lunes, 21 de marzo de 2011

Damos pena

El Atlético de Madrid perdió anoche su enésimo derbi en el Vicente Calderón. Con el de este sábado, son ocho derrotas en los últimos nueve derbis jugados en el Manzanares. En todas ellas, el Atlético de Madrid no pasó del cuarto de hora con el 0-0 en el marcador. Esta vez, fue capaz de aguantar diez minutos hasta que marcó Benzema. Una mejora respecto a los cuatro minutos del año pasado (Kaká), o los 30 segundos de los dos años precedentes (Van Nistelrooy y Raúl).
Quizá el de este sábado fue mi derbi más triste, aunque es algo difícil de calibrar porque la competencia es mucha.

EN LA PREVIA, REUNIÓN DE NOTABLES ATLÉTICOS
En la previa del encuentro quedé con varios atléticos ilustres, conocidos la mayoría a través de la Red. Jorge Olmos, mi compañero de Marca TV Menottinto, o Ricky compartieron conmigo los instantes previos al gran choque, los miedos, las incertidumbres y las desesperaciones por la situación de nuestro amado equipo.
Una de las reflexiones con la que me quedé (aunque es algo que ya he escuchado en otras ocasiones) fue la pronunciada por uno de los participantes, que sentenció que lo que más le jodía era la frase de muchos madridistas de “a mí el Atlético de Madrid me da igual”, “me resulta indiferente”, “no me cae mal”, o incluso “le tengo simpatía”…
Por desgracia, el que durante décadas fue el rival más cruento de los blancos, es ahora un equipo más, que no le hace ni cosquillas y que no ocupa ni un segundo de preocupación ante la alargada sombra del Barça. Es normal. Para muestra un botón. Aunque el Atlético de Madrid hubiera ganado anoche y los nueve partidos que restan, y el Real Madrid lo hubiera perdido todo, aún acabarían la Liga por delante de los rojiblancos.

SIN MENSAJES...
En esa previa, le comentaba a mi padre y al resto de asistentes que ojalá esa noche fuera yo el que mandara los mensajes (a mis amigos vikingos) y no al revés, como por desgracia es tónica habitual.
Lo más triste fue que después de la derrota, no recibí más que un mensaje de un compañero madridista. Algunos de mis “enemigos” más encarnizados en la dialéctica futbolística esta vez no se molestaron ni en escribirme. Y es que ya damos hasta pena…

DE LA ILUSIÓN A LA IMPOTENCIA
Emocionados y esperanzados como cada año llegamos a la gran cita. Un estadio lleno hasta la bandera, gente agolpada en las escaleras, un tifo precioso… pero todo se apaga pronto. Muy pronto.
Antes del gol del Madrid, Cristiano Ronaldo avisó con una falta, De Gea tuvo que emplearse ante un disparo de Khedira, y una internada maradoniana de Lass (sí, de Lass) en la que se fue como Pedro por su casa de Tiago, Godín y Domínguez, no acabó en gol porque no acertó con el pase de la muerte.
El Madrid volvió a salir con más mordiente, presionando arriba y haciendo imposible que el Atlético hilvanara tres pases. Así, en el minuto diez se plasmó la sempiterna superioridad blanca.
Xabi Alonso tocó sin un rojiblanco a diez metros a la redonda, Khedira dibujó un perfecto pase en profundidad para el redivivo Benzema, que ganó la espalda de Godín y definió con maestría (0-1).

