lunes, 10 de marzo de 2014

El 7 de España

Apenas hace un mes que falleció Don Luis Aragonés, el hombre que tuvo que aguantar una infamante campaña de acoso y derribo por sacar de la selección “al 7 de España”. Hace poco que Luis confesó que entonces le dijo a Raúl que pensaba que Villa y Torres estaban rindiendo mejor que él, razón por la que decidió dejarle fuera del combinado nacional. No me cabe duda de que se lo dijo mirándole “a los ojitos”, como tantas y tantas otras veces lo hizo con otros grandes futbolistas a lo largo de su carrera (Romario, Etoo, Fernando Torres, Reyes...). Luis siempre fue “con la verdad por delante”.

Desde entonces, el 7 de España ha sido David Villa (Pichichi en el Mundial de 2010 -5- y en la Eurocopa de 2008 -2-). Ahora, Villa viste de rojiblanco, y Vicente del Bosque no le ha llamado para la última convocatoria previa al Mundial, el amistoso con Italia.
No hay duda de que el Guaje no está completando una gran temporada, pero sí está haciendo un buen año. Ciñiéndonos a los números, hay unos cuantos argumentos para que Villa vuelva a recuperar su siete.

LOS SIETES DEL SIETE
Entre su lesión y su ausencia de algunos partidos notables (no jugó ni un minuto en San Siro ante el Milan ni en el derbi) Villa había pasado siete partidos sin marcar.
Sin embargo, en Vigo fue el hombre que abrió el marcador, algo que ya ha logrado en siete ocasiones esta temporada.
Con su doblete, Villa ocupa el puesto siete en la tabla del Pichichi (empatado a 13 goles con el autor del único gol del España-Italia, Pedro) y sólo superado por Cristiano (24), Diego Costa (21), Alexis (16), Messi, Benzema y Griezmann (15).
En sus últimos siete partidos de Liga (Barcelona, Sevilla, Rayo, Real Sociedad, Valladolid- sólo 15 minutos- Osasuna y Celta) ha sumado la nada despreciable cifra de cinco goles.
Si Villa juega un nuevo partido como internacional, estará sólo a siete encuentros de alcanzar a su predecesor como 7 de España, Raúl González (102 internacionalidades), al que ya superó hace tres años como máximo goleador en la historia de la selección española con 56 tantos (por los 44 de Rául).
Y si Villa marca un nuevo gol, sumaría 16 tantos en toda la temporada (Liga: 14; Copa: 1; Supercopa: 1), igualando su último año en el Barça (Liga: 10; Copa: 5; Champions: 1) y justo a siete goles de su mejor temporada como blaugrana, con 23 (Liga: 18; Copa: 1; Champions: 4).

ME PERDÍ LA PRIMERA PARTE
He querido dedicar este artículo a David Villa porque, aparte de que se lo merezca, no puedo contarles demasiado del encuentro, ya que sólo presencié la segunda parte.
En la primera, a las ocho, me encontraba jugando con mi equipo de fútbol sala, con el que conseguimos ganar 5-3, aunque yo no pude firmar ninguno de los tantos.
Así que según acabó el partido, como una bala cogí el coche y me planté en el bar, sin ni siquiera cambiarme, ataviado todavía con las medias del propio Atlético de Madrid (vestimos con camiseta y medias rojas y pantalón negro).
Sudando todavía, me dispuse a ver cómo a mi Atleti le tocaría hacer lo propio para sacar los tres puntos en Balaidos, después de que en la primera mitad (con un mayor dominio vigués por lo que pude escuchar después) se hubiera acabado sin goles.

