miércoles, 22 de enero de 2014

¿Hay que preocuparse?

Se dice en los mentideros que el Atleti pierde fuelle. Que el físico no es el mismo de dos meses atrás,
que Diego Costa no ha marcado en 2014, que el equipo llega menos y ve menos puerta, que la plantilla es corta y que será difícil luchar por las tres competiciones, que parece ser el valiente objetivo que se ha marcado el Cholo Simeone.
Uno mira el calendario y cada día es una final. Y ya no es un tópico. Muchos de vosotros ya habréis escuchado más de un “dentro de poco, papá volverá a estar encima de mamá”, de los henchidos madridistas, después de haber recortado cuatro puntos con la cabeza en una semana.
La próxima jornada el Atleti visitará Vallecas, mientras que Real Madrid y Barcelona tienen sobre el papel partidos fáciles en casa: Granada y Málaga.
Éste será el calendario de los tres las cuatro jornadas siguientes (en negrita cuando jueguen en casa):
Atlético: 22- Real Sociedad; 23- Almería; 24- Valladolid; 25- Osasuna.
Barcelona: 22- Valencia; 23- Sevilla; 24- Rayo; 25- Real Sociedad.
Real Madrid: 22-Athletic; 23- Villarreal; 24- Getafe; 25- Elche.

EL DERBI, TAL VEZ TRES, EL MILAN...
A priori, el de ellos resulta más complicado. Después, vendrá el Atlético-Real Madrid en el Calderón (2 de marzo). Pero antes, quizá haya que haber dirimido un nuevo doble enfrentamiento con los blancos en las semifinales de Copa, si el Atleti consigue eliminar al Athletic, cuarto de la Liga e invicto en San Mamés, en los cuartos.
Y en la Champions, habrá que visitar San Siro el 19 de febrero y decidir la eliminatoria en el Manzanares el 11 de marzo...
Todo lo que les he contado, ocurrirá en menos de mes y medio. Más de diez partidos en los que será difícil tomarse el más mínimo respiro, y en el que el mínimo error puede provocar decir adiós a alguna de estas competiciones.

¿CON QUÉ BANQUILLO?
Para afrontar esto, mientras el Barcelona puede permitirse alternar en el banquillo a gente como Pedro, Alexis, Cesc o Adriano; y en el Real Madrid son suplentes habituales Isco, Illarramendi, Arbeloa o el propio Casillas, en el Atlético de Madrid el único jugador número 12 realmente rentable es Raúl García. A los números y sensaciones generadas por el navarro cuando salta al campo (segundo máximo goleador del equipo con 12 goles (seis en Liga; tres en Champions; y tres en Copa) no se le aproxima nadie.

DELANTERA
Arriba, Adrián es el único delantero suplente. Con dos goles en 22 partidos, sus cifras van camino de empeorar incluso las del año pasado. El gol nunca ha sido su punto fuerte, pero parece haber perdido esa chispa que dejaba destellos mágicos en su primer año como rojiblanco.

MEDIO CAMPO
José Sosa: sólo ha disfrutado de medio partido ante el Valencia en Copa y de unos minutos frente al Sevilla. No me gustó en su debut, le veo inseguro y pierde balones con facilidad.

Cebolla Rodríguez: es querido por la mayoría de la afición por su lucha y su electricidad cuando entra al campo. Sin embargo, este año ha perdido la condición de revulsivo que sí exhibió la temporada pasada. No le veoque aporte al juego. En lo goleador, sólo un tanto. En la primera jornada ante el Sevilla.

Guilavogui: Simeone sólo le ha dado seis partidos (apenas uno en Liga) para un tipo que supuestamente costó doce millones de euros. Si no ha jugado estando Mario Suárez de baja, con la vuelta del canterano lo tendrá complicado. Tampoco me ha convencido lo poco que ha salido.

Óliver: es de los pocos que puede realmente aportar algo diferente cuando sale. No me extraña que el Cholo se oponga a su salida cedido. Aunque lo que no comprendo entonces es el porqué de la llegada de Sosa. Abúlico en algunos partidos, éste sí que desprende magia con su toque.

DEFENSA
Y en la zaga, Alderweireld ya se ha quejado de falta de minutos, pero tampoco me ha gustado cuando ha tenido la oportunidad de jugar, que en su caso sí han sido varias (10 partidos). Tiene buena salida del balón, pero ha tenido fallos graves ante el Villarreal o el Espanyol.

Giménez me dejó buenas sensaciones en su debut frente al Almería, pero no ha vuelto a vérsele (otra joven “perla” uruguaya como Cabrera que se irá sin pena ni gloria); Manquillo creo que merece más minutos, tiene velocidad y desparpajo, pero con Juanfran delante será complicado; y con Insúa es mejor rezar para que Filipe esté disponible todo el año.

¿HAY QUE PREOCUPARSE...?
Así que visto el plantel, y el panorama que queda por delante, repito la pregunta del comienzo ¿hay motivos para preocuparse?
El once rojiblanco es potente y sin fisuras, y la vuelta de Mario Suárez será una gran noticia para descargar de minutos a Tiago, pero ¿y el resto? En un mes y medio, muchas respuestas estarán ya sobre la mesa.

1 comentarios :

Mario García dijo...

Es evidente que al Cholo no le gustan mucho las rotaciones, o bien no confía en el banquillo que tiene, que para el caso, es lo mismo.

A mi Alderweireld y Guilavogui no me han disgustado, no son titulares, pero contaría más con ellos.

La vuelta de Mario Suárez va a venir bien a un centro del campo que veo fundido, pero habrá que ver cuánto le cuesta pillar el ritmo de competición.

Sobre lo de la próxima jornada de Liga, el Rayo tampoco es un rival muy peligroso. Quieren jugar bien, pero son el equipo más goleado de primera y en la ida se llevaron cinco del Calderón.


Un saludo desde Paseo Melancólicos.