lunes, 2 de abril de 2012

Los negocios del Calderón

No voy a hablarles aquí de la agencia de compra-venta de jugadores de Gil Marín y Enrique Cerezo. Ni siquiera voy a tratar el tema de la nueva publicidad, contratada para nueve partidos (ocho en realidad, porque en el derbi ya hay firmado otro patrocinador... Qué triste que sólo encontremos anunciante para un partido... y contra el Madrid) y que al parecer en la tele no se apreciaba más que como una mancha negra...
Voy a hablarles de otro de los negocios que rodean el Calderón. Un negocio que está ayudando a paliar la crisis y que creo que se ha puesto de apogeo en los últimos meses, ya que, al menos a mí, no me había afectado en diez años.
Les voy a hablar de las multas de tráfico por aparcar mal en el Vicente Calderón y sus alrededores.

NI UNA MULTA EN OCHO AÑOS...
Tengo carnet de conducir desde 2003. Desde entonces, no llevo el coche por norma al estadio, pero sí le he llevado a un gran número de partidos por temporada. Uno busca sus “trucos” donde dejarlo sin estorbar demasiado. Ocupando parte de un paso de cebra ancho, junto al tope que delimita la salida de un garaje, en la esquina de alguna calle “prolongando” las plazas de aparcamiento tan milimétricamente pintadas, o con las ruedas delanteras o traseras subidas a la acera, aprovechando ese hueco que el coche de delante ha dejado al no pegarse... Es increíble lo mal que aparca la gente. Lo poco solidarios que son. Lo poco que se arriman al de delante, dejando a veces incluso huecos en los que entraría un Smart. Pero no un coche normal...
Siempre en estos años he intentado dejarlo aprovechando algún truco. Pero reconozco que durante un tiempo lo aparcaba sin ningún tipo de rubor subido a la acera en el Paseo de Yeserías, frente a una heladería. Pese a estar muy cerca de la comisaría de la zona, jamás, jamás, me multaron... Siempre hacían la vista gorda los días de partido...

...AHORA, DOS EN DOS MESES
Pero esa suerte se acabó. En el partido contra el Betis, el último de 2011 y de Manzano, ya les conté que aparqué en una acera, ya que llegaba tarde y dormido (odio los partidos a las doce). El resultado fue que a mi vuerlta no había coche. 100 euros de multa y 150 de grúa. Clink, clink, caja.
Como no aprendo, el día del Barcelona volví a llevarme el coche. Lo dejé en mi paso de cebra especial. Nunca me han multado ahí. Es un paso de cebra especialmente ancho y, la verdad, pese a poner ahí un coche, el hueco para que crucen un grupo de borrachos abrazados entonando el “Asturias patria querida” es más que amplio. Sin embargo, la cara de tonto que se me quedó tras la “pillería” de Messi se prolongó al encontrarme otra multita de 100 euros (al pagarla reducida, claro) por “estacionar obstaculizando gravemente la circulación de vehículos o peatones o constituyendo un riesgo para los mismos”... Vamos, un peligro público sí... Clink, clink, caja.

ME PERDÍ TODA LA PRIMERA PARTE BUSCANDO SITIO...
Les cuento todo esto para explicarles por qué este domingo no pude ver la primera parte del Atlético de Madrid-Getafe. La semana pasada también me perdí medio partido ante el Zaragoza por quedarme dormido... Esta vez fue... por buscar un sitio legal en el que aparcar.
Tenía que llevarme el coche.
Había quedado para ir a comer en San Blas a casa de mis tíos inmediatamente después del final del partido, así que necesitaba llevármelo.
Me planté a las 11:40 en el Calderón (tampoco iba a madrugar) en busca de una plaza de aparcamiento. Tras un sinfín de vueltas, y de que me quitaran por los pelos un par de huecos (qué rabia da eso), comprobé cómo dos agentes motorizados (a las doce en punto) aparecieron en la calle de las Naves y se dispusieron a poner multas a diestro y siniestro a todos los coches subidos en la acera. Esto me sirvió como acicate para marcharme de ahí y buscar un sitio lejos del Calderón.
No encontré nada por Pontones, ni por Puerta de Toledo, ni por Marqués de Vadillo... me metí en un atasco en algún punto del Paseo de Extremadura (creo que estaba allí). Estuve a punto de aparcar en el circuito de karts de Carlos Sainz (en la calle Sepúlveda), a unos tres kilómetros del Calderón según la Vía Michelín...
Al final, acabé encontrando un hueco en el Paseo de la Ermita del Santo. Muy muy arriba. Vamos, que me tiré 20 minutos andando hasta que llegué al Calderón.

