lunes, 2 de diciembre de 2013

¡Qué grandes los Atletis!

Un 26 de abril de 1903, un grupo de estudiantes de Vizcaya residentes en Madrid y aficionados del Athletic de Bilbao decidieron crear en la capital un nuevo equipo de fútbol: el Athletic de Madrid.
De hecho, en los primeros tiempos ambos Athletic, que vestían de blanquiazul, no podían enfrentarse en competición oficial debido a su “parentesco”.
Han pasado 110 años, pero este fin de semana el hermanamiento entre estos dos clubes y la gran ayuda que los bilbaínos prestaron a los madrileños, no se recuerda igual prácticamente desde aquel mes de abril de principios del siglo XX.
GRAN INTENSIDAD EN ELCHE
Cuatro de la tarde del sábado. El Atlético de Madrid inicia un partido de una enorme intensidad en el Martínez Valero. Enfrente, un equipo bien colocado en la tabla para ser un recién ascendido (10º con 17 puntos, a tres de Europa) y entrenado por un hombre, Fran Escriba, que fue el segundo de Quique en los casi dos años que pasó sentado en el banquillo del Calderón.
En el césped eran habituales las disputas en las que se aglomeraban jugadores de ambos equipos en una encarnizada lucha por hacerse con el balón, que cambiaba de pies con rapidez incluso en una misma jugada.
La mejor ocasión del primer acto llega para los rojiblancos al filo de la media hora, cuando un centro envenenado de Koke lo despeja Manu Herrera ante Villa en una valiente salida, y el rechace cae a pies de Diego Costa, cuyo disparo lo salva Damián Suárez, con el portero ya superado.
Si los jugadores del Elche corrían, los del Atleti lo hacían con el mismo esfuerzo, y era de esperar que con el transcurso de los minutos se impusiera la mayor calidad de los colchoneros.

GRAN INTENSIDAD EN BILBAO
Nueve de la noche del domingo. El Athletic de Bilbao inicia un partido de una enorme intensidad en San Mamés. Enfrente el líder, el invicto Barça, que sólo había cedido un empate en 14 jornadas, aunque venía de perder en la Champions ante el Ajax, y una segunda derrota provocaría que el Atleti le diera caza en la primera plaza.
La mejor ocasión del primer acto llega para los rojiblancos al filo de la media hora, en un centro de Susaeta que llega a Muniain, quien solo ante Pinto y en área chica, remata flojo y centrado a las manos del portero gaditano.

EL ELCHE AVISA
Cinco de la tarde del sábado. El primer cuarto de hora de la segunda parte no tiene la misma intensidad de la primera, y el Atleti ya no llega. De hecho, el Elche avisa con un zurdazo cruzado de Carles Gil que saca en una buena estirada Courtois. La cuenta atrás en el cronometro comienza a correr y uno teme que se escapen dos puntos, lo que en esta Liga de los tres dígitos es como una derrota por mucho que sea sumar fuera.

EL BARÇA AVISA
Diez de la noche del domingo. El Barcelona comienza a intensificar su dominio y el Barcelona avisa con un mano a mano de Neymar tras un gran pase de Cesc, pero el brasileño la manda a las nubes. Minutos después, lanza lamiendo el poste una falta en la frontal. Pese a que el Athletic planta batalla, parece que la calidad de los culés puede acabar decantando de su lado la balanza un encuentro más.

PERO EL ATLETI GOLPEA
Cinco y veinte de la tarde del sábado. Raúl García sustituye a David Villa. En su primer minuto en el campo se atreve con un zapatazo lejano que despeja Manu Herrera, al rechace llega Botía antes que Diego Costa, que le hace falta en su intento de remate, pero el árbitro no pita nada y Koke remacha con la zurda a la red (0-1). Los propios Koke y Diego Costa miraron varias veces al árbitro antes de celebrarlo. A mí me pasó lo propio en el bar. No fue el penalti autoinfligido a sí mismo por Pepe, pero tiene mala suerte el Elche con los arbitrajes.
El Atleti se desata, y en sólo diez minutos le anulan, esta vez sí, un gol a Arda Turan por supuesta falta al portero al rematar (creo que menos falta que el no anulado); y Diego Costa pone el 0-2 cruzando la bola tras una bonita asistencia de Adrián, levantando la bola con clase por encima de la defensa.
Los rojiblancos navegan los quince últimos minutos del choque por un mar sereno, ya que el bravo oleaje del Elche se calma con el golpe de los dos goles. Los del Cholo Simeone suman 40 puntos de 45 posibles y empatan en el liderato al Barcelona.

