lunes, 14 de febrero de 2011

Algunos brotes verde y oro

Todavía no ha llegado la primavera, pese a que hayamos disfrutado de algunos días cálidos y soleados. Sin embargo, el sábado en el Calderón se podían divisar algunos brotes verde y oro. A mi llegada a los aledaños del estadio se lo comentaba a mi padre: “¿Mira papá, ves a esos dos con bufandas verdes y amarillas? Pues son bufandas contra la directiva. Las venden en la tienda de Señales de Humo, y voy a comprar una para cada uno”.
En las colas para entrar por la puerta 36 te cruzabas con otros tantos. “Mira, otro disidente del Gobierno”, me decía mi padre cuando subían otros más por las escaleras, ya sentados en la grada.
Todavía son pocos, pero empiezan a verse, y esto tiene que crecer.

TIENE QUE CRECER
Y tiene que crecer porque el Atlético suma cinco derrotas consecutivas
, números que sólo han sido peores dos veces en toda su historia.
Tiene que crecer porque, independientemente de la mala racha deportiva, no se puede sostener un equipo en el que hay apuestas sobre dónde jugará tu estrella el año próximo.
Tiene que crecer, porque tu delantero centro sólo está pensando en los días que le quedan para marcharse, y ya no mete ni los penaltis.
Tiene que crecer porque tu promesa más brillante todavía no ha renovado y los veteranos salen en la prensa hablando de que no sería malo traspasarlo.
Tiene que crecer, porque durante dos veranos consecutivos se ha vendido en el último día del mercado a dos jugadores de peso en la plantilla (Heitinga y Jurado).
Tiene que crecer, porque durante dos inviernos consecutivos hemos regalado a dos futbolistas con 120 internacionalidades entre ambos (Maxi y Simao) sólo por ahorrarnos su ficha.
Tiene que crecer porque se contrata a brasileños como Fabiano Eller, Cleber Santana o Elías (siete millones en el banquillo) sólo para que algún representante se llene los bolsillos, habiendo futbolistas en España como José Callejón (eso sí, toda la culpa de Pitarch...).
Tiene que crecer porque en los últimos siete años (contando también éste) el Villarreal ha quedado por delante del Atlético en seis (dos terceros puestos y un subcampeonato incluidos) con una población que no llenaría el Calderón, y ellos sí renuevan a sus estrellas y les suben la cláusula (Rossi, de 40 a 50 millones).
Tiene que crecer porque se comenzó hablando de vender el Vicente Calderón para conseguir fichar futbolistas como Zidane; para después cifrar los dividendos en unos 80 millones y después irnos a coste cero a un estadio que se iba a inaugurar en 2011, luego en 2012, después en 2013, y ahora en 2014 (ojalá no se inaugure nunca), cuyas obras siempre están a punto de comenzar pero nunca se inician, y que como mayor valor va a contar con un extraordinario párking con 3.000 plazas, cuando estamos hablando de un aforo de más de 70.000 personas.... (muchos nos vamos a tener que meter en los coches...).
Tiene que crecer, porque por el mismo camino que el estadio va la Ciudad Deportiva de Alcorcón, que supongo que la están construyendo allí porque para un club "humilde" como el nuestro entrenar en Majadahonda es demasiado glamour.

FIRMA CON ATLÉTICOS POR EL CAMBIO
Y tiene que crecer porque, por primera vez en 20 años, parece que el movimiento de protesta está teniendo cierto eco en los medios y porque algunos notables han dado un paso al frente (quiero ver cómo de firme) para crear un Plataforma de Atléticos por el Cambio, que ya ha recabado más de 11.000 firmas. Para firmar sólo hace falta dejar tu nombre y tu DNI, no es necesario que seas abonado: Atléticos por el Cambio.
Una Plataforma de la que forman parte Vicente Calderón hijo y Gonzalo Calderón Bedoya, uno de sus nietos.

