martes, 10 de enero de 2006

Del infierno, al purgatorio

El Atlético de Madrid ha hecho el camino al revés de lo habitual. Tras pasar dos años en el infierno de segunda, doblando el famoso eslogan de 'un añito en el infierno', el Atlético lleva cuatro temporadas en primera sumido en la más absoluta mediocridad. Temporada tras temporada el equipo rojiblanco no recupera la grandeza perdida y lo peor del caso es que la España futbolística comienza a acostumbrarse a que el Atleti "nunca haga nada". Ya no es noticia que el conjunto madrileño no se meta en Europa, ni este año, la temporada en que, con mucha diferencia, más se han gastado en fichajes. Los Kezman, Petrov, Maxi o Gabi tampoco parecen haber cambiado nada en un equipo que comienza a parecer que padece un mal endémico.