jueves, 12 de enero de 2006

Y por fin, Bianchi a la calle

El Atlético de Madrid rubricó anoche lo que está siendo una calamitosa temporada, al caer derrotado en Copa ante el Real Zaragoza (0-1. Ver crónica del partido). Los rojiblancos volvieron a mostrar una pobre imagen y el Calderón, en la entrada más floja de la temporada (Apenas 15.000 personas), no aguantó más y volvió a gritar, como el pasado domingo, el "Bianchi vete ya". Y Bianchi se fue o, por ser más exactos, le echaron. Su sustituto por ahora será el que era técnico del filial, Pepe Murcia, aunque en la recámara se barajan nombres como Javier Irureta o Victor Fernández.
Nada esta funcionando este año. El delantero centro y máxima estrella del equipo, Fernando Torres, apenas lleva cuatro goles cuando los dos últimos años había sido el máximo goleador nacional. Falta un organizador en el medio del campo y figuras como Petrov o Kezman no han rendido como tales.
En la Liga el equipo está instalado en la decimosegunda plaza y ve el descenso de cerca, a sólo cuatro puntos. Nueve partidos sin ganar es ya una racha lo suficientemente negativa como para desesperar a cualquiera. El último tropiezo fue ante el Valencia (0-0) en un partido en el que el Atlético luchó mucho, pero no fue suficiente para doblegar a un rival que venía tercero.
Antes de este choque el Atlético se había dejado muchos puntos en los últimos minutos, dejándose empatar partidos que tenía ganados ante Mallorca (2-2), Alavés (1-1), Athletic (1-1) o Villarreal (1-1).
Esperemos, por el bien de todos los rojiblancos, que la cosa mejore con el nuevo técnico.