lunes, 24 de febrero de 2014

Volvió El Sadar, y volvió la maldición

Es El Sadar un estadio difícil para cualquier rival, pero en el que el Atlético de Madrid, especialmente, había tenido serios problemas para ganar en la historia reciente.
En la primera década del siglo XXI, el Atleti había cosechado allí una única victoria (1-2 en la 2006-07, en el último partido de Fernando Torres como rojiblanco); un empate (0-0 en la 2008-09) y ocho derrotas: seis en Liga (2002-03- 1-0; 2003-04- 1-0; 2004-05- 1-0; 2005-06- 2-1; 2007-08- 3-1; y 2009-10- 3-0), la última de ellas costó la destitución a Abel; y dos en Copa del Rey (semifinales de la 2004-05- 1-0; y octavos de la 2006-07- 2-0), que en ambos casos supusieron nuestra eliminación.
Desde 2006, el estadio dejó de llamarse El Sadar para denominarse Reyno de Navarra (por razones de patrocinio), cambio que el Atleti “aprovechó” para cosechar la reseñada victoria del último año de Torres. Desde entonces, un empate, dos derrotas, pero las tres últimas visitas habían sido triunfos.
2-3 en la 2010-11 (con hat-trick de Diego Costa, después de que Quique sentase a Forlán); 0-1 en la 2011-12 (gol de Godín); y 0-2 el año pasado, con un doblete de Diego Costa, que campó por su Reyno con cinco goles en tres partidos...
Eran tiempos del Reyno de Navarra. Pero ese patrocinio del Gobierno navarro acabó, y desde esta temporada el estadio pamplonica vuelve a ser El Sadar (en honor al río Sadar, que atraviesa la capital navarra).
Y VOLVIÓ EL SADAR
Y volvió la maldición. Nunca sabremos qué habría ocurrido si en el minuto tres el disparo que realizó Diego, tras una colada de Filipe hasta la cocina, hubiera entrado. Pero el balón se marchó fuera; y en el minuto cinco, un corner botado desde la izquierda por Armenteros fue rematado en una perfecta volea por Cejudo, que entró solo, solo, solo desde el flanco derecho de la frontal del área (1-0).
“Bueno, mejor en el cinco que en el 85”, pensé mientras miraba cómo en los bares cada vez hay más gente que se alegra de los goles en contra del Atleti...
Sin embargo, el Atleti nunca estuvo cerca de empatar. A cada balón dividido, llegaban antes los de rojillo; en cada disputa, los pamplonicas ponían un poco más; y cuando el Atleti controlaba la pelota, se veía rodeado de tres rivales.

NO ME GUSTÓ EL ONCE
No me gustó la alineación del Cholo. Villa, Diego Ribas y Adrián para jugar en El Sadar es demasiada clase y poco nervio. Era un ferviente defensor del ex del Depor, pero esta temporada no ha dado ni una sola muestra de volver a ser el del primer año. Ya no le sale un regate y se le ve desconectado en la mayoría de acciones.
Tras dos semanas de parón, Villa lo intentó, pero se le vio lento en varias ocasiones.
En cuanto a Diego, voy a empezar a plantearme el comentario que me hizo mi amigo César acerca de si sobra en este equipo. Aparece constantemente, se ofrece cada segundo, el juego gira en torno a él... pero él gira en torno a sí mismo. Se mareó en regates infinitos que no llevaron a ninguna parte, y no fue capaz de dar ningún pase decisivo ni de encontrar puerta con ningún disparo.

OSASUNA ACERTÓ TRES DE CUATRO
La desgracia quiso que a la caraja rojiblanca se le uniera el día de suerte de los navarros, que a los 20 minutos se encontraron con un zurdazo de Armenteros desde 20 metros que se coló ajustadísimo al palo derecho de Courtois (2-0).
A partir de entonces, el Atleti intentó correr un poquito más y enmendar un desaguisado que ya olía bastante a quemado.
Villa tiró una pared con Diego Costa (de lo poco que hizo), pero el hispano-brasileño la pegó desviada desde la frontal. Unos minutos más tarde, Mario Suárez no cabeceó por centímetros una falta bien puesta por Gabi; y un fuera de juego (inexistente) de Villa le privó de aprovechar un buen pase interior de Mario.
La posible remontada pasaba porque hubiera un gol antes del descanso... Pero no de Osasuna. Enésimo balón perdido en medio campo, centro desde la izquierda de Damiá y cabezazo de Roberto Torres, entre los dos centrales, para poner la puntilla (3-0).
El castigo era excesivo para los colchoneros, que habiendo dominado durante gran parte del primer acto, veían como Osasuna sumaba tres goles en cuatro disparos.
Pero, a veces, el fútbol es así de duro, y el Atlético de Madrid no hizo nada para remediarlo, ya que su primer tiro a puerta (entre los tres palos) no llegó hasta el minuto 80.

