domingo, 8 de abril de 2012

Evasión o victoria

Como en la película protagonizada por Sylvester Stallone y el mismísimo Edson Arantes do Nacismento Pelé, el Atlético de Madrid va abocado a jugarse la temporada a una sola carta. Si se salva el difícil escollo del Valencia en las semifinales de la UEFA Europa League (eliminatoria incierta en la que todo puede pasar), los de Simeone pueden verse en Bucarest en una tesitura similar a la de este filme: una victoria les daría la gloria de un título continental y la posibilidad de salir por la puerta grande. Pero, de perder, más les valdría escapar como debió hacer ese equipo de reclusos de los países aliados en la Segunda Guerra Mundial.La Champions ya es oficialmente imposible y hasta entrar en UEFA está ya complicado.
Un título o la nada, es el futuro que afronta esta plantilla que puede ver cómo el año que viene no disputa competición internacional alguna, por primera vez en cinco años.

ERA UN PARTIDO IMPORTANTE
Era el de Levante un partido demasiado importante
(ganando, quinto, perdiendo, casi décimo) para jugarlo dos días después de unos cuartos de UEFA y tres antes de un derbi para una plantilla corta, en efectivos y en calidad.
Una simple gripe de Falcao deja al equipo inerme
. Sin gol y sin referencia ofensiva.
Enfrente, el Levante, un equipo de veteranos de guerra que también se ajustaría al guión de “Evasión o victoria”, trabajadísimo en defensa y con contras mortales.
Para colmo, a ese tipo de gladiadores, les ofreces uno no, sino dos goles de ventaja.

DOS GOLES EN OCHO MINUTOS
Minuto uno de partido
. Centro desde la izquierda de Barkero, Godín y Filipe todavía pidiendo el desayuno, y Valdo que se mete entre ambos para cabecear junto al palo. 1-0.
Se preveía entonces un monólogo del Atleti, con un Levante pertrechado atrás y saliendo como balas a la contra. Pero a eso le añadimos el segundo.
Minuto ocho, falta lateral que Barkero pone al primer palo, ni más ni menos que Gabi era el encargado de cubrir al goleador granota, Aruna Koné, que entra solo al primer poste y con la cabeza hace el segundo (2-0). 80 minutos por delante bajo el sol levantino (la única zona de España donde ha hecho bueno esta Semana Santa) para exprimirse buscando una remontada imposible. Una buena penitencia.

DOMINIO PREVISIBLE
Una remontada que nunca estuvo cerca.
El Atleti tocó y tocó moviendo de lado a lado, con Juanfran y Filipe una vez más como extremos, con Mario, Gabi, Arda y Diego intentando buscar el hueco, pero con toques cortos, horizontales, previsibles, sin buscar un dos para uno por banda, ni un desborde. Nadie encaró, nadie probó fortuna de lejos.
Así, lo más que se hizo fue acumular corners, y sólo Salvio estuvo cerca del gol en uno de ellos, pero su remate a la media vuelta lo repelió un defensa.
Mereció marcar el Atlético en esa jugada lo mismo que lo mereció el Levante, que en sus dos primeros disparos encontró dos goles.
En las veloces contras, todavía Barkero pudo matar con el tercero en una réplica exquisitamente llevada por Valdo. Por suerte, al único que estuvo a punto de matar el mediapunta vasco fue a Miranda, que tuvo que apartarse para evitar un zapatazo que se marchó fuera.

LA CLÁSICA DE BALLESTEROS
El Levante también mostró esa otra faceta, más fea, pero que también suma puntos,
en una trifulca generada por Ballesteros, que corrió 40 metros para protestar una entrada de Arda (corre más para estas labores que jugando) y luego se dejó caer al ser “empujado” por Diego, que llegó a separar. El brasileño vio la amarilla. A otros muchos les sacó la roja. Nunca me he explicado que tiene este bigardo con sobrepeso para jugar en Primera. Pero ahí sigue, con casi 37 años, tras Tenerife, Rayo, Villarreal y ahora Levante...
Así se paró el partido y el infructuoso dominio rojiblanco. Antes del descanso, aún tuvo Miranda en su cabeza el 2-1 tras un gran centro de Filipe. Pero el brasileño, que entraba solo, remató fuera.
Repito, hubiera sido tan justo que marcara, como lo fueron los tantos levantinistas. Pero así es el fútbol.