EL MINUTO DE ESCUDERO
Supuestamente el minuto once iba a servir de homenaje a Escudero. Yo no oí nada. Como no vi nada en el tifo que supuestamente iba en su honor. Honrar su muerte, o la del padre de Hele recientemente fallecido, parecían motivos de peso que sumar a la larga lista. Pero anoche tampoco fue la noche.
El Atlético intentó reaccionar de la mano de los dos únicos futbolistas que actualmente pueden hacer frente a un grande: Agüero y Reyes.
El argentino dio inicio al recital de Casillas con un derechazo abajo que salvó el mostoleño a corner. En el saque de esquina volvió a meter la manopla para sacar un cabezazo de Godín.
Minutos después, el Kun se marchó de Pepe y sacó un zurdazo cruzado que repelió el portero de la selección, y por último fue Reyes el que se anticipó a Alonso en el área y disparó arriba para volver a toparse con el gigante de Móstoles.
“No ganaremos al Madrid hasta que Íker no se retire”, comentó mi padre. Y puede que sea cierto…

FINAL DEL PARTIDO: MINUTO 31
El Madrid no estaba ausente, y en las contras Benzema hacía muchísimo daño moviéndose en el abismo del fuera de juego. Así llegó el 0-2. Una internada del francés por la derecha no encontró a Cristiano por un posible penalti de Ujfalusi. Pero la jugada continúo por la izquierda. Marcelo desborda a Mario Suárez como si fuera un alevín, y la pone atrás donde Ozil, solo, supera a De Gea. Media hora, 0-2. Otro año sin derbi.
Al minuto, un posible penalti de Sergio Ramos sobre Agüero pudo haber cambiado las cosas. Pero Teixeira Vitienes mostró amarilla al argentino y ahí se acabó la historia. El descanso llegó sin que el Atlético pudiera sobreponerse a tan contundente mazazo.

Con ninguna gana y la sensación de que mejor sería irse a casa, uno afronta la segunda parte. A mi lado, el hijo de uno de mis compañeros de butaca, Alberto, de ocho años, al que su padre este año ha sacado el abono de la segunda vuelta. ¿Por qué no le dices a tu padre que te haga del Barça?, le pregunto. “No quiero, prefiero el Atleti”, me responde convencido. Pobre niño...

EN EL SEGUNDO ACTO SALTA UNA ESTRELLA
En el descanso saltó al campo Jorge Resurreción Merodio 'Koke'
. El chico, que ha desaparecido del once sin motivo aparente (como tantos otros) demostró en sólo 45 minutos lo que yo esperaba.
Se comió el césped, puso la intensidad necesaria, y recién entrado en el campo trazó un pase en largo que Forlán remató al lateral de la red, y se sacó una volea desde la frontal que Casillas despejó a corner. Y es que además tiene clase.
En una entrevista en la previa, confesó que si jugaba lo daría todo. ¿Y qué harías en un balón dividido con Pepe?, le cuestiona el periodista. “Iría con todo”, responde. Pero Pepe da miedo, le interpela. “Yo también doy miedo...”.
Por contra, Quique optó por un Elías que debe tener la misma idea de lo que es un derbi que de su posición en el campo: ninguna.

AHORA O NUNCA...
En el minuto nueve de la reanudación, Reyes corta un despeje de Carvalho y coloca un pase perfecto para el Kun Agüero, que se planta solo ante Casillas. Ahora o nunca, le transmito a mi padre. Y, como es habitual, fue nunca. El tiro abajo del argentino lo vuelve a salvar el portero madridista con la mano izquierda. Si tu mejor jugador no define un uno contra uno con 35 minutos por delante, ¿quién te va a meter en el partido? Es la jugada que resumen el partido...

LA GOTA QUE COLMA EL VASO: UNA AFICIÓN ACOMPLEJADA
Los minutos continuaron consumiéndose con un derbi muerto desde antes de empezar y entonces se dio paso al lucimiento de nuestra acomplejada afición.
Primero fue con el clásico “¡Cristiano muérete!” o “¡Qué hijo puta es, ese portugués!”. Pero cuando en el minuto 77, con un equipo octavo, fuera de todo, sumando su duodécimo año sin vencer a los blancos, el Calderón al unísono comenzó a entonar el “¡Eres un mono, Marcelo eres un mono!” no aguanté más, me levanté de mi asiento y le dije a mi padre: “Nos vamos”.
Quien me conoce sabe que jamás me voy del estadio con el partido en juego. Soy de esos que con un 3-0 en el minuto 90 le dice a su padre que espere a ver si llega el cuarto. Igual hago en el caso contrario. Fui de los pocos que aguantaron hasta el pitido final en el famoso 0-6.
Pero el sábado no aguanté más. La rabia, la vergüenza y la impotencia de la situación ante la complacencia de nuestra hinchada me superaron. “La culpa de llevar doce años sin ganar al Madrid será de Marcelo, claro que sí”, me marché gritando mientras bajaba hacia el vomitorio.