ARDA Y RAÚL, MEJOR QUE DIEGO Y VILLA
El inicio de la segunda mitad dio buena muestra de que el Atleti ni tan siquiera plantaría batalla, cuando Cejudo estuvo a punto de hacer el cuarto en una volea al lateral de la red.
En la última media hora, Arda Turan dio más pases peligrosos y Raúl García hizo más disparos a portería que Diego y Villa en una hora.
En sendas combinaciones entre ambos, en la primera el navarro conectó una volea que lamió el poste; y en la segunda su zurdazo picado lo salvó Andrés Fernández.
El resto, cada uno la guerra por su cuenta, en una internada por la derecha de Juanfran quien, tras irse de dos, tira en vez de centrar; o una jugada personal de Diego Costa, que tras tres recortes la pega fatal.

SUEÑOS Y PESADILLAS
Esta noche, me he levantado varias veces, sobresaltado, soñando con que era el Milan el que nos metía tres y nos dejaba fuera de la Champions. “¡No, no, no lo podemos perder todo!”, me repetía angustiado. Al despertar, con un sudor frío, me concienciaba de que todo había sido una pesadilla. Aún no hay nada perdido. Sin embargo, ese sueño refleja el temor a que una temporada de ensueño pueda quebrarse en un mes. Hace dos semanas, regresaba el fantasma de los derbis (gol en contra en cinco minutos); anoche, lo hacía el de El Sadar.
El domingo llega al Calderón el derbi liguero más importante en décadas. El liderato sigue en juego. Por favor, disipen los fantasmas. Este Atleti, se ha ganado el derecho a seguir soñando.

6 comentarios :

Amin dijo...

Yo creo que el del domingo será un gran partido. Sin duda todos nos merecemos seguir soñando y que está liga tenga algo de emoción no como la de todos los años.
Un beso

López dijo...

Este domingo hay que ir a por todas. No publicas nada de previa del derbi?? Saludos y Forza Atleti!!

Anónimo dijo...

LAS TRAMPAS

CONCURSO 20blogs.

DESCALIFICACION. JUEGO LIMPIO.

NO BORRES LOS COMENTARIOS TRAMPOSO.

JOSE I. FERNÁNDEZ dijo...

Hola VALIENTE ANÓNIMO.
En primer lugar quiero pedirte amablemente que no vuelvas a ensuciar mi blog con tus comentarios.
Si no fueras tan cobarde y firmases con tu cuenta del blog al que acabo de superar o al que estoy a punto de hacerlo, al menos podría denunciarte porque LAS INFAMIAS SÍ QUE SE PAGAN.

Te invito a que le pidas a 20Minutos que te dejen comprobar uno a uno mis 139 votos (en este momento) para que pudieras pedir perdón, a ellos y a mí, por tus falsas acusaciones.

Ya participé en este concurso el año pasado y fui el 3º más votado en la categoría de Deportes con más de 150 votos. De hecho, al final terminé 2º, porque el 1º obtuvo 1.500 votos Y ÉSE SÍ QUE FUE DESCALIFICADO.
Así que eso debe significar que no hago trampas.
Si tengo una red social de seguidores de mi blog más amplia que la tuya, lo siento por ti.

Por último, darte las GRACIAS por tenerme tanto MIEDO y demostrarme con tus constantes visitas (has tardado 5 minutos en publicar un nuevo comentario cuando borré el primero) que consideras mi blog un potencial finalista.
Pero si ves que te vas a quedar fuera, no intentes utilizar como estrategia LA DIFAMACIÓN Y EL INSULTO AL RIVAL.

JUEGO LIMPIO. ESO ES LO QUE TE PIDO A TI.

PD: Espero no volver a leerte, porque por el origen de las visitas que tuve a las horas de tus comentarios (21:30 y 00:30) tengo fácil descubrir quién eres. No me obligues a mí a denunciarte a 20Minutos por tus malas artes. Un saludo afectuoso, VALIENTE ANÓNIMO.

Gerardo Fernández dijo...

Querido anónimo. Primero infórmate antes de hablar. Este blog lleva funcionando más de 8 años gracias a que José semana tras semana dedica parte de su tiempo a redactar una crónica del último partido del atleti. Así que antes de llamarle tramposo infórmate. El éxito de este blog se debe exclusivamente a su trabajo. A nada más.

Marian Navarro dijo...

¡Qué mala es la envidia y qué cobarde el anónimo!¡Juego limpio y a dar la cara!