miércoles, 30 de junio de 2010

Desde que al fútbol se jugaba sin botines...

Portugal no fue tan difícil. Se equivocó Luis Aragonés, y se equivocaron todas las voces que apuntaron a que este Mundial acabaría en fracaso para España. Y es que, salvo hecatombe ante Paraguay, la selección española igualará su mejor participación en una Copa del Mundo. Y apenas hace de aquella gesta 60 añitos.
Por entonces, el combinado dirigido por Guillermo Eyzaguirre fue cuarto sin disputar unas semifinales. Fue una Copa del Mundo curiosa aquella,
con sólo 13 de los por entonces 16 habituales participantes, ya que Escocia (y Francia como sustituto), Turquía e India renunciaron a su plaza. Los motivos fueron singulares, como el de los hindúes, que se negaron a participar si no les dejaban jugar sin botines, tal y como habían hecho en las Olimpiadas de 1948.

UN MUNDIAL DE POSGUERRA
Eran otros tiempos, en un torneo que la FIFA tenía previsto disputar en 1949, pero que tuvo que retrasarse un año porque muchos de los países europeos aún se encontraban en ruinas a causa de la II Guerra Mundial. El mismo motivo, la guerra, hizo que se prohibiera la presencia de Alemania, como “castigo” por los crímenes bélicos.
Así las cosas, se dispuso un curioso cartel de cuatro grupos: dos de cuatro, uno de tres y uno de dos. Y el primer clasificado de cada uno se pasaportó directamente para una liguilla de cuatro en la que se decidió el campeón: Uruguay, con Brasil, Suecia y España por detrás.
El famoso gol de Zarra ante Inglaterra, que todos hemos visto tantas veces repetido, fue la tercera jornada de esa primera fase de grupo y nos dio la victoria para acabar líderes, aunque nos hubiera bastado un empate.
La liguilla final fue otra historia, y sólo se pudo sacar un empate ante el campeón (2-2), para ser superados claramente por Brasil (6-1) y Suecia (3-1).
Generaciones y generaciones han pasado desde ese cuarto puesto, para que España esté a un paso de igualarlo si vence a Paraguay. De hecho, los de Del Bosque son los mayores favoritos para meterse en semifinales según las apuestas World Cup Odds, por delante de Brasil, Argentina y Uruguay.

MUY POCAS “ARMAS” EN PORTUGAL
Para ello, hubo que eliminar a la rocosa Portugal. Una selección que no mucho tiempo atrás practicaba un fútbol más alegre, pero que ahora se limita a defender y esperar a que Cristiano Ronaldo pueda desnivelar la balanza en alguna jugada individual.
Como quiera que en la selección lusa militan Tiago y Simao, dos atléticos, y en España ninguno, bromeaba en la previa con que iba con Portugal.
Pero Simao sigue al nivel de esta temporada, bajo, mientras que Tiago poco pudo hacer ante el dominio español.
La fortaleza de Ricardo Carvalho y de Bruno Alves atrás, con Pepe delante, sostiene a un equipo en el que sólo Almeida acompañaba a Ronaldo en ataque, y pasó totalmente inadvertido.

SALIDA PODEROSA
La salida de los nuestros fue muy fuerte, demostrando desde el primer minuto quién debía pasar a cuartos. Así, a los 60 segundos Torres puso a prueba a Eduardo tras buscar ángulo y pegarla desde la frontal. No volvió a aparecer.
El que sí lo hizo fue Villa, que en los diez primeros minutos exigió también, por dos veces, al portero luso.
Tras ese comienzo efervescente, la Roja volvió a su dominio acunador. Te mece y te mece, hasta que te mata.
Entre tanto, Portugal dio dos sustos. Y en ambos no me inspiró confianza Casillas. El primero fue un tiro desde fuera del área de Tiago que el madrileño despejó hacia su propia portería, viéndose obligado a corregir el error metiendo la manopla ante la llegada de Almeida para remachar.
En el segundo, despejó de forma muy poco ortodoxa una falta desde Noráfrica de Cristiano Ronaldo. Su manera de rechazarla me recordó a mi abuela intentando jugar al voley en la playa... No sé si será cosa del Jabulani, pero a Íker no le veo fino.