NO VI EL GOL DE AGÜERO
Paseo de los Melancólicos arriba, escuché el grito inconfundible del gol. No experimenté ningún tipo de alegría, sino más bien otra muesca de tristeza. “Ahora”, pensé...
Entré con mi padre a un bar a ver los cinco minutos finales con escasa esperanza, y allí pude observar como tan sólo un cabezazo de Godín “acercó” a la quimera del empate.
El gol del Kun Agüero (tras preciosa pared con Koke, Ko-ke) sólo sirvió para camuflar un año más el resultado, y para aquellos que sólo vieran el marcador, siempre quedará la falsa sensación de que hubo derbi.
Pero el derbi madrileño hace muchos años que no se disputa, y menos en el Vicente Calderón, donde la olla a presión de la que se cacarea no es más que un recinto atestado de acomplejados que ven en la camiseta blanca un motivo de insulto y de pataleo. Una oportunidad de gritar en sus oídos todo tipo de barbaridades a aquellos que año tras año nos humillan y nos ridiculizan.
Quizá deberían pararse a pensar que, para que ellos nos pisoteen, hace falta que nosotros nos postremos. Y el Atlético de Madrid lleva muchos años postrado. Damos pena...

16 comentarios :

Julio dijo...

Triste. Muy triste.

Eso de que los madridistas ya no nos consideren rivales es el peor de los castigos. Y eso, lo reflejas muy bien en el artículo.

El problema del Atleti es tan profundo que no se solucionará, como bien sabemos, en una temporada, ni en dos, ni en ...

No sé cómo se puede cambiar esta dinámica, pero sé que hay que cambiarla.

Un saludo.

Julio.

Emilio dijo...

Don José, sin entrar a valorar la deprimente estadística de los últimos enfrentamientos, la clave del otro día es el hambre con el que los dos equipos saltaron al campo. El equipo cuyo escudo es un despertador salió a morder, al árbitro, a los rivales, a Indy, a quien tocara. Nuestro Atleti sale a un derbi como sale a comprar el pan, con un pantalón de chandal viejo y sin peinar.

¿Y no será, (digo yo) una cuestión de justicia poética por haber estado durante la semana tomando nombres de mediapuntas en vano? ;-)

Un abrazo.

verlavidavenir dijo...

me gusta la crónica.. mas del estilo periodistico que hoy en día abunda en este bendito pais, estoy contigo en casi todo pero no entiendo que te parezca triste lo de Ronaldo y Marcelo, todo la vida acudiendo a un campo y ahora damos bombo a esas cosas que han existido siempre, insultos a Torres en el campo de la clase y el señorio incluido, en fin el año que viene....

JOSE I. FERNÁNDEZ dijo...

JULIO, a este ritmo, no veo posible una victoria del Atleti, al menos en el Calderón, en los próximos 10 años. Quizá un día haya suerte en el Bernabéu.
Me he dado cuenta de que el complejo de inferioridad con el que se sale provoca que no están agusto hasta que no se plasma en el resultado. Ya por debajo, con la "lógica" imperando en el marcador, entonces si corren y luchan. Hasta entonces tienen miedo, están bloqueados...

EMILIO, el problema es que esa actitud se ha repetido en ocho de los últimos nueve derbis en casa (sin hablar del Bernabéu). Al Madrid no se le gana no porque seamos peores (que también, pero en los últimos años cualquier equipo de medio pelo ha ganado al Madrid), no se le gana porque ellos juegan el derbi con la concentración y la motivación que exige estos partidos, y a nosotros nos queda grande.
Viendo cómo protestaba Carvalho cualquiera diría que nació en Conchaespina...