¿A USTEDES LES HAN MULTADO EN EL CALDERÓN?
Por el camino, comprobé cómo todo el paseo estaba atestado por una doble fila de vehículos en la mediana. Mientras que unos metros más abajo, otro par de policías en sus motos llenaban de multas unas aceras repletas de coches...
Me gustaría preguntarles si la psicosis es mía, me pasa sólo a mí, o realmente en estos últimos meses se están poniendo más multas en los aledaños del Calderón, habiendo acabado la bula que pudiera existir antes los días de partido.

VI DOS GOLES Y UN PARTIDO SOSO
Y bueno, tras más de una hora buscando aparcamiento, llegué en el descanso para poder presenciar 45 minutos de fútbol. Al menos pude ver dos goles que, unidos al de Salvio en la primera parte (en la radio decían que la quiso prolongar con la cabeza, pero yo creo que, aunque con suerte al entrar, era un remate), resultaron en un 3-0 vistoso que no refleja el partido soso presenciado en el Calderón.
El Getafe no propuso nada. Tampoco tiene mucho. Y da que pensar del cómo el Atlético podía llevar el mismo número de puntos.
En el Atleti, me gustó especialmente Filipe. Definitivamente se está sumando al ataque con una fluidez regular, alguno de sus centros ya acaban en gol y todo, y este domingo se permitió una serie de lujos. En un par de subidas, regaló al Calderón un caño y un precioso regate pisando la bola y sentando a Sarabia. Todavía le tendría media hora centrando en cada entrenamiento, pero llegar, llega.

PARTIDO DE HOMENAJE
El encuentro pareció un partido de homenajes durante muchos minutos.
En el 62, Diego encuentra a Falcao en un pase profundo, el colombiano centra desde la izquierda y el propio Diego cabecea al larguero, para después recoger su rechace y poner el 2-0.
Un minuto después, Simeone retira al brasileño ante la sonora ovación de la grada, que corea su nombre. El mediapunta, agradecido, corresponde con aplausos. Veremos si tiene estos detalles en cuenta cuando dentro de dos meses tenga que volverse a Alemania. Entonces estos gestos de cara a la galería quedarán como los de Reyes antes de regresar a Sevilla...
En el 77, Koke pone un balón entre líneas para Juanfran, y el alicantino sirve en boca de gol para que la empuje Falcao (3-0). 20 tantos en Liga del colombiano, que iguala la cifra de Agüero. Habría que contar también las asistencias que lleva ya Juanfran...
En ese mismo minuto, Simeone sustituye al Tigre para que se lleve el reconocimiento de la grada.

Y CÁNTICOS PARA TODOS
Después se coreó el Koke, Koke, Perea, Perea, Súper Súper Mario (la originalidad es máxima) y el encuentro de homenaje terminó con el Atlético a un punto de Europa y cinco de Champions. Simeone rotó, en el que es el único camino para luchar por dos objetivos.
El ambiente es festivo, porque hay unas semifinales a la vista. El jueves hay mucho en juego. Una eliminación, puede hacer cambiar los homenajeados ¿porque hace cuánto que no se escucha el Gil cabrón fuera del Calderón?

3 comentarios :

Tomi Soprano dijo...

A las 11:40 se presenta el menda y quieres pillar sitio ... ¿Pero tu te crees realmente lo que pones, Jose, macho, sabiendo los entradones que está habiendo en los horarios matinales? Para mi que eres un loco, un flipao, o una mezcla de ambas cosas, vaya usted a saber.

Muy injusto, por otro lado, que no se corease a Juanfran en ese "homenaje" del FA (original donde los haya, ya te digo), aunque claro, como este viene de la cantera que viene, tampoco te esperes muchos reconocimientos desde el fondo sur, la verdad, y como el resto del estadio, ni siente, ni padece, pues eso, que el jueves nos la jugamos todo a una carta. Eso sí, mal que me pese, ojalá se siga sin escuchar palabra del Gil Cabrón fuera del Calderón. Será buena señal ...

JOSE I. FERNÁNDEZ dijo...

Joder Tomi, es hablar de coches en el Calderón y apareces de inmediato... :D
Ya sé que tengo que ir en Metro o en bus, pero tú también tienes que invitarme a un mini y yo no digo nada :P

Me planté a las 11:40 porque tampoco es plan de madrugar más en domingo. Deberían prohibir el fútbol a esa hora.

En cuanto a los homenajes, al final del partido, en un corner en contra, el Frente comenzó a corear “Del Bosque, cabrón, Juanfran selección”. Al César lo que es del César.

Un abrazo amigo

Tomi Soprano dijo...

Coño, pues me alegro de lo de Juanfran, joder ... Y yo no tengo coche, no he tenido coche y jamás tendré coche, y mira, estoy vivo y todo. Piensa en ello :-PPPP