lunes, 26 de marzo de 2012

Se acaban las excusas

Lo decía el pasado martes, antes de jugar contra el Athletic: había que elegir. Apostarlo todo por llegar a la final de la UEFA e intentar ganar nuestro tercer título continental en dos años; o centrarse en la Liga para buscar un puesto de Champions.
Simeone creo que no eligió, pero su planteamiento en La Romareda y un penalti en el minuto 94 han decidido por él. FÚTBOL: DEPORTE DE EXTREMOS
El fútbol es un deporte de extremos. Estoy convencido de que si en la jugada del doble tiro a la madera de Adrián y Falcao (en la primera parte) la pelota hubiera entrado, estaríamos hablando del super Atleti del Cholo, séptimo a un punto de Europa y a cinco del cuarto y del tercero.
Sin embargo, esa bola no entró en la única ocasión clara de todo el partido (por ambos equipos) y en el último minuto del descuento, en un balón perdido por línea de fondo, sin más opción para Helder Postiga que arrinconarse e intentar revolverse, Godín fue al suelo a tapar un posible centro, y el portugués se dejó caer sobre él. Penaltito de esos que a algunos clubes jamás les pitan en contra. Pero el Atleti no es uno de esos grandes clubes y Apoño ajustició a los rojiblancos (1-0).
Tampoco habría valido de mucho ese puntito. Pero la derrota hace que se pase al otro extremo. Al extremo que habla de un equipo casi tan lejos de la Champions (a ocho) como del descenso (a 14) a falta de sólo nueve jornadas por jugarse.

LOS NÚMEROS DEL CHOLO
Que sigue instalado en mitad de tabla y cuyos números con el Cholo ya son casi igual de mediocres que con Manzano: 20 puntos de 39 posibles (G-5; E-5; P-3).
Un conjunto que tuvo cuatro jornadas para, ganando, haberse metido en Champions desbancando al Levante (Valencia, Racing, Sporting y Barça). Pero que no ganó ninguna y que ahora ve a ocho puntos al Málaga de Pellegrini, que pese a la millonada en fichajes nunca, y digo nunca, creí que entraría en Champions. Pero claro, compitiendo contra Levante u Osasuna...
EL PARTIDO DE LAS DOCE
Seguro que cuando Juan Antonio Alcalá decidió bautizar a su programa
como el partido de las doce pensó que su “encuentro” sería único en ese horario. Sin embargo, el partido de las doce ahora es el del Atleti.
El de este domingo fue el sexto de los rojiblancos en la matinal. El del próximo contra el Getafe, será el séptimo. Menos ayer, todos en casa (Osasuna; Rayo; Betis; Villarreal; Granada; Zaragoza y Getafe). El Atlético de Madrid ha jugado el 40 por ciento de sus partidos en el Vicente Calderón a las doce del mediodía...
Habrá a quien le guste este horario. A mí no. Madrugar, ir sin desayunar, no poder hacer previa... son cosas que me disgustan. A todas ellas, le pueden añadir el quedarse dormido. Y nunca me había perdido un partido del Atleti por quedarme dormido...

ME DORMÍ...
Pero el calendario de mi equipo de fútbol quiso que, encima del cambio de hora, jugara a las nueve de la mañana. Así que cuando terminé mi partido, decidí echarme un rato antes de que empezase el Atleti. La alarma no me sonó, y el resultado fue que me perdí toda la primera partNegritae...
Bajé corriendo a poner el televisor y comprobé que el resultado seguía siendo de 0-0. Al parecer, sólo me perdí la reseñada oportunidad de la doble madera.
Me dispuse a comprobar en el segundo acto quién ponía más arrestos: si el Zaragoza para agarrarse a la permanencia o el Atlético por el sueño de la Champions.
Mi sorpresa fue comprobar que al Zaragoza no le duele tanto el descender como demostraron algunas celebraciones; y que al Atleti sumar de uno en uno le parece estupendo. Aunque eso sólo dé, como mucho, para entrar en UEFA.

NI UN TIRO A PUERTA... DE NINGUNO
Así que en toda la segunda parte, en todos sus 49 minutos (añadido incluido) el único disparo entre los tres palos de los dos equipos... fue el gol de penalti... Pueden volver a vérselo si tienen ocasión (no se lo recomiendo), pero Roberto y Courtois no tuvieron que detener ni un tiro a portería.
Filipe
se mostró incisivo (hizo una gran jugada yéndose de tres), pero siempre falla en el centro (en el remate de Falcao que evitó Roberto, Adrián estaba solo atrás); a Arda siguió sobrándole un recorte; mientras que Salvio eligió mal en cada ataque.
La jugada más clara llegó en el 87,
en un pase entre dos defensas de Diego que dejó a Adrián solo, pero al asturiano, con Falcao esperando en boca de gol, se le encasquilló la pierna y su pase de la muerte se convirtió en una cesión a las manos de Roberto.

Y LAS EXCUSAS
El brasileño reapareció y sólo en 20 minutos creó más peligro que sus compañeros en 90
. Pero ya está especulando con su posible vuelta al Wolfsburgo, ya que “no depende sólo de mí”... (Ha dicho en el diario "Kicker") Es lo que tiene querer llevarse a los jugadores gratis. Que se van igual que vienen...
Así que en el 94 tuvo lugar la jugada del penaltito reseñada al principio y el Atleti se fue del campo del colista con la vergüenza de no haber sumado ni un punto... y de no haber salido a ganarlos.
El jueves, el Hannover medirá en qué momento del año se acaba esta temporada. En Liga y en Copa, está la excusa del lastre dejado por Manzano. Si se cae en Europa, habrá que empezar a inventar nuevas excusas... para el año que viene.

3 comentarios :

Pablo dijo...

Bueno, si nos eliminan en la Uefa ya se inventaran otra milonga para vender humo de cara al año que viene.
Diego se ira, Courtois tambien, Falcao en breve... por mucho que el Cholo hiciera milagraos (que no los hace) no se puede hacer un equipo grande para competir de verdad con los de arriba.
Esto es un asco. Que el Malaga vaya a ir a Champions...
¡Que venga un jeque ya al Atleti!

Nico Garcia dijo...

El jueves es cuando hay que ganar. No valen excusas, como dices en el título.

Saludos desde La Escuadra de Mago

Juan dijo...

Tienes razon con lo del partido de las 12. No habia caido en la cuenta de que ya son 6 en el Calderon, pero es un autentico cachondeo.
El Barça no ha jugado ni un solo partido a esa hora, ni dentro ni fuera, y el Madrid solo uno.
Y mientras el Atleti ha jugado un 40% de sus partidos en casa a las 12. Se rien de nosotros y lo mejor es que Cerezo y Gil Marin con ellos. No defienden los intereses del Atleti jamas.
Que triste!!!