viernes, 5 de abril de 2013

Va por mi abuelito

El pasado 6 de marzo se cumplió un año sin mi abuelito. Un año sin sus bromas, sin sus poesías, sin sus canciones y sin poderle leer mis noticias de Agencia EFE o mis crónicas del Atleti, de las que era mi mayor fan.
Sé lo que se habría alegrado por la victoria del pinteño en la pasada Vuelta a España. De hecho, cuando conoció que le sancionaban por seis meses sin competir y que reaparecería en la Vuelta, mi abuelito lo tuvo claro: “Le va a sacar una hora al segundo... Gana seguro”. Y ganó...

AMANTE DE LA RADIO... Y DE LA COPE
Ya he hablado de él en anteriores ocasiones y algunos de vosotros sabréis que en sus últimos años estaba casi totalmente ciego, por lo que permanecía las horas pegado a la radio para mantenerse al tanto no sólo de las andanzas de Contador y el deporte, sino de la información en general.
Su cadena era la COPE. Militar de carrera, llegó a Comandante partiendo desde el grado más bajo. Rechazó un ascenso honorífico a Teniente Coronel (sólo hay cuatro escalones más por encima hasta llegar al de Capitán General, el Rey) porque siempre sostuvo que “los cargos son para ejercerlos, no para que te pongan la medalla”.
Su profesión y los años provocaron en él un apego a la Derecha y, por ende, a la COPE.
Habitual seguidor de Federico Jiménez Losantos y de César Vidal, cuyo programa de tarde, “La Linterna”, le acompañaba en su temprano acostar, a eso de las ocho y media o las nueve. “Siempre tienen contenidos culturales y de historia muy interesantes”, me contaba.
Cuando en 2009 Jiménez Losantos y César Vidal abandonaron la COPE, mis tíos prefirieron obviar que su destino había sido EsRadio, ya que los subversivos discursos de Losantos encendían en mi abuelito acaloradas ideas. “Se le nota que está más tranquilo”, me confirmaban tras la salida de Losantos...

En ocasiones, mientras trabajé en la página web de la Cadena SER, en Telemadrid o en Marca TV, mi abuelito me contaba que creía haberme oído en la radio, o que al escuchar alguna noticia de la que le había hablado, pensaba que iban a citarme o a darme paso...
“Yo no trabajo para la COPE, abuelito”, le explicaba.

EL LUNES DEBUTO EN LA COPE
El próximo lunes, debuto en COPE Comunidad de Madrid (101.0) como corresponsal de la zona sur. Lo hago con la sensación de que llego un año tarde. Lo hago con cierta lástima por pensar en lo orgulloso que se habría sentido mi abuelito de poder escuchar a su nieto, “el mayor” de una decena, “la flor y nata del periodismo”, “la pluma más acerada de todo Getafe”, en su cadena, en la COPE.
Hoy me han dado el que será mi micrófono y se lo he enseñado a mi madre. Habría pagado mucho por poder hacer lo propio con mi abuelito. Él no podría verlo, pero se lo habría dado para que lo tocara. Y habría hecho algún comentario parecido a “vaya, se palpa que es un micrófono de categoría. Cómo se nota que es de la COPE”, acompañándolo de su inimitable sonrisa socarrona.
E imagino la cara de satisfacción infinita que habría puesto cuando le contara, con lo religioso que era, que el día 24 el obispo de Getafe, Joaquín María López de Andújar, vendrá a inaugurar el local de COPE en la ciudad y tendré que hacerle un reportajillo para la causa.
Mi abuelito, siempre ufano de mi estilo “claro y preciso” y de mi “bonita manera de contar las cosas”. No se cansó de recordarme que “la palabra es tu arma, hijo”, y de advertirme “lee mucho, pero no sólo el Marca y el As, eh”...

MI ABUELITO SE LEYÓ EL DICCIONARIO
Ya con una edad, mi abuelito se leyó el diccionario. Y por ello me causaba especial gracia cuando mi amigo Rodri en alguna ocasión me preguntaba “vaya, ¿ya te has leído el diccionario?”, si usaba alguna palabra fuera de lo común.
Mi abuelito me enseñó alguna de esas palabras. La última todavía la recuerdo: ¿Sabes que a los periodistas también les llaman pendolistas (Persona que escribe con muy buena letra)?
La verdad, no lo sabía. Hasta el último día no dejó de enseñarme algo...

