martes, 15 de diciembre de 2009

Cuando nada funciona

El Atlético de Madrid se ha convertido en los últimos años en un engranaje en el que nada o muy poco funciona. Uno sólo tiene que echar un vistazo a pequeños ejemplos que observa a su alrededor, cuando asiste al Vicente Calderón, para darse cuenta de ello.

LA REVISTA FORZA ATLETI
Empezando por la revista del club, Forza Atleti, que este domingo titulaba bajo la foto de Diego Forlán y un par de imágenes de la Bota de Oro “Oroguay”. No merece muchos más comentarios, de no ser porque juegos de palabras de este tipo son los habituales. “Diegol Forlán”, “Rey de Reyes”, “Raulisto”, “Very Cleber”, “Valeroso” o “Maxima potencia”, son algunos de los ingeniosos títulos ideados por los autores de esta revista, que hacen al espectador del Manzanares preguntarse frecuentemente si para lograrlos hacen un brainstorming (tormenta de ideas) entre niños de cinco años...

LAS ASISTENCIAS MÉDICAS
Continuando por las asistencias médicas. Cuando uno presencia atónito cómo, al saltar la camilla a atender a Reyes, después de que éste acabe de clavar los cuernos literalmente en el césped y haya estado a punto de romperse el cuello, dos de los sanitarios tienen que volver tras sus pasos porque no han cogido un collarín...

LA PLANIFICACIÓN DE LA PLANTILLA
Pero, dejando a un lado menudeces, uno se exaspera más cuando jornada tras jornada comprueba que, para confeccionar nuestra plantilla, García Pitarch también debió convocar un brainstorming entre niños de cinco años. Pero, por desgracia, prevaleció su criterio.
Debemos ser el único equipo de Champions y de los pocos de Primera que sólo tienen un suplente para su par de atacantes. Debemos ser el único del mundo que, encima, utiliza habitualmente a ese suplente de extremo. Debemos ser el único del planeta que, teniendo en el filial a delanteros más válidos que el suplente (Borja Bastón o Pacheco), prefiere ceder uno y mantener a otro en el filial, antes que ahorrarse la ficha de un futbolista que ya ha demostrado su incapacidad como rojiblanco.

JUANITO, EL CAMPEÓN DE EUROPA
En la defensa, se dejó salir al lateral derecho titular (Heitinga) con la Liga empezada, mientras que en el izquierdo, con Pernía lesionado para media temporada, se trajo al joven uruguayo Cabrera. Sería para hacer compañía a Forlán en los entrenamientos, porque de corto no se le ha visto un solo minuto. El fichaje estrella en la zaga fue Juanito, “el campeón de Europa”, cacareaban. El gaditano anoche dio un ejemplo de su maestría y, sobre todo, de su poderío aéreo. Los dos goles del Villarreal vinieron por arriba. En los dos, la pelota fue rematada en los dominios de Juanito. En ambos, lo más que puso fue la espalda. Por desgracia, la espaldinha la inventó Ronaldinho y no la usaba precisamente para despejar corners...

PEREA, EL INDULTADO
A su lado, Perea, que esta temporada se está consagrando en el arte de regalar goles. El tercero al Oporto el miércoles; el que le dio a Higuaín. En Riazor dejó franco otro balón en la frontal del área chica y anoche hizo otra similar, volviendo a demostrar su incapacidad manifiesta para hacer un simple despeje. Quique ha borrado del equipo a Pablo y a Antonio López tras la derrota contra el Depor. Puesto el listón a ese nivel, el próximo domingo en Tenerife la defensa debería ser íntegra la del filial.
Que al capitán le ha defenestrado se comprobó cuando entre semana ensayó con Pernía y finalmente se decantó por poner a Ujfalusi a pierna cambiada.
Pero es que la alineación de anoche tenía de todo menos lógica. Con cuatro mediapuntas en el centro del campo que hicieron de todo menos crear juego. Sólo Reyes apareció con cierto acierto, fundamentalmente cuando en el minuto 36 puso un extraordinario envío en profundidad para habilitar a Simao, que por fin se estrenó como goleador en Liga.
Perdonen lo deslabazado de la crónica, pero va en sintonía con el partido.
En este medio campo de “jugones” (muy entrecomillado) sólo bregaba Assunçao (el único fichaje válido en dos años). El brasileño fue el mejor de los centrocampistas, multiplicándose y protagonizando alguna jugada de mérito.