VERLAVIDAVENIR, puedo entender los gritos hacia Cristiano, un tipo chulo, prepotente, que es lo que va buscando y que se gana nuestro odio. Pero no entiendo los gritos a Marcelo, que además son racistas. Ese chico lo único malo que ha hecho es meternos dos chicharros como dos soles los dos últimos años que ha venido y ser mejor que el 80% de nuestra plantilla.
¿Por qué se grita a Marcelo y no se insulta a los que hay que insultar? Este sábado no escuché ni un solo grito hacia el palco, que son los mismos que estaban hace 11 años cuando ganamos por última vez al Real Madrid. Algo habrán influido en que en los últimos 27 años hayamos ganado DOS VECES al Madrid en el Vicente Calderón.
A mí me da asco, y escuchar que mis compañeros de sufrimiento centran esa ira acumulado en Marcelo... me da tanta rabia y tanta pena que lo mejor que pude hacer fue irme.
En parte tenemos lo que nos merecemos si ése es nuestro criterio.

Un triste saludo a todos.

Rafael dijo...

Yo no creo que sea falta de huevos o de complejos.

La plantilla actual del Atlético esta diseñada para quedar en mitad de tabla y no le pidas más. Solo 8 jugadores (en su mayoria canteranos) son dignos de llevar esta camiseta, los demás jugadores no tienen nivel para estar en el Atlético, si la plantilla fuera buena estariamos en la parte de arriba de la tabla, pero la realidad dice que ya no solo somos capaces de ganar al vecino, sino que tampoco hemos ganado a rivales como Racing, Almería, Levante, etc etc, y sino ganamos a estos como vamos a pensar en ganar al vecino que se juega la Liga. O sea, que el problema no es que el Atlético tenga huevos o no, es que la plantilla es mala de cojones y ya esta, es mala este año y los años anteriores también era mala. Cuando tengamos una plantilla en condiciones (esto pasa por la marcha de los Giles y cerezos)a lo mejor ganamos el derbi.

También me podeís decir que el Osasuna o el Bilbao han ganado al vecino, pero si el vecino ha perdido estos partidos ha sido porque ha salido relajado, no porque los otros tuvieran huevos. El Atlético dificilmente encuentre al Vecino relajado en la vida, el vecino sabe que tiene ganar al Atlético sí o sí, por mucho que nos desprecien, saben que en estos partidos no pueden fallar.

Yo ya paso de hacer análisis de la plantilla del Atlético. Es mala. Solo tenemos a 8 tíos dignos y ya esta. De donde no hay no podemos sacar más.

Del partido solo decir, que me da lástima el Kun (rodeado de tanto jugador mediocre) y Koke (que le da 1000 vueltas a Elías por el momento)

En fin, hasta que no se vayan los Giles y cerezos mejor no ver más un derbi.
Me da mucha pena ver a chavales de 20 años que no han visto ganar un derbi todavía, de verdad, que pena, en su jodida vida no han podido ir ni un puto lunes post-derbi alegres ni al cole ni al instituto.

Que se vayan ya los delincuentes.

SALUDOS A TODOS

Jorge-George Olmos dijo...

Lo mejor la previa, lo demás es la misma historia de siempre, de acuerdo en lo de Marcelo, CR7 se pito el cambio pero sus aplausos a la gente fue lo que enrabieto a la gente, a Marcelo le echo la bronca Pepe por hacer el mismo gesto(no lo defiendo)

Lo dicho lo mejor fue la previa, sólo esas cosas me haran volver a un derbi

verlavidavenir dijo...

Pues si hijo, me has convencido en todo pero al final somos como el niño que no puede jugar y se mosquea por que le sale una cosa, se pica y se enfada y paga su pataleta, totalmente de acuerdo con esa postura, es mas, llevas razón.Respecto a las protestas contra el palco, es cada uno el que tiene que currarlo( todos podemos ejercer protesta, como abonados que somos) y creo que el sábado la culpa la tiene el equipo, por que para mi el único que jugo con lo que hay que jugar un derby fue el Kun.Yo como te comenté este partido lo vi perdido hace mucho tiempo. Un saludo y gracias por este blog.
Un asiduo que no quiere que entres en es roll de prensa madrileña.

