domingo, 27 de septiembre de 2009

Un poquito de por favor

El Atlético rescató anoche un merecidísimo punto de Mestalla sobre la bocina, de similar forma a la que el Almería le birló dos la pasada jornada.
El punto de por sí no significaba mucho, para un equipo que continúa sin saber lo que es ganar y que incluso ya empeora el arranque del año del descenso, pero por la manera de obtenerlo y el campo del que se trataba (mirar precedentes) el empate sabe a gloria y debe dar alas.
De hecho el Atlético salió decidido desde el inicio a cosechar algo positivo, y en sus primeros minutos dominó al Valencia (como bien dijo Schuster, parecía jugar en casa) mostrando una actitud y una predisposición diametralmente opuesta a la que le había llevado a naufragar en los últimos años en territorio ché.

CLEBER-JURADO VS BANEGA
Con Cleber, Assunçao y Jurado, el Atleti debía tener más posesión en un medio campo donde enfrente sólo estaba nuestro viejo amigo Banega. El argentino dio un recital de razones por las que se debió comprarle, aunque eso sería después.
A los 6 minutos, las intenciones atléticas se materializaron en gol. Combinación Jurado (que se está haciendo con el puesto) -Forlán-Agüero y gol del argentino con la izquierda. 0-1. Pintaba bien.
El Atleti no se echó atrás y debió matar el partido. Un zurdazo de Forlán al lateral de la red, un mal remate de Agüero en el punto de penalti a pase de Antonio López, una falta del uruguayo lamiendo la escuadra y, la más flagrante, una cabalgada del Kun tras robarle la cartera a Alexis que acabó cruzada en exceso.
Mientras, el Valencia sólo había escarbado aprovechando un par de desajustes de la zaga atlética (inamovibles) en un tiro alto de Silva, solo dentro del área, y otro de Mata, tras regatear a Valera como si fuera un cono, que rechazó Roberto.
Sin embargo, la defensa local regalaba lo mismo o más y cada contra rojiblanca olía a gol.

LAS REBAJAS EN DEFENSA DEL ATLETI, 2x1
Pero entonces apareció Banega, y con un grácil pase en profundidad encontró a Pablo Hernández, que con tres sutiles toques dejó en evidencia a Antonio López y puso el empate. El castellonense justifica cada día la presencia de Joaquín en el banquillo.
Era el minuto 24 y con el 1-1, llegó el 2-1. Así somos en el Atleti, dos por uno, a lo espléndidos.
Nuevamente el medio campo sale tarde, Silva a la espalda de la defensa atlética para Villa, y el asturiano que manda a la red lo que cinco minutos antes Agüero envió fuera. Villa Pichichi y un nuevo partido empezaba en Mestalla.
Un partido que se pareció más a lo que está siendo este inicio liguero. Con miedo, con psicosis defensiva, sin control en el medio del campo, y con el Valencia tocando por primera vez. Y, por fortuna, llegó el descanso.

EL VALENCIA LO DEJA EN MANOS ATLÉTICAS
Y tras él, el partido volvió a cambiar, porque este Valencia tiene algunas de nuestras virtudes (pegada y magia arriba con Villa, Mata y Silva), pero muchos de nuestros defectos: defensa de mantequilla y un entrenador cagón, tipo Aguirre e incluso en ocasiones Abel.
Y el Valencia eligió que fuera el Atleti el que decidiera la suerte del partido y al final, en el minuto 91, le salió cara.
Pese a que el primer susto fue una genialidad de Villa, en forma de taconazo que escupió el poste, después llegó una cadena de ocasiones rojiblancas.
Maxi mandó a la caseta a Simao (donde por desgracia debe estar ¡Vaya arranque del portugués!) y un pase suyo generó el primero de los huys que poco a poco fueron desesperando a los aficionados rojiblancos. Fue un tiro de Cleber lamiendo el poste.
Después fue Agüero el que nuevamente en ventaja se terminó escorando ante el hostigamiento de Bruno.
Mientras, el Valencia recordó que aún seguía ahí con un tiro de Villa que despejó Roberto, después de que Pablo Hernández hiciera el enésimo nudo a Antonio López. Mi padre me comentó que el capitán estuvo blandito en la jugada del 1-1. Sin duda –le respondí- Pernía habría hecho penalti.
De ahí al final, sólo hubo rojiblanco.
Forlán volvió a mandar fuera un mano a mano con Moyá pegándola de pena, lo que acredita que no está (se muestra apático en la presión) y se supone que ya ha firmado la renovación.

