viernes, 24 de noviembre de 2017

¿Olvidaremos el nombre del Qarabag?

CHAMPIONS- JORNADA 5
ATLÉTICO 2-0 ROMA
Goles: Griezmann, Gameiro.

El miércoles tuve la suerte de disfrutar la previa del Atleti-Roma con grandes colegas rojiblancos como Peris, Bernie, Nelson o Manu. Este último es costarricense de nacimiento, estadounidense de adopción (trabaja en Atlanta), pero atlético de corazón. Pese a estar separado de nuestra ciudad por más de 7.000 kilómetros, todos los años hace alguna visita a Madrid para ver a su equipo al Vicente Calderón. Anoche, era su primera vez en el Metropolitano.

En dicha previa, tras ver cómo el Qarabag hacía un buen arranque contra el Chelsea (larguerazo incluido), pero que el árbitro se cargaba el partido en el minuto 20 con un penalti (que ni fue) y expulsión (menos todavía), Manu contó una anécdota del último partido de Champions que había presenciado en el Calderón, también en la primera fase, el año pasado: "El equipo este ruso al que ganamos en el último minuto con gol de Griezmann".
Sí, sabía de qué equipo hablaba. Curiosamente, sólo hacía unos días me había salido ese partido en otra conversación. Ninguno de los cuatro sentados a la mesa recordamos el nombre de ese equipo ruso. En la conversación anterior de las que les hablo, tampoco. ¿Se acuerdan ustedes de cómo se llamaba? No hagan trampas...

¿HABRÍA SACADO EL CHOLO ESTE ONCE CON OTRA CLASIFICACIÓN?
De camino al Metropolitano, le comentaba a mi padre que dudaba mucho de que, si un triunfo contra la Roma nos valiera el pase matemático a octavos, el Cholo hubiera sacado a Thomas de lateral derecho, a Augusto y a Torres desde el inicio, y hubiera dejado en el banco a intocables como Godín y Gabi... Lo dudo mucho, la verdad.
Estos malos pálpitos se hicieron patentes cuando en menos de cinco minutos Perotti ya había desbordado dos veces a Thomas por su banda (en la segunda de ellas su centro lo remató Pellegrini y tuvo que taponar su disparo... Carrasco) y sobre el minuto diez era Kolarov el que buscaba las cosquillas al ghanés, la colgaba y el remate de Gerson se perdía arriba.
Tenía mala pinta la verdad, con los antecedentes llegados de Azerbaiyán y con un Thomas que parecía un agujero negro para la Roma.

EL ATLETI SE ENTONÓ Y MARCÓ... AUNQUE NO VALIÓ
Pero el Atleti se entonó. Griezmann estaba con ganas de reivindicarse, y avisó en el primer acto con un par de disparos malos que no encontraron portería; Carrasco encaraba como siempre, pero también elegía mal (como casi siempre): amago cuando toca tirar y tiro cuando toca centrar; Koke llegaba con asiduidad desde segunda línea: primero un cabezazo blando, luego no llega por poco a un centro raso de Carrasco.
Y después llegó el gol. Aunque no valió. Augusto roba un balón en la frontal del área y saca un zapatazo que envenena un zaguero a la red. Fue un golazo, pero el árbitro lo invalidó por mano, que fue.

ME VEÍA CON EL UNDÉCIMO EMPATE DE LA TEMPORADA...
Así que sin goles se llegó al descanso, y el tiempo seguía avanzando. Y ya me veía yo con un nuevo empate. Y echando cuentas, habría sido el undécimo de la temporada... y el sexto a cero... en 18 partidos.
Entonces, Simeone metió a Correa por el mencionado Augusto, y a Gabi por Koke, y a Gameiro por Carrasco... Y faltando 23 minutos el Atleti tenía ¡cuatro delanteros en el campo! Torres, Griezmann, Correa y Gameiro...

