbolista por el que somos envidiados y conocidos mundialmente. Voy con el sueño de verte marcar el primer gol. Con las ganas de verte correr por la banda. Driblando contrarios. Con el anhelo de que nos hagas saltar de nuestras butacas de júbilo. Como tantas y tantas otras tardes. Como cuando, por fin, le marcaste aquel inalcanzable gol a Casillas (2007). Como cuando hiciste tu primer gol en el Vicente Calderón. Con apenas 17 años. El 25 de agosto de 2001, en la primera jornada del año de la vuelta a Primera. Contra el Jaén. El 1-0. Como cuando marcaste tu primer gol en Primera División. El 15 de septiembre de 2002, también en nuestro primer partido en casa. Contra el Sevilla. El 1-1. Todavía recuerdo nítidamente tu cabezazo. Y así hasta 75. Hasta el gol en Tarragona, de penalti curiosamente”.

Y PODRÉ VOLVER A SOÑAR
Y podré volver a rememorar los sueños que alimentaba en esa época para un Torres que hubiera continuado en el Calderón:
Si te quedas pasarás a la historia del Atlético de Madrid, probablemente, como su jugador más grande. Como tú siempre has dicho, te quedan muchos años de fútbol por delante. En apenas cinco llevas 75 goles. Rebasarás sin duda los 109 de Gárate. Y los 123 de Luis. Y los 150 de Escudero.
Y con el tiempo, con orgullo, podré decir: Yo vi jugar a Fernando Torres. Yo vi jugar al máximo goleador de la historia del Atlético de Madrid”.

QUIZÁ SEA TARDE...
Quizá sea tarde para todo eso. Quizá ya no seas el Niño. Yo tampoco. Pero quiero que sepas que te perdono. Y como en la parábola del hijo pródigo, te recibiremos como el padre misericordioso que corre para celebrar la vuelta a casa de su hijo arrepentido.
Quizá no sea demasiado tarde. Quizá todavía podamos pasar buenas tardes juntos. Quizá aún puedas cumplir tu sueño, y experimentar lo que supone ganar títulos “que de verdad sientas".
El sentimiento está ahí. De eso nunca he dudado. Bienvenido a casa, Fernando.

4 comentarios :

Marian Navarro dijo...

El niño nunca ha dejado de ser atlético y siempre esperé que volvería, como así ha sido. Te quitará la espina que te dejó clavada ese día y veremos reflejado en tus post todo lo que aún puede dar. ¡Creo que estamos de enhorabuena!

Roberto Molina dijo...

Personalmente creo que no merece volver, pero ya que parece que está todo hecho, al menos que se deje el pecho en el césped y que se redima con buen juego.

Carmen Plaza dijo...

Que se redima??? De qué??? Ha cometido algún delito??! La cara que tenía en la despedida era de estar contento como una perdiz!!! Los que se frotaban las manos eran los dirigentes del club!!!

Anónimo dijo...

Yo soy de los que pienso que Fernando Torres donde tiene que estar es en su club. No viene por dinero, viene a triunfar al equipo de su vida. Estoy como loco por verle saltar al césped, seguro que se me pondrá la piel de gallina y estoy convencido que a este chico no se le ha olvidado jugar al fútbol y que viene a darlo todo por el Atleti. Que alegría más grande...impresionante !!!!! AÚPATLETI.