MAXI PONE FIN A LA AGONÍA
Maxi tiraba rozando el poste
una nueva ocasión y minutos después ponía un pase de la muerte que sacaba la defensa ché en boca de gol. Y cuando a los atléticos ya no nos quedaban pelos que arrancarnos y le pedíamos a Dios un poco de clemencia, llegó el gol de Maxi.
El balón volvió a caer al argentino en el segundo palo y, esta vez sí, tocó con acierto junto al palo izquierdo de Moyá. ¡Un poquito de por favor!
La Fiera rompía una racha de nueve meses sin marcar en Liga y de tres años sin puntuar en Mestalla. Ahora, toca Oporto, tercero en Portugal y que cuenta sus partidos en casa por victorias. Una victoria allí será fundamental para revertir definitivamente la tendencia.

9 comentarios :

India rojiverde dijo...

Hombre, y tanto que pegué un bote. No fue para menos, tal y como estaba el partido. Pero pensándolo fríamente, y con un día de por medio, la verdad es que tampoco es para ir a celebrarlo a Neptuno.

Eso sí, este Atleti ya es otra cosa. Ahora podemos ilusionarnos con algún tipo de fundamento.

Un abrazo.

atletista sin solución dijo...

Un poco de esperanza nos dejó el partido de ayer. Una esperanza que debe seguir en Oporto y contra el Zaragoza para salir definitivamente del agujero negro.

Coincido en el análisis del juego de López y de Simao. No son los únicos, pero sí de los peores.

Jurado debe jugar, pero mejor en el centro que en la banda.

Un abrazo, José.

Amin dijo...

En ocasiones cagón Abel no, muchas veces por desgracia...
Menos mal que al final empataron porque yo ya me temía lo peor...
Fundamental el miércoles acabar con esta mala racha.
Y a ver si la defensa no está más "a lo espléndido". Jeje

Un beso

Noé Hernández dijo...

Partidazo por parte de ambos equipos donde cualquiera pudo ganar por ocasiones, pero creo que el Valencia fue el que llevó el peso del partido. Saludos.

pablo dijo...

El partido nos dejó con "buen sabor de boca" porque tras asimilar que palmábamos una semana más nos despertó el gol de Maxi.

En otras rachas Forlán hubiera metido una de las que tuvo, el Kun o Maxi otra y el partido hubiese sido distinto pese a la mierda de defensa que tenemos (siendo un tanto escatológico). También creo que el árbitro nos robó un gol al pitar saque de puerta cuando Jurado iba a empujarla a pase de Agüero, pero bueno... otra que nos tragamos.

Una cosa, celebraron el gol como si hubiesen ganado la Champions. En ese momento dije 'todavía podemos ganar' y vaya si era verdad, por eso me "molestó" que se perdiera medio minuto en celebraciones. El Valencia acabó pidiendo la hora.

Un saludo.

Alejandro de los Santos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Alejandro de los Santos dijo...

Creo que de este partido se deben sacar varias conclusiones.

1. Tenemos una defensa que da pena-
2. Jurado debe jugar, pero en el centro.
3. La plantilla es cortísima.

Creo que el punto es merecidísimo. Incluso si hubiesemos ganado, diria que los tres los merecimos.

De todas formas, a mi el Atleti me sembró de dudas ante el Valencia.
Y esperemos que ganen al Oporto, porque de imaginarme de nuevo al Atleti fuera de Champions...


Un saludo desde La Brecha Rojiblanca.

futbollium dijo...

El punto conseguido en los últimos minutos puede servir para coger moral , si se busca el gol lo encuentras . Por el bien de los atléticos , esperemos una victoria mañan en Do Dragao .

Un saludo

Angel dijo...

Hola Jose, por primera vez volvimos a ver sensaciones olvidadas en el equipo. A mi me gustó bastante pese a los errores defensivos de siempre, pero prefiero empatar a 2 en casa del Valencia que a 0 en casa con el Apoel.

Y por cierto, los dos últimos partidos me ha gustado bastante Cleber, con más llegada y buen disparo, el problema que tiene es que no muerde igual que lo hace Raúl García, pero al final resulta que es válido y todo.

Saludos!!