JOSE I. FERNÁNDEZ dijo...

RAFAEL, yo sí creo que es por falta de huevos. Más que de huevos, de una actitud más valiente y decidida en el inicio del choque. En los 10 primeros minutos el Atleti no tira a puerta. Las ocasiones del Kun, Godín y Reyes llegan con el equipo ya perdiendo 0-1...
El tema es que son 10 años repitiéndose la misma historia, y en el Calderón el patrón siempre es el mismo: gol en contra en los 15 primeros minutos. Hasta un equipo de juveniles aguantaría más.
Está claro que se termina perdiendo porque el equipo es inferior, pero con otro planteamiento y otra actitud se le podría meter mano, porque en estos 10 años TODOS los equipos de la Primera División, menos el Málaga y el Atlético de Madrid, han ganado a los blancos alguna vez. Y digo yo que no siempre habrá sido porque hayan salido relajados.
Porque en Mestalla, el Sánchez Pizjuan o Riazor (donde llevaban 18 años sin ganar) no creo que salieran a verlas venir.
Lo hablaba hoy con Kiko Narváez y me decía que no cree que sea un problema psicológico, pero sí me reconocía que el Madrid salió más fuerte, a morder en cada balón dividido. Y me parece inconcebible que los rojiblancos no salgan también así sabiendo lo que hay detrás.
PD: En la alineación de la última victoria en el Calderón (1998-99) no estuvo Chamot, sino Aguilera, y creo que Geli jugó de central ese día junto a Torrisi. ¿Es que te sabías aquella alineación de memoria? Porque diste todos menos Chamot…

JORGE, si es sólo por la previa, el próximo año nos sacamos un dinero en la reventa por el abono y nos quedamos viéndolo en el bar. Fue un placer coincidir.

VERLAVIDAVENIR, no entendí en el primer comentario a qué te referías con “mas del estilo periodistico que hoy en día abunda en este bendito país”.
Respecto a entrar en el rol de la prensa madrileña, ¿por qué lo dices? Tranquilo que no creo que ocurra. En mi blog desde luego tengo plena independencia y además, la prensa madrileña se caracteriza por ser también madridista, y yo estoy muy lejos de eso.

Un saludo a todos!

Rafael dijo...

La alineación del 3-1 de 1998 más o menos la recordaba, pero minutos antes de poner mi comentario ví por youtube esa victoria y en base a esto puse más o menos la alineación. Identifique a todos los jugadores menos a un jugador (Aguilera)y dí por hecho que jugó Chamot porque era un títular habitual (si no me equivoco) y me faltó identificar un hombre que entro desde el banquillo (Solari, Mena y ¿?).

De todas formas esa alineación no era la más habitual, Antic tuvo que introducir algunas variables para este partido, Chamot y Kiko creo que eran titulares habituales aquella temporada.

También mi comentario iba dirigido a demostrar que aquellas plantillas que ganaron al Madrid hace varios años lo hacían porque tenían más calidad que las de ahora y puse como ejemplo aquella plantilla de 1998 que fué la última en ganar al vecino en el Manzanares.

Sin duda la plantilla de 1998 le da mil vueltas a esta del 2011 por ejemplo, especialmente en el centro del campo. Yo cambiaba con los ojos cerrados esa plantilla (salvo el Kun) por la de ahora. Plantilla que como digo estaba hecha para hacer un fútbol de tiki-taka pero los Giles la cagaron fichando a un entrenador que le gustaba el catenaccio, vamos, es como si al Barca le quitas a Guardiola y pones a Ranieri por ejemplo, pones a Xavi, Iniesta, etc...a jugar al catenaccio no cuadra. Quizás esta plantilla del Atlético de 1998 no rindió por esto y también por la venta de Vieri el último día de mercado.