CUATRO DEL VILLARREAL EN 15 MINUTOS
Pero Assunçao poco pudo hacer ante un rival también plagado de mediapuntas (Cani, Fuster, Cazorla, Rossi...), pero que, al contrario que los de rojiblanco, sí que generan juego. Y ocasiones.
Así, a los 15 minutos, Asenjo ya había tenido que desbaratar tres latigazos del tal David Fuster y vio cómo un balón de Rossi silbaba junto al poste.
Pero el fútbol es caprichoso y fue el Atlético el que se adelantó con el mencionado gol de Simao.
Con este resultado, se llegó al descanso con el Atlético décimo, adelantando a otro noble en apuros y empezando a sacar la cabeza. Pero en el fútbol hay justicia. A veces.

ASENJO Y SU LARGUERO
Así, fue Fuster el que encontró el premio que tan pertinazmente había buscado en toda la primera mitad siendo él el que sacara la cabeza en un centro desde 25 metros de Capdevila. Como hemos dicho, Juanito puso la espalda. Mientras, Asenjo, prefirió dar un par de pasitos atrás en vez de intentar salir a blocar un centro blando a la frontal de su área chica.
Sin Agüero, y con Forlán todavía “renovando su contrato”, el Atleti no daba señales ofensivas, ante un Diego López que no tuvo que hacer ni una parada en todo el choque.

LLORENTE, EL QUE FALTABA...
El Villarreal dominaba, pero no llegaba con excesivo peligro. Sin embargo, cuando en el minuto 80 saltó al campo Joseba Llorente me salió un “el que faltaba”. Y ocurrió lo que faltaba.
El delantero vasco remató un nuevo balón aéreo entre los dos centrales y en el descuento (cuarta vez esta temporada) asestó el mazazo definitivo a los locales. El Villarreal despega. El Atleti se hunde.

LA MORALEJA DE LOS CUBATAS
Y entonces uno recuerda el chiste que me contó mi madre. De aquel hombre que llevaba mucho tiempo bebiendo cubatas de ron y estaba cansado de las resacas del día siguiente. Entonces, decidió pasarse al whisky. Pero las resacas seguían persistiendo. Así pues, al tiempo optó por los cubatas de vodka. Pero sus despertares seguían siendo difíciles. Con lo que decidió probar con el ginebra. Hasta que un día, cansado de haberlo intentado todo, llegó a la conclusión de que era la coca cola lo que le generaba las jaquecas, ya que era lo único que no había cambiado en todos esos años de borracheras.
El Atleti lleva ya muchos años de molesta resaca. Y sólo hay algo que no ha cambiado. Les daré una pista: no son los hielos.

8 comentarios :

Anónimo dijo...

Unas firmas para decirselo a la directiva:
http://www.efirmas.com/2341579/index.html

Angel dijo...

Emmm... ¿el estadio quizá?. Bueno, no hay problema entonces, porque eso no lo cambian el año que viene ;).

Un saludo Jose!!

miguel diaz dijo...

El chiste del cubata parece hecho expresamente para plasmar la situación del club. Para que fuera perfecto, habría que añadir que el del cubata era el de aterriza como puedas. un abrazo. miguel

jose1903 dijo...

Estoy de acuerdo contigo en todo. Cada vez que veo a Sinama por la banda me sale urticaria, no regatea ni a una farola. Un añadido a lo de la revista, ¿qué mensaje subliminal nos quieren mandar con una página completa dedicada a la curación de la disfunción eréctil?, ¿acaso creen que es fácil ponerse en situación cuando vuelves del campo helado por fuera y por dentro?. Con tu permiso te pongo un enlace en mi blog. Un saludo.Por cierto, ¿me puedes recomendar un libro sobre la historia de fútbol?

Juanahab dijo...

Pobre aleti. La verdad es que ya da hasta pena.

MN.Academia en línea dijo...

A lo mejor, probando con vinito de la tierra... ¿quién sabe? :)

amin dijo...

Y cito textualmente: "no es fácil saltar a tu campo y que desde el primer minuto te estén increpando", "haga lo que haga siempre voy a recibir críticas y así es muy difícil" y esto es lo que dice nuestro amigo Asenjo, venga hombre, ahora será nuestra culpa...en fin...

futbollium dijo...

La dinámica atlética es tan negativa que todo sale mal , se podría decir que monta un circo y le crecen los enanos .

Ahora , en los momentos difíciles es cuando se ven a los grandes jugadores , cuando más se necesita la afición y cuando la directiva ha de mostrarse más competente . De momento la talla siempre la da la afición . A ver si aprenden jugadores y directiva .

Un saludo