ÚLTIMO ARREÓN, AL COMIENZO DE LA SEGUNDA
En el segundo acto, los colchoneros parecieron salir decididos a acortar distancias. Y en sólo diez minutos hubo tres. Muy claras.
Primero fue un centro-chut de Salvio que no llega a desviar Adrián, Munúa la repele y al rechace llega Arda forzado y no marca por poco ante la salida del meta uruguayo.
Después fue de nuevo el turco el que probó al portero levantinista con un disparo seco; y por último fue Miranda el que, tras una mala salida de Munúa, la revienta excesivamente cruzada, para que un zaguero local despeje.
Ahí estuvo la diferencia entre meterse en el partido o ver una última media hora sin historia, recordando que el partido se resolvió en ocho minutos.

Y UNO SIGUE RENUNCIANDO POR EL ATLETI...
Se le queda a uno una gran cara de tonto (por dentro y por fuera) cuando de vacaciones en Vitoria, renuncia a otros planes para encontrar un bar donde preguntarle al camarero si van a poner al Atlético de Madrid, y que a los diez minutos ya pierda 2-0.
La verdad es que uno se siente aún más estúpido cuando, unos días antes, tu novia te comenta: “Hemos reservado para una visita guiada a la Catedral (la de Ken Follet) el domingo a la una”.
Y tú le respondes: “¿El domingo a la una? ¿No puede ser a otra hora? Es que el Atleti vuelve a jugar a las doce...”.
Y claro, lo anulas, y luego te encuentras con esto.

UN AÑO PARA CORTAR CABEZAS...
Al menos me pude hacer una foto con la estatua de Ken Follet, que, por cierto, se da un aire a Enrique Cerezo. Si no se gana la UEFA, el presidente debería quedarse petrificado.
La situación en Liga deja al equipo a seis puntos o más de tercero, cuarto y quinto, con lo que sólo hay una plaza europea por disputar, con un tropel de equipos del nivel de Osasuna, Espanyol, Getafe o Sevilla...
La temporada puede acabar en catástrofe si no hay noche épica en Bucarest. Sería para que algunos huyeran ante el riesgo de ser ejecutados. Pero sean realistas: en el siglo XXI ya no se ejecuta a nadie. Y menos en fútbol. Ni aunque haya rivales a los que no ganas desde el siglo pasado... Y que vienen el miércoles, por cierto.

4 comentarios :

Fuerza*bética dijo...

Hola buenas,soy uno de los administradores de fuerza*bética un blogs sobre información bética que hemos creado entre unos colegas de un antiguo foro,nos gustaría poder hermanarnos con tu blogs y poder compartir enlaces,información y comentar en los partidos que nos toque enfrentarnos.

Me gusta tela tu blogs esta muy conseguido,enhorabuena,bueno pues espero una respuesta tuya a nuestra propuesta,te dejo el enlace de nuestro blogs:

http://fuerzabetica.blogspot.com.es/

David dijo...

Menudo recital en Levante. No se pueden encajar dos goles en menos de 10 minutos.
Es un palo duro de cara al derbi. Y encima con 3 bajas, Miranda, Salvio y Mario, que aunque no son imprescindibles, pero con la plantilla que tenemos no estamos para regalar nada.

Como perdamos contra los vikingos, que suele ser lo normal, es que no entramos ni en UEFA. Como dices, esto puede acabar en fracaso total.

Un saludo

Noé Hernández dijo...

El Atleti se encontró don dos goles tempraneros en contra muy pronto y no supo reaccionar.

Tengo la sensación que a partír de ahora vais a pasar un poco de la liga para centrarnos en la EL, a excepción hecha claro del miércoles. Saludos.

amin dijo...

Una pena lo de la catedral xk con ese partido lo mejor de la mañana fue el pincho de jamón ;)
Tengo esperanzas puestas en el miércoles, algún siglo habrá que ganar...
Pon la foto de ken cerezo :P