DE LA CHAMPIONS NI HABLAMOS...
Pero sobre todo tiene que crecer porque el sábado había un partido en el Calderón, de ésos que hasta hace bien poco hacían palpitar los corazones rojiblancos, y en la situación actual se afrontan casi con indiferencia.
Para aquellos que aún hablaban de Champions, aunque el equipo hubiera ganado se habría colocado a once puntos de ese objetivo. Suponiendo que en las últimas 15 jornadas el Valencia hubiese conseguido 29 puntos (nueve victorias, dos empates y cuatro derrotas, una cifra “normal”), el Atlético habría tenido que sumar 40 para superarle. O lo que es lo mismo: trece triunfos, un empate y una única derrota. ¿Hacemos más cuentas?
Así las cosas, el Atleti afrontaba el partido con la obligación de ganar, primero, para romper su pésima racha, y, segundo, para meterse en el triste séptimo puesto que nos lleve a Europa por la gatera, como nos venimos acostumbrando.

EL ATLÉTICO NO MERECIÓ PERDER
En honor a la verdad, cabe decir que el Atleti no mereció perder el encuentro ante el Valencia. Ni mucho menos. Pero, hoy por hoy, lo deportivo es lo de menos. Lo hizo casi todo para ganar. Salió fuerte, se adelantó pronto, tiró más, sacó más corners, tuvo más posesión... Pero a perro flaco todo son pulgas. Y quizá sea mejor así...

Los de Quique (que se siente más fuerte cuanto más perdemos. Éste es de los de señalar con el dedo que se queda aquí como bajemos a Segunda) se adelantaron a los dos minutos tras un balón que Forlán robó a Bruno (el uruguayo puso ganas en la primera parte, pero está sin alma, sin chispa y sin confianza) y la puso para Reyes, que se la llevó con fortuna ante Jordi Alba, para después amagar a Ricardo Costa y batir a Guaita por el palo largo (1-0).
El panorama pintaba bien. Agüero la ponía al área y Mérida no llegaba por centímetros; después desbordaba a Maduro en una de sus clásicas galopadas, pero Costa cortaba su pase de la muerte; y más tarde era Guaita el que metía una mano providencial a cabezazo de Raúl García (de la grada, a la titularidad. Por cierto, ¿y Domínguez?).

EL EMPATE, Y SIN FUERZAS
Pero el segundo no llegó
, y un Valencia inoperante hasta el momento se fue despertando y al borde del descanso empató. Jordi Alba centró con calma sin que Valera le encimara, Perea se la come ante Soldado, y el instinto depredador de Joaquín es más fuerte que el del defensa de los doce millones de euros, que se queda mirando mientras le supera el andaluz (1-1).
En la segunda parte, el frágil Atleti aún supo sobreponerse al golpe y lo siguió intentando. Pero, como dice mi padre, Agüero es el único”. Así, un cabezazo suyo se marchó alto; y minutos después rompió por velocidad a los dos centrales, pero su chut cruzado lo blocó Guaita.
En su empresa, sólo Reyes es capaz de acompañarle. A los 60 minutos comenzó una internada por la derecha tras caño a Jordi Alba, que terminó con el utrerano arrollado en el área por una torpeza de Maduro.
Desde el momento en que se señaló el penalti me dio un mal pálpito que expresé con un “bueno, vamos a ver”... que se confirmó con Forlán escenificando su derrumbe con un tiro al palo.

ME MARCHÉ DEL CAMPO CON 1-1
A falta de diez minutos, abandoné el estadio porque jugaba al fútbol sala a las ocho en Getafe
. Me despedí con la premisa de “a ver si lo hago mejor que éstos”. Pero cuando puse la radio en el coche y ésta me contó que el Valencia había marcado el segundo, sentí una profunda tristeza que me resulta difícil de explicar.
Entonces recordé las palabras de mi padre cuando llegamos al estadio y se estaba guardando un minuto de silencio. “¿Quién se ha muerto?”, le pregunté. “El Atleti, hijo, el Atleti”.

8 comentarios :

Rafael dijo...

El equipo es un completo desastre, fruto de la penosa gestión de los Giles y Cerezos que les importa un pimiento el plano deportivo.

Este año el equipo da pena verlo, por lo menos las derrotas están sirviendo para que la gente vaya espabilando y podamos ver algo de luz.

Solo pido 4 victorias en lo que queda de temporada, me da igual perder los otros partidos si sirven para forzar la marcha de los Giles y Cerezos. También digo que el equipo lleva una dinámica muy peligrosa, ya verás si no nos metemos en la lucha por evitar el descenso, no es lo mismo acabar el campeonato cayendo en picado en la tabla que venir de abajo escalando puestos en la tabla.