Y RECITABA
Siempre le encantó recitar, haciendo gala de una memoria prodigiosa que mantuvo en esta faceta hasta el final de su vida. Como muestra, valga este vídeo en el que recita el poema "La Seca", como ejemplo del panocho, dialecto murciano, para un trabajo sobre las lenguas y hablas de España que mi madre colgó en Youtube. Podéis escucharle a partir del minuto 5:30.
Mi abuelito nunca tuvo muy claro qué era aquello de Internet, y maravillado porque de ahí saliera todo tipo de información cuando nos preguntábamos por el apellido de algún político, la edad de un actor, o el año en el que ganó el Tour tal ciclista, me cuestionaba a menudo: “Oye, ¿y si pones mi nombre en Internet no saldrá algún poema mío?”.

El nombre de mi abuelito era Emilio Navarro Cañadas. Y a modo de homenaje le he etiquetado en este post, al igual que en los dos anteriores que escribí en su honor.
El lunes, cuando mi voz empiece a sonar en la COPE, él será la primera persona en la que piense. Espero que las ondas puedan llegar hasta el cielo tan alto y claro como para que él pueda escucharme. Nunca me olvidaré de ti. Este trabajo, va por mi abuelito.

10 comentarios :

Anónimo dijo...

Precioso
Estoy segura que está orgulloso de ti
Ya me lo imagino con la sonrisa en el cielo

Amin

Marian Navarro dijo...

Fuiste el primer nieto. Les diste siempre a tus abuelos el cariño y las satisfacciones del bebé, el niño, el adolescente y el hombre que eres. Tu abuelo, mi padre, gracias a su longevidad, pudo disfrutar de cerca esta evolución. Tu abuela, por desgracia, nos dejó mucho antes, pero quiero recordarla también aquí. Los logros de tu abuelo fueron siempre gracias a ella, a su apoyo incondicional cuando tenía que prepararse los cursos para poder ascender, cuando tenía que quedarse sola con sus 5 hijos hasta el traslado al nuevo destino. Su sonrisa amplia, bonita, nos acompaña también en este día de esperanza. Esperemos que tu carrera en la Cope sea lo larga y fructífera que mereces. Felicidades, hijo.

Tomi Soprano dijo...

Me alegro un montonazo de que lo hayas conseguido, José. Fijo que tu abuelo, desde el cielo, también ha hecho lo suyo para que hayas acabado en donde lo has hecho. De aquí a Tiempo de juego, ya solamente hay un trecho, compañero :-).

Un fuerte abrazo, y mi más cordial enhorabuena. Esta vez va a ser la buena, ya lo verás ...

ahab dijo...

Muy bonito Jose, suerte en tu nueva singladura profesional.

Anónimo dijo...

Un gran post. El comandante estará orgulloso, sin duda. Sigue honradolo con tu trabajo.Un cordial saludo.

wikild dijo...

El 6 de marzo lloramos contigo la perdida del abuelito, un año despues seguro que es desde el cielo quien rie de puro orgullo por su nieto.
Siempre he admirado de ti lo soñador que eres y me alegro profundamente que, a pesar del esfuerzo y de los batacazos del camino, sigas teniendo esa actitud.
Ahora a demostrarles que ya eres mejor que todos ellos, exceptuando a Ramonchu primero de España y quinto de Alemania.

Álvaro dijo...

Un gran homenaje! Enhorabuena!

Julio dijo...

Muy emotivo, José.

Espero y deseo que este sea un gran oportunidad para tí. Seguro que sí.

Abrazos.

Nico Garcia dijo...

Los pelos de punta. Estoy seguro que lo verá desde arriba. Por cierto, muchísimas felicidades.

Saludos desde La Escuadra de Mago

Anónimo dijo...

Muy bonito, Jose. Creo que tu abuelito se sentiría realmente orgulloso de ti. Es un post precioso, como cada vez que escribes sobre él. Muchísima suerte en tu nueva andadura. Seguro que te irá genial. Te lo mereces. Eres un gran profesional y te lo has currado muchísimo. Sigue así :) Un besito.