PERO EL ATHLETIC GOLPEA
Diez y veinte de la noche del domingo. Buena contra del Athletic, Ander Herrera lanza en profundidad para Susaeta, y el centro del extremo desde línea de fondo lo remacha Muniaín a la red (1-0). Mi “¡Tomaaa!” en el bar hace que se dé la vuelta un antiguo compañero del colegio (madridista) al que ya había avanzado que hoy el Barça pinchaba, motivo por el cual había querido ver este partido.
El Athletic se desata, y en sólo diez minutos Pinto saca un cabezazo a bocajarro de Toquero (estaba solo) y Laporte tiene otra oportunidad que manda arriba.
Los rojiblancos terminan el partido presionando al FC Barcelona en su propia área, en un ejercicio de asfixia digno del mayor encomio que impide a los culés salir de su propio campo. Los del Txingurri Valverde suman 29 puntos y se meten en puestos Champions, mientras que el Barça mantiene su liderato por una diferencia de dos goles... dos goles (42-9 el Barça; 40-9 el Atleti).

SE MERECE EL LIDERATO
Sólo restan tres jornadas para que el Barça visite el Vicente Calderón (Valencia, Levante y Málaga). Si el Atleti hace lo mismo que haga el Barça (o incluso aunque ceda dos puntos más) llegará a ese partido en disposición de ponerse líder. El extraordinario mérito del temporadón que está haciendo este Atlético de Madrid del Cholo Simeone, a la altura de dos trasatlánticos que le quintuplican en presupuesto, merece el premio del liderato. Aunque sea una semana. Lo que pase 19 jornadas más adelante, ya se verá. ¿Aguantará este Atleti? Eso llevan preguntándose desde la jornada cuatro... Y ahí está. Mientras tanto, ¡gracias Atleti! ¡Y gracias Athletic!

3 comentarios :

Mario García dijo...

Pues sí Jose, está en nuestra mano conseguir el liderato, aunque sea por un par de jornadas, pero creo que eso sucederá antes del partido contra el Barça.

Parece que las lesiones de Valdés y Messi están haciendo mella, sumado esto a que el juego del Barça no es el que era, aunque siguen teniendo grandísimos jugadores.

Un saludo desde Paseo Melancólicos.

Tomi Soprano dijo...

¿Darle las gracias a los putos vascos? Tu deliras, colega ... El liderato (conseguido por mérito del Atleti y nadie más que el Atleti) te ha sentado fatal, machote. Anda, y tira a quemar contenedores por ahí. Tu no te tomas los minis de whisky. Tu te los tomas de gasolina ...

JOSE I. FERNÁNDEZ dijo...

MARIO, la pena que justo para el partido del Calderón tanto Messi como Valdés estarán de vuelta.

TOMI, comentario total de ultra el tuyo, no esperaba menos.
Los 40 puntos que tiene el Atleti no se los ha regalado nadie, obviamente, pero sin la victoria del domingo del Athletic, lo quieras o no, no iríamos líderes, porque el Barça no había perdido NINGÚN PARTIDO. De hecho, el año pasado sin ir más lejos no sumó ni una sola derrota en toda la primera vuelta.
Así que sí, le doy las gracias al Athletic. Al igual que se las daré a cualquier equipo que de aquí a final de temporada derrote a Barça o Madrid.
Por último decirte que tengo familia vasca (una de mis difuntas abuelas, sin ir más lejos) así que te agradecería que te ahorraras lo de putos vascos y las alusiones a quemar contenedores o beber minis de gasolina ¿o es que todos los vascos son etarras, Tomi?

Un saludo