miércoles, 24 de abril de 2013

¿De qué sirve ser increíble?

¿De qué sirve ser increíble? ¿Tener la destreza de dejar a público y rivales sin palabras cada día; de sorprender a propios y extraños con actuaciones que escapan de toda previsible respuesta; de ser un equipo duro que derrocha seguridad a cada paso?
¿De qué sirve regalar a tu grada momentos muy especiales, tener valentía y confianza en uno mismo y poder convertir situaciones cotidianas en momentos únicos, si siempre habrá alguien que te supere...?
¿De qué le sirve a Falcao llevar 25 goles a falta de seis jornadas si Cristiano Ronaldo y Leo Messi le llevan “años” de ventaja con 31 y 43 tantos cada uno...?
¿De qué le sirve al Atlético de Madrid estar a sólo cuatro puntos de ser matemáticamente tercero o tener los mismos puntos que el año del Doblete (68 por 69) si Real Madrid y Barcelona le adelantan en tres y 16 puntos...?
¿De qué le sirve a Courtois haber batido el récord de imbatibilidad de Abel en el Vicente Calderón (820 minutos) y sumar ya 507 minutos sin recibir un gol a domicilio (más de cinco partidos completos) si se habla más del portero reserva del Real Madrid que de él...?

"LO ESENCIAL ES INVISIBLE A LOS OJOS..."
Decía el Principito que “lo esencial es invisible a los ojos”. Y debe ser el Atlético de Madrid muy “esencial” para TVE, por ejemplo, ya que no hablan apenas de los rojiblancos, pese a lo extraordinario de su temporada, mientras llenan los minutos de su telediario con Real Madrid y Barça, pese a que la diferencia entre merengues y colchoneros sea apenas de tres puntos.
Pero, se valore o no, la temporada que está haciendo el Atlético de Madrid del Cholo Simeone, con un equipo (menos Diego, no lo olviden, que no es baladí) que el año pasado en toda la Liga sumó doce puntos menos de los que ya lleva éste, es EX-TRA-OR-DI-NA-RIA. No se puede pedir más. Y cuando alguien da todo lo que tiene, se puede marchar con la conciencia tranquila, porque no está obligado a más. Haya o no haya quien sepa apreciar su valía como se merece.

TERCERA VICTORIA EN 20 AÑOS EN EL PIZJUÁN
Y es que salió el Atlético de Madrid el domingo a un campo dificilísimo. Un estadio, el Sánchez Pizjuan, con un ambiente enardecido en su contra. Donde sabes que no te lo van a poner nada fácil y que las cuñas y las trabas se contarán por miles. Un recinto donde sólo había ganado dos veces en los últimos 20 años (1992-93 y 2007-08) y, pese a todo, logró encontrar el resquicio en el que llevarse la victoria.

Fue un partido feo, trabado, tenso, en el que en toda su primera mitad ni uno ni otro portero intervinieron, mientras el medio campo se convirtió en una batalla campal en la que González González se encontraba en su hábitat pitando faltitas, sobre todo en contra de los madrileños.

Un choque a cara de perro en el que el tipo al que difícilmente se podrá quitar ya “el traje de duro”, Diego Costa, volvió a pasarse de revoluciones con varios piques, especialmente con Cala, en los que podía haberse marchado al vestuario antes de tiempo. Curiosamente no jugará el derbi (si el recurso no prospera) por una acción en la que ni tocó al contrario.

DECIDIÓ UNA ACCIÓN AISLADA
El partido lo cambió una jugada aislada, también repleta de polémica. Un balón que se lleva con la mano Mario en un rechace, un centro pasado de Adrián, una volea cruzada de Raúl García, y un remate casi imperceptible (pero decisivo) de un Falcao en posición dudosa (pero legal). 0-1, a falta de escasos 15 minutos que revolucionaron a un Sevilla hasta entonces poco lúcido a la hora de buscar portería.
Fue en esa recta final cuando apareció especialmente Negredo, quien ganó la mayoría de las acciones a la zaga colchonera, sobre todo a un Juanfran que anda muy lejos del “rayo” que el año pasado se ganó un puesto en la Eurocopa.
Un par de cabezazos del delantero vallecano obligaron al lateral de la red y a Courtois a evitar males más profundos; al igual que hizo el larguero escupiendo una falta de Rakitic ya en el descuento.

El Atleti suma tres puntos que saben especialmente bien por el estadio en el que se consiguen y porque dan la posibilidad de encarar el próximo encuentro, ante el Real Madrid, a una victoria (la del derbi) de dar caza al eterno rival.

EL ATLETI DEBE LLEVARSE A LA CHICA POR FIN
El Atleti lleva toda una temporada haciendo méritos para ligarse a la chica. Yéndola a buscar cada día al trabajo; llevándola al restaurante italiano que le gusta; pidiendo el vino blanco que es de su agrado; pagándola el hotel si es que hay una noche de suerte; o dejándola puntualmente en casa si al día siguiente hay que madrugar; acertando en cada detalle con su canción favorita o con el pasaje preferido de su libro de cabecera dejándola con la boca abierta pese a que acaben de conocerse.
Y ahora, llega el derbi. Y como rezaba la pancarta, “Cada noche de derbi, vuestra peor pesadilla”.
Pero esta vez, el apuesto equipo rojiblanco no puede permitir que llegue el Cristiano de turno y se lleve a la rubia. Como decía la ópera de Puccini, si es necesario para evitar la pesadilla “que nadie duerma” (“Nessun dorma”). Y en esta ocasión, por fin y de una vez por todas, que sea el príncipe rojiblanco quien cante ¡Al alba venceré! (“All’alba Vincerò”). Porque a la larga, ser increíble sí tiene que servir de algo...

6 comentarios :

Iván Loro dijo...

La mejor entrada del blog que has escrito. Firmo debajo de todas tus palabras. Enhorabuena

Mauricio dijo...

Muy bueno. Nadie reconoce los méritos del Atlético pero sí lo hace la parte fundamental del mismo que somos sus aficionados y seguidores.

Carlos dijo...

Un post genial!
Que razon tienes! Que poco se valora el temporadon que esta haciendo este Atleti.

Un saludo!!

FansAtleticoDeMadrid dijo...

Un gran artículo a la altura de un gran equipo, que con lo que ha hecho no se le valora prácticamente nada desde la prensa. Enhorabuena;)

ÁnGeL R. dijo...

Buenas,cierto que de Courtois no se habla,que se hace más caso al portero suplente del R.Madrid incluso a su 3er portero,pero así es la prensa de este país..,estamos haciendo un temporadón pero somos invisibles para ellos. Se nota que no quieren vernos por esas zonas, pero quieran o no,estamos.
Sobre la victoria del domingo, fue muy importante, además en un estadio que se nos daba mal. Ahora a luchar por el segundo puesto, que el sábado tenemos una buena opción para darle caza. Saludos.
http//atleti1903.blogspot.com.es/

Anónimo dijo...

El mejor post de todos los que he podido leer en tu blog. A veces no basta con hacer las cosas bien para obtener recompensas, por suerte o desgracia juegan otros factores. Como decía El Principito, "lo esencial es invisible a los ojos", pero si conseguimos ver y apreciar lo que verdaderamente importa, ya sea que el atleti contrariamente a lo q las matemáticas digan sea mejor equipo que el Madrid o Barça; o que como también nos dijo el Principito "lo que embelle al desierto" es saber que en algún lugar de su inmesidad haya un pozo lleno de vida aunque no lo veamos; entonces habremos captado la rica esencia de las cosas...y eso algo que nos llevamos para siempre y no nos pueden quitar ya.