miércoles, 15 de enero de 2014

Un equipo con cabeza

Minuto 93 de partido. Diego Costa cabalga por el flanco derecho, gana la partida a la zaga valencianista y se saca un disparo cruzado. Muy cruzado. Tan cruzado que la pelota se pasea por línea de fondo y llega a la banda contraria. Allí, el Cebolla Rodríguez va con todo y evita que el balón salga. En la lucha, Barragán intenta arrebatarle la bola, pero aparece Filipe Luis, que va al suelo, y entre ambos terminan robando el esférico.
La jugada transcurría en corner ajeno, pero el árbitro pita el final del partido.
Daba igual. Con 2-0, la eliminatoria estaba ya más que resuelta en ese minuto, tras el 1-1 de la ida. Sin embargo, ahí estaban, dos jugadores del Atlético de Madrid tirados por los suelos para robar un balón hasta en el último segundo del choque.
“Así los quiere el Cholo”, sentencia mi padre con una sonrisa orgullosa. Y tiene toda la razón. Así los quiere el Cholo. Y así los ha convertido, lo que ha permitido que un equipo que otros años penaba por entrar en Intertoto, lleve dos años ganando títulos y peleándose con los dos gigantes del fútbol español.

INICIO TRANQUILO
Salió el Atleti tranquilo al Vicente Calderón, consciente de que el 1-1 de la ida le daba la clasificación desde el inicio. Por su parte, el Valencia tampoco quiso arriesgar mucho más, sabedor de que sólo necesitaba un gol para pasar a los cuartos, y que para conseguirlo no era precisamente indispensable lograrlo en los primeros compases.
El público, por su parte, contagiado por el ambiente del césped, y porque es imposible (tanto para jugadores como para aficionados) mantener la intensidad y la emoción de un partido como el del sábado ante el Barça, también estaba algo más frío de lo normal.

DEBUT FLOJITO DE SOSA
Así las cosas, la primera media hora se esfumo sin que hubiera poco más que reseñar que un disparo lejano del debutante José Sosa, tras una salida fuera del área de Guaita. El argentino debutó sin pena ni gloria, y para el “debe” dejó un par de balones perdidos en campo propio que podrían haber costado un disgusto. Al menos ahora, no está para subirse a este tren.
A poco del descanso, el Atleti apretó con un par de arreones por la derecha. El primero, en un centro de Juanfran que Raúl García apenas rozó, y la pelota se paseó por la puerta ché; y el segundo, un nuevo pase abajo de Juanfran que salvó Mathieu. El Rayo del Atleti está para ser el lateral derecho titular de España en el Mundial.
El Valencia respondió con una buena jugada trenzada por la izquierda, que terminó con un zurdazo de Bernat que encontró la mano arriba de Courtois. El partido era calmo, pero si el Atleti se estiraba, el Valencia replicaba.

EN LA SEGUNDA, DOBLE RACIÓN DE CABEZA
Pero este Atleti te concede una parte, no dos. Así que recién iniciado el segundo acto Godín avisaba con un cabezado picado que se perdía por encima del travesaño. El linier señala saque de puerta, pero el árbitro corner.
Así que en el saque de esquina, Gabi la pone, Guaita se come la bola, y Godín se come a Barragán y marca de cabeza. 1-0 y la eliminatoria en franquía.
El Valencia quedó KO durante algunos minutos, lo que a punto estuvo de aprovechar Raúl García, inédito hasta entonces, sacándose un latigazo al poste derecho de Guaita.
Sin embargo, el equipo ché volvió a despertar. En apenas un minuto, Courtois volvió a salvar al Atleti, como ya hiciese en la ida. Primero, con un paradón antológico abajo a remate de Helder Postiga casi a bocajarro; y después, arriba, con una palomita ante un trallazo de Míchel.
Quedaba casi media hora y temí por un guión similar al de Mestalla, que terminara con un empate que forzase la prórroga.
Sin embargo, en el 89, Raúl García disipó todos los fantasmas con un cabezazo inapelable tras un nuevo corner de Gabi (2-0).
Los doce goles de Raúl García, muchos de ellos de cabeza, son el mejor ejemplo de la transformación de este Atleti.
Y es que el secreto está en la cabeza. Cuando las piernas no llegan, la mentalidad hace mucho. La confianza puede multiplicar el rendimiento de un futbolista. Y el Cholo Simeone ha conseguido jugadores con una cabeza de hierro y un carácter ganador indomable, que permite llegar a sitios donde sólo con el físico de una plantilla corta no se podría. De momento, a estar con opciones de todo en las tres competiciones. Y ya va más de media temporada...

1 comentarios :

Mario García dijo...

A mi Sosa no me disgustó, pero le falta un poco para entrar en el grupo. Eso sí, los saques de esquina que hizo...

Pero bueno, el equipo sigue fiel al estilo que el Cholo le ha metido y Raúl García sigue ganándose su hueco en la historia rojiblanca, lo mismo que Tibu y Gabi.

Pero no debemos dejar de dar las gracias a Guaita, alguno se comprará la camiseta del Atleti con su nombre si ganamos la Copa este año... :D


Un saludo desde Paseo Melancólicos - Courtois, Godín, Raúl García y Guaita meten al Atleti en cuartos.