José, pongo todo esto no para desviar el tema, sino para demostrar que las plantillas del Atlético en los últimos años no están a la altura del club, desde que subimos de 2ª hemos tenido unas plantillas muy mediocres siendo imposible competir por grandes cosas y en menor medida ganar un derbi.
Esta claro que los Giles si saben fichar, lo que pasa es que antes robaban y tenían miedo de la gente, y más o menos hacían plantillas más acordes a la historia del Atlético (no las ideales, pero bueno), pero desde que bajamos a 2ª y salieron condenados por el Tribunal Supremo y vieron que salieron de rositas, pues han perdido el respeto y el miedo a la afición, siguen robando igualmente pero hacen unas plantillas muy lamentables y el nivel de exigencia ha disminuido drasticamente.

Al grano, que para ganar un derbi y pelear por grandes cosas hace falta una plantilla acorde a la historia del Atlético y luego ya podremos exigirles que le pongan huevos, pero a una plantilla mediocre no les puedes pedir nada, hace falta algo más que huevos. Tenemos unas plantillas mediocres desde que subimos de 2ª div. y desde que subimos somos incapaces de ganar al vecino. Todo pasa por la marcha de los Giles.

Por último, a mi Kiko me ha decepcionado, siempre le echa un cable a los Gil. ¿no sé da cuenta de lo que pasa realmente en este club? Jose ¿le has explicado ya no la Sentencia por apropiaciín indebida, sino la sentencia del pasado 3 de marzo? ¿Por qué dice Kiko que Gilma vive 24 horas por y para el Atlético?

SALUDOS.

PD:perdona por mis rollos, pero me siento muy agusto escribiendo en tu blog.

MN.Academia en línea dijo...

Si lo que mueve el cotarro es el dinero... ni pancartas ni gritos: un Calderón vacío. ¡Veríamos si reaccionaban!. Lamentablemente, me da la impresión de que lo que mueve a muchos es la posibilidad de poder gritar e insultar impunemente; pero frente al "poder" siempre dominará el silencio de los corderos. Y así se consiente que el fútbol se haya convertido en lo que es: solo negocio. Un lucrativo negocio que socios, taquillas, tiendas deportivas, etc., etc., permiten mantener viviendo del cuento a muchos millonarios.

Alejandro dijo...

Mejor no ganar, que la próxima vez volvemos a bajar.

Que conste que sigo el blog en la sombra aunque no comente.

amin dijo...

La verdad que me sorprende que te fueras antes del estadio sí, será la primera vez y espero que sea la última...bueno visto lo visto parece que jamás ganaremso al Madrid,es una realidad y encima si no le ganamos con buenos jugadores esperate tu cuando se vayan todos...un besoo

Menottinto dijo...

Podría suscribir bastantes de los párrafos. Estamos en un punto a la deriva que no parece alertar a nadie... En fin, muy duro.

Hay algo que sí me gustaría apuntar y que casi nadie hace por estar o muy enfrascados contra la directiva o muy enfrascados en putear a los rivales. Los JUGADORES se están yendo de rositas, nadie les achucha, nadie les critica, nadie les obliga a dar más. Y no hablo de Valera. También hablo de Reyes y la lucha por su cuenta, de De Gea y su temporada de consagración o del Kun si me apuras, aunque no sería tan justo.

En fin, aupa Atleti!

Menottinto

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

mientras sigan los Giles y los Cerezos la historia no va a cambiar sino que incluso será mucho peor para el Atlético. El derbi ya ni es derbi.

Juan Pepino dijo...

Aportas mucho Fernando. Ese comentario no lo has escrito alguna vez antes???

Monica dijo...

Estoy hospedandome en un hotel cerca del obelisco con mi marido, y desde que vinimos aquí me intereso mucho mas el fútbol que antes, quiero seguir informandome de como salen los partidos y demás y este blog pudo brindarme muchas noticias.