PERO HUBO PREMIO A LOS CUATRO DELANTEROS
"Sería bonito que el Atleti marcara ahora -le dije a mi padre-. Como premio a que hoy el Cholo sí está siendo valiente y apostándolo todo al ataque. Como refuerzo, que vea que una apuesta ofensiva tiene su recompensa". Y la tuvo.
Sólo un minuto después de saltar al campo Gameiro, combinaron los otros tres puntas: Torres pica un balón para Correa dentro del área, Correa saca un centro desde la línea de fondo, y en el segundo palo la espera Griezmann para sacarse una media chilena impresionante y levantarnos de nuestros asientos (1-0). Golazo. Tremendo.
El gol le vendrá bien al francés (marca dos meses después), acallará pitos y calmará aguas. Aunque ya se han encargado desde el club en los últimos días de que la cosa fuera serenándose: defensa de Simeone y los compañeros, una entrevista en Francia en la que Griezmann dice que descarta marcharse en enero y que quiere ayudar, que no se expresó bien cuando dijo que le gustaría jugar con Mbappe y Neymar... E incluso el Frente coreó su nombre antes de empezar el partido, por todos los méritos que venía haciendo.

GRIEZMANN YA NO ES NUESTRO
También le vino bien al Atleti, por supuesto, que encarriló una victoria importante. Pero no puedo evitar pensar que estos golazos no valdrán más que para encarecer su traspaso. Griezmann ya no es nuestro.
Pero mientras juega aquí, todavía tuvo tiempo para filtrar un gran pase profundo para su compatriota Gameiro, y el galo esta vez dribló al portero e incluso definió bien con poco ángulo (2-0). Un ataque, por cierto, que estoy convencido de que acabó en gol porque el equipo lo encaró con sus cuatro puntas.
Y el Metropolitano volvió a ser una fiesta, de ésas que apenas hemos tenido de momento en nuestra nueva casa.

EL EQUIPO RUSO SE LLAMABA ROSTOV...
Cuando salía del estadio, con una mezcla de alegría, por la victoria y el buen partido presenciado, y de tristeza, por saber que con grandes probabilidades había sido nuestro último partido de Champions en casa esta temporada, le recordaba a mi padre la conversación que habíamos mantenido en la previa: "Así es el fútbol papá, nadie nos acordamos del nombre de aquel equipo ruso. Le ganamos los dos partidos, el Atleti pasó primero, y se nos olvidó por completo su existencia al poco tiempo de habernos enfrentado a ellos. Pero creo que nos acordaremos del Qarabag durante años".
Entonces, un hombre que caminaba a nuestro lado, me mira con una sonrisa melancólica y nos dice: "Rostov, se llamaba Rostov". "¡Eso, el Hansa Rostov!", respondo (creo que ya ni se llama así). Posiblemente, en dos semanas se me haya vuelto a olvidar...
Pero me temo que, por desgracia, ninguno olvidaremos el nombre del Qarabag... Ojalá me equivoque.

2 comentarios :

Anónimo dijo...

¡Hola, primo! Te confundes con el Hansa Rostock, que es alemán :P El Rostov es un equipo de la ciudad del mismo nombre, al norte de Moscú.

No desesperes, igual todavía hay suerte en la Champions. En todo caso, seguro que con la goleada de ayer se te mejoró el ánimo :D

Un abrazo,
D*

JOSE I. FERNÁNDEZ dijo...

¡Tienes razón primo! De eso me sonaba lo del Hansa...
Tengo claro que el Rostov es ruso, de hecho eso es lo único de lo que nos acordábamos... :D
Y me vino a la cabeza lo del Hansa, y cuando miré en Google me encontré este enlace en el que hablaba de Hansa Rostov:
http://www.mundodeportivo.com/futbol/champions-league/20160824/404177950871/hansa-rostov-ajax-en-imagenes.html#1

Y pensé que quizá antes se llamaban así también. Pero cierto, el Hansa Rostock es un equipo alemán que por lo que veo está en Tercera... Lo que no sé es de que me sonaría a mí...

Gracias por comentar! Abrazos!