PD:Me ha sorprendido lo de Rossi, que ha este le renueven y le suban la cláusula y al Kun todo lo contrario es de traca. Es increible que el Villarreal este todo los años por delante nuestra, no lo entiendo...bueno si.

Un saludo.

Wario dijo...

Yo ya he encargado una para mi y otra para mi hermana. El verde y oro empieza a verse y, como dices, tiene que seguir creciendo.


Saludos desde Paseo Melancólicos

Santi Riesco dijo...

Tu padre, como mi hermano, es un buen conocedor del Atleti. Cuánta razón tienen.
Yo lo vi en Bilbao por la tele. Mi hermano ya ha comprado las bufandas verdes y amarillas. No estaba muy convencido de que sirvieran para algo, pero se la puso. Me dijo que apenas vio tres o cuatro, pero seguro que con el paso de los días la cosa va creciendo.
Yo también creo que la derrota nos ha venido bien para que la gente se de cuenta de que nos están timando.
Ahora el miedo es caer en el pozo y que nos vayamos a Segunda... esta vez el club no lo soportaría.
Un abrazo.

Wario dijo...

Ah, la prueba inequívoca de que está floreciendo el movimiento VyO es que ya están vendiendo las bufandas en los puestos de alrededor del estadio.

Eso sí, a 10 € en vez de los 5 que cuestan en la web de SDH.

Conociendo a los dueños, ¿alguien más piensa que en un par de semanas la venderán en la tienda del club?


Saludos desde Paseo Melancólicos

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

NO me interesa el puesto del equipo en la Liga, sólo quiero qu se vayan los Giles y los Cerezos de una vez por todas.

Adal dijo...

Pues A MI SI ME INTERESA EL PUESTO DEL ATLETI tanto o más como que se vayan los Giles y Cerezos, soy más del Atleti que Antigil o Anticerezo, lo que no me quita de ser crítico con ellos, pero yo seguiré deseando que gane el Atleti y que suba puestos en la clasificación y que gane títulos, aunque sigan ellos. Me cuesta creer que a un atlético no le importe la situación del Atleti en la tabla

Rafael dijo...

A mi me gustaría ser como el Manchester,pelean por títulos y encima protestan a los Glazzer o como se llamen.

Pero la cruda realidad es que si el Atlético en estos momentos hubiera estado 5º o 4º, la gente apenas hubiera protestado, esa es la realidad. Ya llega un momento en el que piensas que es mejor que el equipo haga una campaña desastrosa, se líe gorda y la gente despierte.
De verdad, yo prefiero quedar esta temporada en el puesto 17º, que se líe gorda y ya seguro que los próximos años peleamos por grandes cosas.

Estoy hasta los huevos que me vendan el 4º puesto como un éxito, si es que lo consiguen, porque desde que somos SAD sólo lo hemos logrado 3 veces y gracias. Lo malo es que un 4º puesto no sirve para nada, para que la gente siga adormecida y los Giles en la poltrona robando.

Quiero quedar 17º en Liga este año para pelear por la Liga los siguientes años. No hay otra fórmula.

Ya digo, ojalá fueramos como el MU, pero aquí es distinto, la gente protestas cuando las cosas van mal, y ya digo, no quiero quedar este año 7º, entrar de rebote en la UEFA y que encima me lo vendan como un éxito y la gente a seguir durmiendo y los Giles otro año más sufriendoles. Y así todos los años.
A ver si este año nos hundimos en la mierda, la gente protesta, se largan los Golfos y ya los próximos años ya podremos pelear por grandes cosas.

Para curar el cáncer del Atlético hay que darle quimioterapia. Y ya se que es duro, pero es lo que hay.

Wario dijo...

Rafael, más que pelear por grandes cosas, que entiendo que es algo que todos añoramos, a mi lo que me hace especial ilusión es volver a ser un equipo respetado.

Quiero que dejemos de ser el hazme reír de la Liga. No quiero volver a oír lo del "pupas".

Por un Atleti grande.


Saludos desde Paseo Melancólicos