LLORENTE POR TORRES, MÁS MADERA
La segunda parte comenzó plana, y Del Bosque movió pronto el banquillo en un cambio muy aplaudido por todos: Torres por Llorente. O el Niño mete pronto ese gol decisivo que le haga/les haga confiar, o las críticas arreciarán.
La primera acción del otro Fernando, Llorente, fue un cabezazo que salvó a bocajarro Eduardo. Su entrada, casualidad o no, coincidió con los mejores minutos de la selección.
Y llegó el gol. Un tiqui-taca en toda regla acabó con un pase interior de Iniesta, prolongado de tacón por Xavi y rematado a la red, a la segunda, por Villa (que ya lleva cuatro).
España pudo sentenciar, fundamentalmente en una gran internada de Sergio Ramos, pero, sobre todo, dio una imagen de superioridad y de control de la situación insultante.
Desde el 1-0, en el minuto 63, Portugal no fue capaz de disparar ni una vez a puerta.
Mientras tanto, Cristiano desesperándose y echando la culpa a su técnico, en vez de bajar unos metros a intentar recibir y al menos intentar su jugada. Ésta vez, ni de “chupón” se pudo acusar al crack de Madeira.

LA HISTORIA, A UN PASO
España está a un paso de hacer historia y unas semifinales del Mundial en ningún caso podrán ser ya catalogadas de fracaso. Sin embargo, y dando por hecha la victoria frente a Paraguay (si los futbolistas no lo hacen de antemano, claro), creo que Argentina o Alemania y Brasil siguen siendo todavía demasiada tela que cortar.
De cualquier manera, el pasaporte para soñar ya está sellado, y se han ganado el derecho de apurar su estancia en Sudáfrica hasta el último fin de semana. Y eso, sólo lo han visto los más viejos del lugar.

5 comentarios :

Tomi Soprano dijo...

¡Hola compadre!

A mi gustaría un montón que me digas cuándo y dónde ha dicho Luis que la Selección va a fracasar, porque yo no lo he escuchado de verdad, manipulador de pacotilla. Como se nota que ya eres todo un periolisto de verdad :-PPPPPPP

JOSE I. FERNÁNDEZ dijo...

¿Qué tal Tomi? Eres tú el que tergiversas.

Empiezo diciendo que ganar a Portugal "no fue tan difícil" y digo entonces que Luis se equivocó en este sentido (ya que dijo que eliminar a los lusos sería "muy difícil" e incluso Portugal podría ganar "con cierta comodidad") Y, POR OTRO LADO, digo que también se equivocaron "todas las voces que apuntaron a que este Mundial acabaría en fracaso para España".

Es decir, no meto a Luis en el mismo saco que los que auguraron un fracaso. Hago dos grupos.

En cualquier caso, las declaraciones de Luis en la previa ante Portugal no me parecieron muy convenientes, como ya comenté en mi post anterior.

De todos modos, gracias por los piropos y, manipulador o no, me sigues debiendo un mini :D

Un abrazo

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Luis Aragonés dijo que ganar a Portugal sería muy difícil si los lusos arrebatan el balón a los españoles. Así que hay que puntualizar. España va por el buen camino y tendrá más mérito llegar a estas semifinales que no en el Mundial 50. un abrazo.

Ricard dijo...

Hola!

Me gustaria mucho que vieras mi ultima entrada publicada y me dieras tu opinion.

Saludos,
Ricard

Luis dijo...

Ya estamos en semifinales!!
Y como eliminemos a Alemania yo me veo campeones del Mundo!!

Un saludo