lunes, 14 de diciembre de 2015

Del Calderón, al cielo

JORNADA 15- ATLÉTICO 2-1 ATHLETIC
Goles: Saúl, Griezmann.
Anoche el Atlético de Madrid se puso "Cholíder", bonito término acuñado por alguno de mis amigos rojiblancos. Fue un gran partido en cuanto a ambiente, intensidad, emoción, lucha, relevancia de los puntos, y épica, al remontar un resultado adverso contra un rival complicado.

Pero el fútbol es sólo lo más importante entre las cosas menos importantes. No hay nada más importante que la vida. Y esta madrugada se nos ha ido una persona para la que su vida era el Atlético de Madrid. La Vida en Rojiblanco (LVR), como el nombre de la página con la que colaboraba y para la que tantas veces me pidió permiso para subir alguno de mis artículos. "Me ha encantado tu último post, ¿puedo subirlo en LVR?", me preguntó en muchas ocasiones. "Claro Fer, no hace falta ni que me preguntes. Muchas gracias", solía contestarle.
Pero así era él. Ante todo educado, humilde, buena gente. Han sido varios años conociéndole a través de las redes, de la página de La Vida en Rojiblanco, de mi blog...

UN VENDAVAL, Y UNA GRAN PERSONA
Por desgracia, no fueron muchas las ocasiones en las que coincidí con él en persona, pero recuerdo perfectamente que el primer día que le conocí pensé que estaba algo loco. Y lo estaba. Loco por el Atleti. Inquieto, lleno de vida, jovial, bromista, incontenible. Allá donde estuviera, su presencia se sentía a metros de distancia con sus cánticos incansables a favor de nuestro Atleti. Era un vendaval.
Tenía un corazón que no le cabía en el pecho. Y claro ejemplo de ello lo viví en primera persona cuando, antes de decidirme a escribir el libro de Godín, Fernando y yo tuvimos una misma idea para escribir un libro. La diferencia fue que él ya llevaba el proyecto bastante avanzado. Pese a ello, cuando le transmití mi ilusión y le comenté que yo también había dado pasos para hacer realidad ese proyecto, comentamos la posibilidad de escribirlo juntos. Al final no lo hicimos. Pero el simple hecho de que él barajara esa opción, algo que la mayoría ni se habrían planteado siquiera, ya habla del tipo de persona de la que les estoy escribiendo.
Hablé con él este sábado. Este mismo sábado. Me comentó lo mucho que le ilusionaba la llegada de Kranevitter, que veía muy bien al equipo (él estaba convencido de que nos llevamos la Liga), y fui yo el que pude darle la noticia de que el Barça había pinchado con el Depor. "Mañana nos ponemos líderes seguro", me dijo con una sonrisa.

VIVÍA "PARTIDO A PARTIDO"
Desde hace un tiempo vivía "partido a partido", como nos había enseñado a hacerlo el Cholo. Y se ha ido un día 14, su número favorito por Simeone y por Gabi, al que admiraba. Y se ha ido con el Atleti líder, como no podía ser de otro modo, porque estoy convencido de que este equipo sabe estar a la altura para despedir a las grandes personas (el día que se fue Luis Aragonés el Atleti también se puso líder tras ganar 4-0 a la Real).
Quiero compartir con vosotros el comentario que escribió en mi blog el día que ganamos el derbi de Liga el año pasado en el Bernabéu:
Fernando Altarejos dijo...
"La crónica me puso los ojos llorosos recordando cómo viví yo el partido. Lo que fue y lo que vi. Es grato confirmar que mis sensaciones fueron las mismas que las de otros seguidores rojiblancos.

No hay placer más grande que ganar un título al Real Madrid, el segundo más grande es ganar un título y el tercero ganar al Madrid. Los tres los he podido ver y contar a mi hijo, además de compartirlo por aquí y por las redes sociales.

Pero siempre me falta algo, siempre esa chispa final y es compartirlo con alguien. Al leer este artículo lo he sentido, he sentido que lo que leo es lo que muchos vieron, lo que muchos sintieron. El Atleti está por encima de mí, de ti, de nosotros, de ellos. El Atleti es una droga muy dura que una vez enganchando no puedes dejarlo. No hay cura.

Hay gente que habla de un partido rollo, poco fútbol, mucha patada y poco toque. Yo fui a la Final de la Champions y me gastaría el mismo dinero o más sólo por ver en directo la jugada del segundo gol del Atleti. Es pura obra de arte. A veces miro los precios de las entradas, de los abonos y los considero un abuso pero la jugada y el gol de Arda Turan no tienen precio.

Para terminar primero quiero hacer un agradecimiento especial a José I. Fernández, no es fácil tener esta pluma fácil, inteligente, rápida, mordaz y sincera. Y a todos los atléticos que entran en esta web para disfrutar de un sentimiento rojiblanco en estado puro, sin condiciones, sin rencores y de un solo color, el rojiblanco. Ellos están tan contentos como yo o más hoy, gracias por compartir vuestra alegría conmigo, con nosotros, con José, con todos.

Aúpa Atleti !!!" 

ME COSTARÁ MÁS SENTARME A ESCRIBIR
Sentíamos el Atleti de una forma muy similar y comentarios como el suyo me reconfortaban para mantener vivo este blog que últimamente tengo un poco abandonado.
Fernando, quiero que sepas que desde hoy me costará un poco más sentarme al teclado después de cada partido sabiendo que el lunes tú no estarás para compartir mi crónica y decir: "Ni Marca, ni As: José I. Fernández".
Los golazos de Saúl y de Griezmann valen un poco menos desde que tú no estás. Aunque me consuela saber que sirvieron para que te marcharas con una sonrisa. Esa amplia sonrisa que acompañaba tus sonoras carcajadas cada vez que compartimos algún buen momento, siempre con el Atleti de fondo. Esa sonrisa con la que estoy convencido de que no te perderás ni un solo partido desde el tercer anfiteatro del Calderón, ahora sí con fuerzas de nuevo para poder verlos completos y sin fatigarte.
Hasta siempre compañero. Este año, el Atleti tiene una cita obligada con Neptuno para homenajearte. 

3 comentarios :

Marian Navarro dijo...

No es justo, no debería irse alguien tan joven, tan lleno de vida. ¡Maldito cáncer!. Mi cariño a su familia. Descanse en paz.

López dijo...

Emocionantes tus palabras.

Sin conocerlo lamento mucho su muerte. Encima con un niño. Y por el comentario que has puesto se ve que sentia al Atleti de verdad.

Mucha fuerza para su familia y amigos!

Mauricio dijo...

He leído tu sentida crónica. Y había visto reseñada la muerte de este compañero de viaje atlético en otros sitios. En triste perder a alguien que admiras. Y, además, tan joven.
Como bien dices, por él, habrá que hacer visita a Neptuno.