jueves, 17 de septiembre de 2009

Una nueva derrota

El APOEL Nicosia es un modesto debutante en la Liga de Campeones, perteneciente a la capital de Chipre. Una ciudad con unos 300.000 habitantes (cabrían en cinco Calderones y en unas cuatro Peinetas) y un estadio con capacidad para 22.000 personas.
Cuando el APOEL tiene un futbolista que despunta da el salto a un grande… de Grecia, el Olympiakos o el Panathinaikos.
Lo único que debe tener en común con el Atlético de Madrid es que ambos ganaron un Doblete en la 95-96. Aunque el de ellos era el segundo en su historia.
Y bueno, que han empezado la Liga también con el pie cambiado. Perdieron el primer partido 4-3 ante el APOP y empataron el último 0-0 con el AEP (Les juro que son equipos de fútbol, y no el último Ipod Nano).

AL MENOS ALGUIEN DISFRUTÓ EN EL CALDERÓN
El martes en el Calderón, entre mil y dos mil bulliciosos chipriotas disfrutaron con los suyos y se dejaron la garganta, presenciando cómo su equipo estuvo a punto de derrotar a un grande de España durante la primera parte.
La mayoría ataviados de naranja (la segunda equipación), contemplaron de cerca como a los pocos minutos Asenjo salvaba un disparo de Zewlakow, que aparecía solo en el segundo palo.
En la grada, los de rojiblanco pensábamos: será la típica modorra inicial, ahora nos los comemos.
Pero los minutos pasaban y el fútbol del Atleti era plano, nuevamente con Cleber y Assunçao como mediocentros tocando en horizontal, con Jurado en el centro y sin banda derecha, con Simao sin desborde, Forlán mostrando un repertorio de pases para nadie al primer toque, y Agüero corriendo como loco, pero sin recibir un balón.
Sólo Jurado, tras una pared, estuvo cerca del gol. Pero la rápida salida del guardameta Chiotis desbarató su tiro picado. Era el comienzo.
Mientras, los hinchas chipriotas disfrutaban de lo lindo viendo como la victoria estaba más cerca de su lado, sobre todo cuando Charalabides empujaba fuera un gol cantado.
No puedo creer que vayamos a llegar 0-0 al descanso con éstos”, dije segundos antes. Tras la ocasión, “mejor me callo”…

UN CLUB CON GRAN CORAZÓN
Decía el entrenador del APOEL, Ivan Jovanovic
, al conocer el resultado del sorteo, que el suyo era “un club modesto con gran corazón”.
Y por corazón ganó el APOEL al Atlético. Porque lo del martes fue una derrota, no nos engañemos. Y si no, que se lo pregunten a los 2.500 chipriotas que salieron a celebrarlo en torno al GSP Stadium (que no GPS, como he leído por ahí).
A cada balón que controlaba uno de rojiblanco, tenía en derredor suyo tres de amarillo. Cada mal control, significaba una recuperación chipriota. Cada bola en la frontal, se encontraba con nueve hombres por delante que superar.
“Están mejor físicamente”, comentaba un compañero de fatigas. Pero cómo puede un equipo de Chipre estar mejor que un Atlético de Madrid físicamente, por mucho que lleven jugando rondas previas desde mediados de julio.
Y sería mentir si dijéramos que vinieron a encerrarse. Cada vez que recuperaban salían valientes a la contra. Y no perdieron ni un segundo de tiempo. Algo de agradecer y que por desgracia se ve poco en España.
Para mi gusto, el Atleti apenas tuvo 10 minutos de fútbol. Del 50 al 60, aproximadamente, en los que una jugada personal de Jurado, un par de tiros de Agüero, una falta de Simao y un disparo de Forlán, hicieron presagiar que la suerte chipriota estaba echada. A todos respondió notablemente Chiotis. Y pronto nos dimos cuenta que lo que estaba echado era el repertorio rojiblanco… por los suelos.

EL TIRO LEJANO DE FORLÁN, ÚNICO RECURSO
Durante esa media hora, el único recurso fue el disparo lejano de Forlán. Dicen que el uruguayo se echó el equipo a la espalda. Pero si el único medio que tiene este equipo para derrotar a un APOEL es que Forlán les mate a zambombazos, apaga y vámonos.
Dicen los libros de fútbol que ante un equipo encerrado atrás no se debe entrar por el centro, sino por las bandas. Pero ni Simao, ni Maxi, ni Sinama después, ni mucho menos Antonio López y Perea (¿alguien ha visto alguna vez un lateral que apure línea de fondo en el Calderón?) lo hicieron.
Al final, uno de esos cañonazos de Forlán sacó astillas a la escuadra. Pero el resultado no se movió. Hubiera sido injusto.
En Nicosia, celebraron el empate como si hubieran ganado la Copa de Europa. El martes, puede que el Atleti la perdiera.

6 comentarios :

miguel diaz dijo...

Jose,

No estuve en el partido y no pude ver más que 30 minutos seguidos de partido por internet. Por lo poco visto, por los comentarios de la radio y los vuestros, me da la sensación de que Abel también tuvo algo que ver en este empate.

un abrazo. miguel

Anónimo dijo...

Lamentable el partido. Lamentable en conjunto, porque a éstos habría que meterles 3, como el año pasado al PSV (aunque el PSV está a años luz del APOEL), lamentable Cléber, lamentable circulación de balón.

Una cosa que también lamento, -y ésto ya es más personal-, es que la mayoría del respetable silbe el himno de la Champions. Pero vamos a ver: Llevamos 13 años intentando entrar en esta competición (... la Liga de Campeones es mi obsesión... como reza el cántico), y silbamos el símbolo característico de esta competición? Estoy de acuerdo que el Sr. Platiní nos la lió -y bien- el año pasado, pero el pasado pasado es, y, en mi opinión, estropear ese momento mágico con lo que creo que todos soñábamos (ese himno de la Champions resonando en el Calderón)
es bastante triste.

Por lo único que recordaré este partido durante un tiempo es que me encontré y pude saludar en la zona de oficinas de tribuna al gran José Antonio Martín "Petón", con su bufanda rojiblanca buscando el box de comentaristas de la SER.

Un saludo a todos los atléticos.
Ricardo.

FERNANDO SANCHEZ POSTIGO dijo...

Vienen unos chipiotras con un portero griego de 32 años y nos empatan. Peor imposible, bueno si, si damos más tiempo a Gil Marín y Cerezo son capaces de ello como han demostrado muchas veces.

un abrazo.

Luis dijo...

Joder a ver si mañana el Atleti da en el Camp Nou lo que tienen que dar y ganan el partido.
Este equipo tiene que remontar el vuelo y la continuidad de Forlan y Aguero tiene que notarse.

Un saludo y veran mañana!!

atletista sin solución dijo...

Todo el mundo contaba con los tres puntos de este partido, pero la realidad es otra.

Pensamos lo mismo, que la clasificación para siguiente ronda está muy complicada, pero seguro que habrá más resultados que sean una sorpresa a lo largo de la liguilla. A favor y en contra.

Abrazos, José.

India rojiverde dijo...

No pude verlo, y en el Carrusel Deportivo sólo hablaban del Madrid (no sé de qué me sorprendo, la verdad). Pero visto lo visto, casi me alegro.