jueves, 22 de diciembre de 2011

Morir matando

“¡Manzano muérete, Manzano muérete, Manzano muérete!”, gritaba encolerizada la grada del Calderón a un entrenador que llevaba muerto desde antes de firmar como técnico del Atlético de Madrid.
Lo dije en Twitter el día que fue “renovado" por tres partidos: “¿A esperar que nos elimine el Albacete?”.
Y así ha sido, la ineptitud de la directiva ha permitido sentarse tres partidos más a un entrenador que todos sabían que no continuaría, pasase lo que pasase, y que conocía que su sustituto ya tenía nombre y apellidos: Diego Pablo Simeone.
Lo dije en la previa: “No sé con qué cara podrá mirar este miércoles a sus jugadores para darles las consignas frente al Albacete, cuando todo el mundo sabe que tras Navidades no estará en el banco”.
No me entra en la cabeza cuáles han sido los arcanos que han impedido que nuestros ilustrados dirigentes hayan sentado en el banquillo para estos tres partidos a un tándem formado por Vizcaino y Baraja. Incluso Cerezo dirigiendo desde el banco podría haber dado un resultado más fiable para estas tres citas. O un mono con dos platillos.
Pero no un hombre al que han restado la poca autoridad que podía quedarle cuando llegó.

AMBIENTE DE "GALA" PARA UNOS DIECISEISAVOS DE COPA
Ayer me senté en el segundo anfiteatro lateral ante los numerosos huecos en la grada (15.000 personas). Sin embargo, el ambiente era “de gala” para una primera cita de Copa (2.500 manchegos en el Fondo Norte) viendo los precedentes (Alcoyano, Granada 74, Marbella, Universidad de Las Palmas...), donde nunca se pasó de los 5.000-8.000 espectadores, con las eliminatorias sentenciadas en la Ida.
Esta vez era distinto, la ocasión lo merecía ante el “reto” de tener que remontar por vez primera ante un equipo de inferior categoría (El Atlético perdió anoche el "honor" que le quedaba de ser el único "grande" que nunca había sido eliminado en la historia reciente por un Segunda o Segunda B)
Sin embargo, a los 20 segundos el que pegaba era el Albacete. Balón perdido en medio campo por Assunçao, dos toques rápidos, y Víctor Curto le pega raso junto al palo derecho de Asenjo (0-1). Al Atlético ya no le valía un gol... ni dos... tenían que ser tres.

UNA OCASIÓN EN 45 MINUTOS
Pero no llegó ninguno, de hecho, en todo el primer acto, la única ocasión clara la tuvo Adrián en un mano a mano con Campos tras un pelotazo largo... pero la mandó al lateral de la red con todo el tiempo del mundo para pensar.
El Atleti tenía que tocar rápido ante un Albacete que dio una lección de fútbol. Presionando en línea de tres cuartos a todo un Primera División en su propio estadio, entrando en campo rival con seis futbolistas en cada jugada, obligando a tocar de primeras (y mal) a los jugadores rojiblancos, y desquiciando a Filipe Luis y a Juanfran en cada saque de banda por no tener ni un apoyo...
De esta forma, el Atlético no consiguió hilvanar tres pases en la primera media hora, y sólo en los minutos finales del primer tiempo, gracias a que los manchegos bajaron el ritmo, Diego pudo encontrar algo más de libertad entre líneas, probar fortuna en un par de disparos lejanos, y encontrar a Godín y a Koke en dos remates que se perdieron fuera.
Pero el Albacete parecía en cada contra el Real Madrid (marcaron a los 20 segundos, de blanco. Igual que el Mallorca), y pese a lo que quedaba por delante, la remontada parecía una quimera.

Y MANZANO MUERE MATANDO
Y tras el descanso, la afición descubre horrorizada que Manzano ha quitado a Diego para meter a Pizzi. Y uno piensa: normal, quiere morir matando.
Y cuando sale a calentar Joel, me imagino al jienense llamándole para decirle: Amigo, vas a salir por Falcao. Muévete bien por arriba, y que te cuelguen balones...
Y no estaría mal que lo hiciera, porque ¿no se ha reído Cerezo con los lunes al sol...? Pues ahora se ríe él.
Y sin el único en medio campo que la mueve con criterio, es preocupante ver cómo Koke pierde y pierde balones en la zona ancha (con lo bien que estuvo el año pasado), y Filipe Luis no se va por su banda ni de un alevín, y Falcao choca contra los centrales albaceteños como un quinceañero desorientado (no les ganó la posición ni en una sola jugada) y sólo aparece para colocar cuidadosamente el balón al portero en cada saque de puerta...
Y, para más inri, es el Albacete el que llega, con un mano a mano de Curto que salva Asenjo en la salida, y un tiro cruzado de Tete que detiene el palentino.

Y LA AFICIÓN, DESORIENTADA
Y acostumbrados a los comentarios de tus compañeros de fatigas en el Fondo Sur, uno se sorprende de la desorientación de la hinchada en el lateral. Unos culpan a Manzano por no hacer cambios (¿a quién quieren que meta...? Y es más ¿qué le dices a Manzano con lo dicho anteriormente...?); otros hablan de lo malo que es Filipe... o Gabi... o Miranda; otros apelan a la mala suerte “porque el Albacete se lleva todos los rechaces”; o insultan al portero manchego por perder tiempo y llaman paletos a su orgullosa afición por la gesta que están protagonizando.
Y los más, corean el “¡Ole, ole, ole, Cholo Simeone! y confían en que el argentino “venga con el látigo” y los ponga firmes.
Pero no se dan cuenta que al Cholo el látigo se lo quitarán antes de entrar al vestuario. Y el cinturón. Y los pantalones. Y le dejarán claro qué es lo que hay antes de empezar. Y le sugerirán qué tal le viene este brasileño del Palmeiras o este portugués del Braga... Y a seguir tragando.
Y todavía había gente anoche que se preguntaba si nos vamos a Roma... A buscar al Papa.

3 comentarios :

David dijo...

Lo de ayer fue el mayor ridiculo del Atletico de Madrid en los ultimos 10 años junto al 0-6 con el Barça. Otro triste capitulo de nuestra historia y a seguir tragando.
Pienso como tu, al Cholo se lo van a cargar. Tanto tiempo hablando de el y le fichan a mitad de temporada con un proyecto roto y ya con una competicion menos.

Un saludo

Wario dijo...

El Cholo sabe donde se mete, que lo hubiera pensado mejor...

A mi este Atleti de los Gil me tiene muy harto.


Un saludo.
Paseo Melancólicos - El malo de la película con las últimas declaraciones de Gil Marín.

Rafael dijo...

Jose, te deseo felices fiestas y un felíz año en compañía de tus seres queridos.

Ojalá este año tengas que hacer un artículo referido a la marcha de los Golfos.

Un saludo.