VILLA: DEL SUFRIMIENTO, A LA PLACIDEZ
Sorprendentemente, el Barça acababa de caer en Valladolid (1-0), por lo que una victoria del Atleti ponía líderes a los rojiblancos, al menos el sábado noche.
Y ahí apareció Villa. Primero, asistiendo en una contra para que Raúl García chutara desviado a la derecha de Yoel; y después, estrellando un zurdazo en un defensa celeste, a pase de Diego, pero en el rechace la volvió a pegar Filipe, obligando a emplearse a fondo al meta vigués.
Ambas ocasiones, en el 56 y en el 58, me hicieron resoplar. Se iniciaba la cuenta atrás, sólo 30 minutos para no perder otra ocasión de ponerse en la cabeza.
Pero de lo que podría haber sido media hora de sufrimiento, se pasó a un final plácido y sin complicaciones en sólo dos minutos.
Minuto 62 de partido, una vez más y como siempre el gran capitán, Gabi, se deja el alma presionando al rival. Ante el acoso, Jonny cede atrás de manera precipitada... entregando el balón a David Villa. Si un defensa de esta Liga tiene un error de esta índole ante un delantero rival, el Guaje es un mal contrario ante el que equivocarse. Villa se anticipa a Fontás, y con un tiro abajo bate a Yoel por su palo corto (0-1).
Sin tiempo casi para celebrarlo, Sosa (que acababa de sustituir a Koke) pone un buen balón en la frontal del área. Raúl García arrastra a los centrales y Villa recibe solo, para definir con un derechazo raso a la derecha de Yoel (0-2). Dos minutos, dos goles, y partido resuelto.

A raíz de aquello el Celta se dio por vencido y no volvió a acercarse por los dominios de Courtois (que cumplió su partido 100 entre rumores de un posible futuro en el Real Madrid. Un nuevo intento de desestabilizar a un rival en la lucha por la Liga). Mientras tanto, los del Cholo pudieron hacer el tercero en un buen contragolpe que finalizó el Cebolla con un tiro flojo.

TRES JORNADAS "PROPICIAS"
Como era de esperar, el Madrid derrotó al Levante (3-0), pero ahora vienen tres jornadas que podrían ser propicias para que el Atleti cogiera a los blancos. Los rojiblancos reciben a Espanyol y Granada y visitan al Betis; mientras que los merengues juegan en Málaga y Sevilla y en el Bernabéu se medirán con el Barça.
Pero antes, el martes, llega al Calderón un partido de esos que deberían verse cada año: Atlético de Madrid-Milan. Los colchoneros deben hacer valer el 0-1 de la ida. Pero ojo, enfrente hay un equipo con siete Copas de Europa. Va de sietes la cosa...

4 comentarios :

Tomi Soprano dijo...

Típico partido del Atleti fuera de casa: primera parte de control y desgaste y segunda de ejecución final.

Muy interesante el dato de cómo quedó tu equipucho de fut-sal. No sé si hubiese dormido esta noche sin saberlo ...

Un abrazo.

PD.- Y muchas gracias por el detalle que ya sabes. No voy a ir al final, pero para mi es como si hubiese estado. Te lo agradezco exactamente igual.

JOSE I. FERNÁNDEZ dijo...

¿TOMI, y no dices nada de los extraordinarios datos del 7 de España, calavera?
Los he puesto pensando expresamente en ti, que sé que eres amante de las estadísticas ;)

Mójate, ¿llevabas a Villa al Mundial o no le llevabas? ¿Y a Torres? ¿A qué delanteros dejabas fuera? Dando por hecho que Diego Costa irá, y supongo que también Negredo si sigue como va hasta ahora.

Un abrazo. Y lo mismo, lo mismo, ya sabes que no será sin ti.

Tomi Soprano dijo...

Me he pegado una buena siesta leyéndolos, sí (pesaíto con los putos numerajos estamos, oyes).

¿A quién llevaba al Mundial? Quedan 3 meses todavía. Aún no me mojo. Pueden pasar un montón de cosas ... Al final hablamos.

Y hoy, a morir. Por cierto, ¿Has escuchado a José María García cantar las verdades del barquero en Radio Marca?

JOSE I. FERNÁNDEZ dijo...

Sí que le he escuchado, sí. Y la verdad es que me han dado ganas de escribir un post que no voy a poder hacer por falta de tiempo. Quizá más adelante, después del partido de esta noche.

Lo que me parece deleznable es, no sólo que un periodista de la trayectoria de De la Morena se preste a este tipo de campañas desestabilizadoras, sino que encima sea un tío al que se le llena la boca diciendo que es del Atleti. Algo que cada vez me creo menos, porque si le doliera el Atleti, habría hecho lo posible por echar a Cerezo y Gil Marín en su día, como hizo con Calderón en el Madrid o Soler en el Valencia. Y no movió un dedo...

Se ve que miente hasta cuando dice la verdad.

Un abrazo!